Centros de salud Por S. A. D. Domingo, 30 Diciembre 2018 11:55
revista 'salamanca médica'

"Estamos volviendo a centrar la Atención Primaria en resolver la urgencia, como en los ambulatorios antes de la reforma”

El doctor Luis García Ortiz, que participó en el diseño del actual modelo sanitario, observa con preocupación su "estancamiento" por falta de recursos y de planificación

Vote este artículo
(0 votos)
Luis Ortiz, en su despacho del centro de salud de La Alamedilla. Luis Ortiz, en su despacho del centro de salud de La Alamedilla.

El último número de la revista 'Salamanca Médica' recoge una amplia entrevista con el Dr. Luis García Ortiz, médico en el centro de salud de La Alamedilla, en Salamanca, y responsable de una de las Unidades de Investigación de Atención Primaria más reconocidas del país. Desde la visión privilegiada de quien participó en la definición de los cimientos del actual sistema sanitario, observa con preocupación la posibilidad de que la falta de medios y de planificación conviertan de nuevo la Atención Primaria en lo que fue antes de la reforma sanitaria que la colocó en el centro del sistema.

Vivió los inicios del sistema sanitario español tal y como hoy lo conocemos, que está reconocido como uno de los mejores del mundo. ¿Diría que en estas tres décadas ha evolucionado a mejor o a peor?

El sistema sanitario español arrancó muy fuerte, con muchas ganas y mucha ilusión. Al principio nos basamos un poco en el sistema inglés, pero yo creo que lo superamos con creces, porque el diseño establecido en la Ley General de Sanidad está bastante bien y todas las partes pusieron mucho empeño en su desarrollo, tanto la administración, que creo que tenía claro lo que quería, como los profesionales, que lo vimos como un reto y pusimos muchas ganas para sacarlo adelante. Durante mucho tiempo el modelo se desarrolló mucho, pero siento que llevamos diez o doce años en los que eso está en decadencia, empeorando a pasos agigantados. Con el tiempo, cualquier sistema mejora o empeora, pero no se mantiene plano; en nuestro caso, se ha dejado de invertir, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista de objetivos, nuevos diseños, etc. Me da la impresión de que este sistema está un poco estancado. Se ha dejado de inyectarle fondos, pero también ideas.

¿Entonces no se trata sólo de un problema de recursos? 

Existe un problema importante de recursos, pero también de tener claro hacia dónde quiere ir el sistema sanitario.

En su opinión, ¿qué le falta al modelo de Atención Primaria para que pueda responder a las necesidades actuales de una población que no es la misma que la de hace más de 30 años?

Yo creo que la Atención Primaria se ha ido distorsionando. Era un sistema basado en el seguimiento prolongado de la población, en dedicar un tiempo, no sólo a actividades de curación, sino también de promoción de la salud y de prevención. Eso ha ido complicándose mucho. Por una parte, porque al reducir recursos, el sistema se ha visto sobrecargado. La población ha envejecido, y necesita más atención; si antes era suficiente un médico para 2.000 habitantes, ahora ya no lo es. Por otro lado, se ha incrementado la cartera de servicios. Creo que actualmente la Atención Primaria se está centrando mucho en resolver la urgencia, y no a planificar para proporcionar una atención continuada, que es lo que posiblemente mejore la salud de la población y haga que esté mejor atendida, e incluso que los recursos se gestionen mucho mejor.

Hace no muchos años, uno llamaba al centro de salud y ese mismo día, o al día siguiente, tenía consulta con su médico de Familia. Ahora existen demoras que superan la semana. ¿Qué está ocurriendo?

El problema actual de recursos es importante. Empezaron a recortarse y la época de crisis lo acabó de estropear, lo que hizo que las plantillas no se incrementaran. Tampoco ha ido muy bien la política de personal, y ya estamos notándolo: aunque haya dinero para contratar, no hay profesionales para poder contratarlos.

Un problema serio que no se cansa de recordar el Colegio de Médicos, desde donde se advierte que el 40% de la plantilla de médicos de Atención Primaria en Salamanca se va a jubilar en este lustro y no hay ‘repuesto’ suficiente…

Exacto, y no se está planificando cómo solucionar eso. Es algo que vemos con mucha preocupación, porque cada vez es más complicado trabajar. Antes, en la época de verano, por ejemplo, bajaba un poco la demanda asistencial y podías dedicarte a resolver otros problemas o a centrarte un poco más en la investigación; ahora el verano es una época de locos, porque los profesionales tienen que irse de vacaciones y para los que se quedan no es lo mismo atender una consulta que atender dos o tres. Da la sensación de que estamos ‘apagando fuegos’ constantemente.

(...)

Puede leer la entrevista completa pinchando aquí.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.