Servicios Sociales Por Martes, 17 Junio 2014 18:02
BALANCE DE 2013

Cáritas incrementa un 40% la partida económica que destina a ayudas de primera necesidad para familias de Salamanca

Aunque lanza un mensaje de esperanza, la organización diocesana muestra su preocupación por la "herida de la desigualdad" que dejará abierta la crisis

Vote este artículo
(0 votos)

Como cada año, ante la proximidad del Día de la Caridad, que se celebra el domingo, Cáritas Diocesana de Salamanca ha presentado la memoria de actividad correspondiente al ejercicio anterior. En 2013, lejos de percibir una mejora en la difícil realidad que viven muchos hogares de la provincia, la organización ha detectado un incremento de las situaciones de necesidad, en buena medida sufridas por familias que antes disfrutaban de una situación normalizada.

 

Esto ha hecho que la entidad haya tenido que intensificar sus esfuerzos "en todas las áreas de trabajo", pero especialmente en su Servicio de Acogida y Atención Primaria, al que ha destinado más de 1,22 millones de euros, un 40% más que en 2012, para ayudas de primera necesidad, principalmente para facilitar el pago de la vivienda, de alimentos, de suministros básicos y de gastos de farmacia.

Así lo han explicado esta mañana Moisés Sánchez Ramos, delegado episcopal de Cáritas Salamanca; Carmen Calzada, directora de la institución diocesana y José María Rodríguez, secretario general, en una rueda de prensa en la que han puesto de manifiesto que a lo largo de 2013 fueron atendidas 13.423 personas desde los distintos recursos de la entidad.

Respecto a la respuesta primaria, en este periodo se realizaron 9.791 atenciones, concediéndose 5.575 ayudas económicas de primera necesidad, 2.069 más que en 2012, y llegando a más de 3.200 familias. Según Calzada, estos datos ponen sobre la mesa un aumento de las situaciones de vulnerabilidad que tienen tres características fundamentales: "son más intensas, más extensas y más crónicas", lo que demanda una atención que debe ir más allá de lo puntual.

Para la representante de Cáritas Salamanca, esta realidad tiene que situarse en un contexto social marcado especialmente por dos circunstancias, el desempleo y los problemas de acceso a la vivienda. En el primer caso, Calzada ha recordado que el paro "casi se ha duplicado desde 2008", y afecta a más de 34.200 personas en la provincia, de las cuales "19.038 son desempleados de larga duración que han agotado todas las ayudas". Además, 14.300 familias sufren el drama tener sin trabajo a todos sus miembros activos. En cuanto a la vivienda, ha indicado que según los datos del INE del mes de abril, en Salamanca existen "33.766 viviendas vacías" -la tercera cifra más elevada de Castilla y León, después de Valladolid, Burgos y León- y que 2103 fue "el año de la crisis con más ejecuciones hipotecarias", con medio millar en la provincia.

Perfil de los usuarios

Entre las personas atendidas por la organización desde sus distintos programas hay, sobre todo, "familias de padres jóvenes con hijos pequeños y que han perdido su trabajo; familias sin ningún ingreso; parados de larga duración sin prestaciones ni apoyos familiares; hogares monoparentales, constituidos principalmente por mujeres con hijos y escasos recursos; personas con empleos precarios y mayores con ingresos que no llegan para cubrir sus necesidades básicas". La edad media de los usaurios se sitúa entre los 25 y los 55 años, y se ha registrado "un aumento importante" del número de españoles que demandan ayuda, convirtiéndose actualmente en la mayoría.

Además, la situación no parece estar mejorando, a pesar de los mensajes oficiales que apuntan a la existencia de signos de recuperación, porque en el primer semestre del año Cáritas Salamanca ha detectado aún mayores niveles de necesidad. "No decimos que a nivel macroeconómico no haya signos de recuperación, pero eso no está llegando a las familias porque, de hecho, siguen incrementándose las personas que han agotado todas las ayudas posibles", ha subrayado Carmen Calzada, quien considera necesarias "mayores cotas de protección social".

De hecho, la directora provincial de la organización diocesana ha reconocido que una de las cuestiones "que más nos preocupa" es "la herida de la desigualdad" que probablemente se mantendrá abierta después de la crisis. Pese a todo, los tres representantes de la entidad han querido lanzar "un mensaje de esperanza" ante el "progresivo empobrecimiento" de la sociedad. "Nosotros decimos Pobreza creciente; derechos menguantes; esperanza latente, porque la esperanza es la única manera de promover el cambio", ha apuntado.

En esta línea se basa el lema de la campaña programada por Cáritas, que, a través de sus proyectos, "hace realidad auténticas zonas liberadas para recuperar los derechos y la dignidad de las personas"; que invita a los ciudadanos "a cambiar su mirada de la realidad, a descubrir los tesoros escondidos en las personas vulnerables, en las que están al margen"; que les insta "a ser motor de oportunidades", a "vivir con sencillez para hacer posibles nuevos espacios comunes de vida, de benevolencia, de justicia y de solidaridad".

Más datos

Además de la actividad registrada en el ámbito de la atención primaria, Cáritas Diocesana de Salamanca desarrolló el pasado año una intensa labor en otras áreas de actuación. Éstos son algunos de los resultados:

  • Dentro del Área de Animación Comunitaria, la entidad trabajó con 557 jóvenes y adolescentes; 390 personas inmigrantes se beneficiaron de las actividades interculturales del centro Baraka; acompañó a 961 familias en un proceso de promoción para prevenir situaciones de desestructuración personal y familiar; 267 personas participaron en talleres ocupacionales y culturales y 173 mayores recibieron apoyo en varias parroquias de la ciudad.
  • En el Área de Inserción Laboral, Cáritas realizó "un gran esfuerzo", destinando más de 351.000 euros. A lo largo de 213 se consiguieron 210 inserciones, que aumentaron "un 98% respecto a las 106 del ejercicio anterior". En este recurso fueron acogidas 1.446 personas.
  • En el Área de Inclusión Social, los datos más destacados son las 600 personas que obtuvieron una atención personalizada en el centro penitenciario de Topas y las 10.382 estancias registradas en el centro de ccogida Padre Damián para Personas Sin Hogar. Además, 203 personas recibieron apoyo y tratamiento en los servicios de drogodependencia; 153 participaron en el proyecto Espacio Abierto y 76 fueron atendidas en el Proyecto para Personas Afectadas por VIH-sida, de las cuales 23 residieron en Casa Samuel para enfermos.
  • Para desarrollar ésta labor y la que realiza desde el resto de sus servicios y programas, Cáritas Salamanca invirtió en 2013 casi cuatro millones de euros, produciéndose un déficit con respecto a los ingresos de algo más de 6.600 euros. "La respuesta de Cáritas no hubiera sido posible sin la ayuda solidaria y económica de muchas personas que desinteresadamente prestan su apoyo por conseguir una sociedad más justa y fraterna, digna e igualitaria para todos", han recordado sus representantes, que también han destacado "la importante labor de los 702 voluntarios" que participan en sus proyectos.

 


    Deja un comentario

    No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    *Campos obligatorios.