Vademecum Por S.A.D. Viernes, 17 Marzo 2017 19:14
LA MÁS DEMANDADA EN ESPAÑA

Origen y técnicas de la cirugía de aumento de pecho

La aparición de la silicona marcó un antes y un después en estos tratamientos

Vote este artículo
(0 votos)
Tanto el aumento como la reducción de la mama requieren especialistas cualificados. Tanto el aumento como la reducción de la mama requieren especialistas cualificados.

La operación de aumento de senos se encuentra a la orden del día, aunque no es algo precisamente novedoso. Gracias a las nuevas tecnologías, la difusión de la información y sobre todo los avances médicos, esta práctica está muy extendida y puede realizarse en casi cualquier lugar del mundo.

Es el tipo de cirugía estética que más se realiza en España. Se pueden encontrar centros en Madrid que cuentan con los mejores cirujanos y a precios muy competitivos.

Los tratamientos de aumento de pecho tienen sus orígenes en 1895 con los primeros intentos de implantes. El primer caso conocido es un trasplante de grasa procedente de un lipoma o tumor benigno de la propia paciente. Al poco tiempo empezaron a verse nuevas tentativas, lo que deja claro el fracaso de esta primera técnica.

Los siguientes injertos pasaron de malos a desastrosos, y cada cual más pintoresco, desde bolas de vidrio a marfil. Las inyecciones de parafina tuvieron un resultado horrible, y los implantes de caucho, cartílago de buey o gutapercha dieron paso a otros materiales como las pastillas de polietileno, polivinilo, esponjas de espuma de poliéster o teflón.

Estas técnicas tuvieron muy graves consecuencias ya que el implante poco a poco era invadido por tejido fibroso y las prótesis se solidificaban y endurecían. Esto producía un intenso dolor en las pacientes con lo que era necesario retirar el implante, recurriendo a veces a una mastectomía radical para subsanar el daño.

La aparición de las siliconas marcó un antes y un después en las operaciones de aumento de busto. Las primeras intervenciones se realizaron con inyecciones de silicona líquida o gelatinosa, pero no fueron la mejor idea. La movilidad incontrolada de este este material era problemática hasta tal punto que podía producir embolia pulmonar o cerebral. En 1962 surge la primera técnica de confianza, una prótesis hecha con una bolsa de silicona, muy similar a las actuales. Este método fue desarrollado por Cronin y Gerow, considerados los padres de la cirugía de aumento de pecho mediante implantes.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.