Centros de salud Por S. A. D. Jueves, 01 Febrero 2018 12:20
Aepap y sepeap presentan la iniciativa 'Confianza'

Campaña nacional de recogida de firmas para consolidar el derecho de los niños a tener pediatra en su centro de salud

Se requiere una media anual de 240 nuevos especialistas ante las próximas jubilaciones, necesarios para una población vulnerable, de forma especial los bebés prematuros

Vote este artículo
(0 votos)
Las doctoras que han presentado el foro y la campaña de recogida de firmas, esta mañana. Las doctoras que han presentado el foro y la campaña de recogida de firmas, esta mañana.

La AEPap y la SEPEAP quieren llegar a las 500.000 firmas para exigir que las administraciones que garanticen el derecho de todos los niños y adolescentes a tener un médico especialista en pediatría en los centros de salud, ya que su papel es clave en esta etapa, de forma especial para evitar complicaciones en el desarrollo de los bebés prematuros.

“Dado que los pediatras llevamos más de 15 años denunciando la situación de la Pediatría en España, sin ver soluciones eficaces, hoy día 1 de febrero iniciamos la campaña Confianza de recogida de firmas, junto con la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), cuyo objetivo es exigir que las administraciones garanticen el derecho de todos los niños y adolescentes a tener un médico especialista en Pediatría en los centros de salud del sistema sanitario público español”, afirma la doctora Concepción Sánchez Pina, presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), durante la rueda de prensa de inauguración de su 15º Curso de Actualización, que se celebra en Madrid del 1 al 3 de febrero.

El curso cuenta con talleres y seminarios para grupos pequeños de profesionales, que son el principal distintivo del curso y que hacen que tenga una gran aceptación. "Se trata de 56 actividades opcionales diferentes, repartidas en cuatro tramos horarios, con importantes ponentes de todo el territorio nacional”, señala la doctora María Jesús Esparza, coordinadora del curso.

Además, “destacan las mesas redondas El pediatra ante los niños del mundo, que recogerá dos temas sociales muy importantes como son la atención al menor inmigrante y el papel del pediatra ante los niños adoptados, y la mesa Novedades en Prevención, que tratará dos temas fundamentales como son la presentación del protocolo de seguimiento del prematuro con un peso inferior a 1.500 gr y menor de 32 semanas y la vitamina D después del año”, afirma la coordinadora.

Solución al déficit de pediatras en España

La rueda de prensa ha servido para poner de manifiesto la preocupación de los pediatras sobre la situación de la Pediatría de Atención Primaria en España, y para pedir a los ciudadanos, padres y familiares de los niños, su implicación en la campaña de recogida de firmas Confianza, junto con la SEPEAP. “Nombre que hemos elegido ya que es en los pediatras de los centros de salud en quien los padres confían la salud y atención de sus hijos”, aclara la doctora Concepción Sánchez Pina.

Actualmente, y según los últimos datos publicados en el Observatorio del portal estadístico de Atención Primaria del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, hay un total de 6.426 plazas de Pediatría de Atención Primaria en nuestro país, lo que supone una media de 1.031 niños por pediatra de AP en el Sistema Nacional de Salud. Además, el número de pediatras que se incorporan a la AP es cada vez menor, “los últimos 10 años se han creado muchas menos plazas de Pediatría de AP y los ciudadanos están continuamente demandando la ampliación del servicio”, matiza la doctora Sánchez Pina.

Según la Encuesta sobre la situación del Médico de Atención Primaria elaborada por la Organización Médica Colegial (OMC) en el año 2016, solamente un 33% de los pediatras de AP son menores de 45 años, por lo que “estimamos que se necesitan una media de 240 pediatras en AP nuevos anualmente para cubrir las jubilaciones de esta década, eso sin contar las plazas de nueva creación”, señala la presidenta de la asociación.

En el caso de Madrid, “en un número cada vez mayor de centros de salud hay plazas de Pediatría sin cobertura, y en la totalidad de los centros es prácticamente imposible cubrir ausencias temporales por vacaciones, enfermedad o los tramos horarios de compañeros con reducción de jornada. Esto supone que el resto de compañeros del centro tienen que asumir la asistencia de los pacientes asignados a esos cupos, con la consiguiente sobrecarga de trabajo”, apunta la doctpraAdoración Bejarano, presidenta de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap). También ha manifestado que “de las últimas cuatro promociones de residentes de Pediatría en España, solo entran en AP una media de 114,5 residentes, menos de la mitad de lo necesario”.

Asimismo, durante la rueda de prensa se ha presentado el Decálogo de propuestas de mejora de la Pediatría de AP, un claro documento que recoge las ideas de la asociación para contribuir a mejorar la situación de la Pediatría en los centros de salud.

Ambas expertas coinciden en la importancia de solucionar el problema mediante un compromiso en la reposición de las jubilaciones, “así como un incremento del número de plazas de MIR de Pediatría, y una mejora de las condiciones laborales necesarias para cubrir la demanda de la atención pediátrica y mantener la calidad del modelo”, concluyen.

Factores que influyen en el nacimiento de bebés prematuros

El número de niños prematuros se ha incrementado durante los últimos años en la mayoría de países desarrollados, incluso en aquellos que cuentan con mayor asistencia sanitaria y mejores apoyos sociales, como es el caso de los países nórdicos. “España se ha mantenido en una tasa de alrededor del 8%, lo que la posiciona a mitad de la tabla en comparación con otros países europeos”, afirma la doctora Carmen Rosa Pallás Alonso, jefa del Servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid y ponente de la mesa redonda sobre el Protocolo de seguimiento de niño prematuro.

La doctora Pallás explicaque pueden ser muchos los factores que influyen en el nacimiento temprano.“Se sabe que los trabajos con esfuerzo físico o con turnos nocturnos contribuyen a aumentar la prematuridad, así como las situaciones de estrés mantenido. Por otro lado, las técnicas de reproducción asistida favorecen las gestaciones múltiples y estas a su vez se asocian con prematuridad”.

Por el contrario, un reciente estudio español muestra cómo la implantación de la nueva ley sobre la prohibición de fumar en lugares públicos, supuso una reducción inmediata del 4,5% en la tasa de prematuridad.

Según explica la experta, el feto está programado para madurar en el ambiente intrauterino, muy diferente al ambiente externo, lo que supone que cuando el niño nace antes de tiempo “se rompen los niveles hormonales, ciertos mediadores, nutrientes, etc, y, aunque éste tenga poca patología en relación con su prematuridad, su maduración no se va a producir en el ambiente óptimo y va a estar expuesto a estímulos que su cerebro no puede integrar, ni tampoco responder adecuadamente a ellos”, aclara la doctora Pallás.

Prevención y equidad en la atención

La prematuridad es un hecho irreversible y los esfuerzos deben ir dirigidos a su prevención.“Tenemos que tener en cuenta que el 8% de los bebés son prematuros y que algunos de ellos presentan múltiples problemas de salud”, expone la doctora, y añade que “los niños prematuros tienen más riesgo de presentar problemas en el desarrollo, no obstante los estudios muestran que si se hace un adecuado seguimiento la evolución es mejor”.

El manejo de los niños prematuros es complejo y requiere muchos cuidados, sobre todo, el de aquellos que nacen con menos de 32 semanas, “tenemos la suerte de que en España hay excelentes neonatólogos y pediatras de Atención Primaria, que trabajando en equipo con todos los especialistas implicadosproporcionan una atención óptima”.

En el protocolo de seguimiento del prematuro menor de 1.500 gramos o 32 semanas, aparecen una serie de recomendaciones basadas en pruebas, que ayudan a que las alteraciones que puedan aparecer en el desarrollo se detecten precozmente o incluso que se puedan prevenir.

Por otro lado, este protocolo también intenta, independientemente de donde hayan nacido, reciban una atención similar, es decir, que la atención tras el alta esté basada en la equidad y que no dependa de la Comunidad Autónoma en la que haya nacido el niño.

De esta manera, el pediatra de Atención Primaria que está más próximo a la familia será quien vea al bebé con mayor frecuencia, de ahí la gran importancia de su papel. “Aunque vamos mejorando, todavía nos falta un poco de recorrido para que desde antes del alta las unidades neonatales impliquen a los pediatras de Atención Primaria en el seguimiento de los niños”, concluye la experta.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.