Centros de salud Por S. A. D. Lunes, 12 Julio 2021 17:24
SEPEAP

Los pediatras advierten a los adolescentes del peligro del sol y su relación con el cáncer más frecuente

Sólo uno de cada diez niños entre 14 y 17 años emplea fotoprotección mayor de F-15

Vote este artículo
(0 votos)

La protección solar de los menores es un asunto muy importante en el que los padres tienen una labor esencial. La mayor parte de la radiación solar que recibe a lo largo de la vida un ser humano se recibe a lo largo de la infancia y el factor de riesgo más importante asociado al cáncer de piel es la radiación ultravioleta.

“El cáncer de piel es el tipo más frecuente de cáncer, y probablemente también es el más fácil de prevenir, ya que la exposición solar es el factor de riesgo asociado más importante” afirma la Dra. Begoña Pelegrín, responsable del grupo de trabajo de dermatología de la SEPEAP. Esta asociación aparece, tanto si se trata de una exposición moderada, pero prolongada a lo largo de los días, como si se trata de exposiciones solares intensas en periodos cortos de tiempo. Tanto la quemadura como la exposición acumulada al sol se puede combatir con cremas protectoras.

Los niños pequeños usan correctamente los protectores, porque sus padres y cuidadores asumen la responsabilidad de aplicárselos con regularidad, pero la adherencia a la protección solar disminuye abiertamente con la edad. En un estudio realizado en 2013, se demostró que solo el 10% de los estudiantes de entre 14 y 17 años aplicaban un factor menor de 15 cuando realizaban actividades al aire libre.

Piel más sensible

La piel de los menores de edad es más sensible que la de los adultos, y la radiación ultravioleta penetra con más facilidad. El mejor fotoprotector es aquel con un índice de protección solar suficiente (al menos, ≥30), que cubre un amplio espectro (radiaciones UV A y B), se aplica en cantidad suficiente (2 g/cm2) y se reaplica con regularidad (sobre todo, después del baño y el ejercicio físico).

La aplicación de cremas protectoras del sol debe minimizarse en bebés menores de seis meses, ya que la inmadurez de su piel aumenta el riesgo de absorción por parte de la piel. De modo genérico, en la edad pediátrica es preferible usar fotoprotectores físicos o inorgánicos para minimizar los riesgos de sensibilización y toxicidad. En niños se recomienda aplicar al menos 2 gramos por cm2 de protector 30 y volver a aplicarlos cada dos horas o después de cada baño o el ejercicio físico vigoroso que provoque mucho sudor.

Otras formas de protección solar a las que el niño debería acostumbrarse son usar barreras físicas como: ropa con factor de protección, gafas de sol y sombreros y procurar evitar la exposición solar directa en las horas centrales del día. “Además de en la época veraniega es importante protegerse del sol durante todo el año, aun que por la vestimenta es más fácil estar menos protegidos del sol en verano” afirma la Dra. Begoña Pelegrín.

 

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.