Centros de salud Por S. A. D. Martes, 04 Agosto 2020 11:45
CRISIS SANITARIA

Los pediatras de Atención Primaria proponen que todas las consultas presenciales se fijen tras una valoración telefónica previa

La AEPap elabora un documento con sugerencias para proporcionar una atención segura a los menores en los centros de salud durante el otoño y el invierno

Vote este artículo
(0 votos)

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha elaborado un documento de propuestas sobre cómo debería ser la organización de las consultas de Pediatría en los centros de salud durante los próximos meses de otoño-invierno. Entre ellas se encuentran la de fijar las consultas presenciales tras realizar primero una valoración telefónica y la de establecer circuitos diferenciados por franjas horarias.   

El planteamiento, dirigido a las administraciones y gestores sanitarios, está basado en tres premisas: por un lado, "la adecuada atención a los niños con sospecha de infección por COVID-19 optimizando los recursos disponibles"; por otro, "el cuidado de los niños que no tienen sospecha de dicha infección para evitar su contagio en las consultas pediátricas de Atención Primaria" y, por último, "la protección de los profesionales sanitarios de Enfermería y Pediatría, así como del área de atención al paciente".

1.- La atención a los niños enfermos con sospecha de infección por COVID-19

Los pediatras de Atención Primaria (AP) explican que en el periodo comprendido entre octubre y febrero se presentan, además de cuadros catarrales, dos infeciones muy prevalentes: la bronquiolitis aguda, específica de la infancia, y la gripe, que afecta a todas las edades, pero cuya máxima incidencia se produce en los menores de 10 años. Desde la AEPap se recuerda que para ambas enfermedades existen test rápidos de diagnóstico, similares a la PCR del coronavirus, cuya disponibilidad en las consultas permitiría un diagnóstico certero, ayudando a diferenciar unos cuadros de otros, ya que clínicamente las tres patologías cursan con fiebre y cuadros respiratorios similares.

2.- El cuidado de los niños que no tienen sospecha de dicha infección para evitar su contagio en las consultas pediátricas de Atención Primaria

Durante los meses de verano, los pediatras de AP realizan "un importante esfuerzo por retomar todas las actividades preventivas y de promoción de la salud, como los programas de vacunación y las revisiones del niño sano". Como señala la Dra. Concepción Sánchez Pina, presidenta de la AEPap, "se debe continuar por ese camino, siempre que haya suficiente dotación de medios y tiempo para desarrollar los programas de salud infantil".

Atencion Primaria consulta PediatriaPara seguir llevando a cabo estas actividades con seguridad para los niños sanos, evitando posibles contagios de COVID-19, estos profesionales consideran necesario establecer dos circuitos de atención en los centros de salud: uno para los casos con sospecha de coronavirus y otro para los menores sin esa sospecha. Una clasificación "que conlleva mayor necesidad de tiempo por la colocación de los trajes individuales de protección (EPI), desinfección del material, consultas, etc., lo que hace necesario aumentar el personal de Atención Primaria".

Además, consideran que, para una mejor organización de las consultas, "es necesario que el primer contacto sea telefónico para poder indicar a los padres en qué momento y zona del centro de salud se les va a atender, proteger así a los niños y a sus acompañantes y optimizar los recursos". Otro aspecto para mejorar esta atención, añaden, será resolver algunos problemas "a través de fotografías o vídeos, que permiten a los pediatras valorar adecuadamente el caso sin necesidad de que el niño se acerque al centro de salud".

3.- La protección de los profesionales sanitarios de Enfermería y Pediatría y del área de atención al paciente.

"Si los pediatras de AP enferman, no podremos atender a la población, no hay suplentes ni recambio generacional para los pediatras de Atención Primaria. Dado que el virus circula en la comunidad, es necesario que tomemos medidas de precaución con todos los niños y adolescentes que acuden a los centros de salud", advierte la Dra. Sánchez Pina.

En base a estas tres premisas, las propuestas que realiza la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria son las siguientes:

CONSULTAS TELEFÓNICAS Y TELEMÁTICAS

✔ Se deben mantener las consultas telefónicas para establecer, si es preciso, una visita presencial. No se puede acudir al centro de salud sin la orientación previa del profesional sanitario.

✔ Se deben establecer también consultas telefónicas con los profesionales de Enfermería pediátrica.

✔ Su duración mínima debería ser de 10 minutos.

Ordenador teclado✔ Las llamadas telefónicas se complementarán con una plataforma para el intercambio seguro de información sensible y  aumentar así la capacidad resolutiva para intentar solucionar la demanda asistencial sin necesidad de consulta presencial.

✔ Aumentar las líneas telefónicas para evitar la demora de atención a los pacientes.

✔ Desarrollar sistemas informáticos para realizar videoconferencias que cumplan la Ley de Protección de Datos.

✔ Dotar de cámaras los ordenadores de las consultas.

✔ Disponer de una plataforma para el intercambio seguro de información sensible con capacidad suficiente para recibir fotos y vídeos de los usuarios.

✔ Potenciar la teleconsulta (e-consulta) con atención hospitalaria.

CONSULTAS PRESENCIALES

✔ Todas las consultas presenciales se deberían realizar previa valoración telefónica.

✔ Durante los meses de otoño e invierno circulan numerosos virus respiratorios que producen cuadros clínicos compatibles con SARS-CoV-2, como son el VRS (virus respiratorio sincitial), virus influenzae, Streptococcus pyogenes, rhinovirus, rotavirus, etc. Por ello, los pediatras consideran imprescindible aumentar la capacidad diagnóstica con test específicos.

salud vacuna medicina pixabay✔ Es prioritario dotar a los profesionales de tiempo suficiente para ponerse y quitarse el complejo equipo de protección individual con calma para evitar errores, mínimo 10 minutos antes y después de usarlo. Si la organización de circuitos de atención a niños con y sin sospecha tiene lugar en franjas horarias diferenciadas, se evitan varios cambios de EPI a lo largo de la jornada.

✔ Es necesario dotar los circuitos con sospecha de COVID-19 de lavabos cercanos independientes para los profesionales, a ser posible, dentro de la misma consulta.

✔ Se debe aumentar la dotación de servicio de limpieza de los centros de salud para la desinfección de las consultas tras la atención médica a casos sospechosos de infección por SARS-CoV-2.

PARA NIÑOS Y SUS FAMILIARES

✔ Salas de espera separadas para niños con cuadros respiratorios y febriles con respecto al resto de las consultas. Si es posible, se solicitará a los progenitores que acudan puntualmente a la cita o que permanezcan fuera del centro de salud o en el coche, para evitar el hacinamiento en las salas de espera. Cuando esto no sea posible por las características del centro de salud, los horarios diferenciados de cita tratarán de evitar que coincidan en la sala de espera niños con sospecha de COVID-19 con niños con otras patologías o del programa de salud infantil.

✔ En las salas de espera se deben respetar las normas de aislamiento, existiendo dos asientos vacíos entre dos familias.

✔ Acudirá un único familiar por niño.

✔ Es necesario el uso de mascarilla quirúrgica tanto por el adulto acompañante como por los niños mayores de 3 años, independientemente del motivo de la consulta.

OTRAS PROPUESTAS

✔ Si no hay profesionales sanitarios suficientes, se facilitará la agrupación de los horarios de atención.

✔ Reforzar el personal de los centros de salud para incrementar la capacidad de realización de las pruebas diagnósticas, realizar llamadas telefónicas para comunicar los resultados y poder realizar la búsqueda de contactos con celeridad.

✔ Aumentar el número de envíos diarios de las muestras de PCR al laboratorio de referencia, a las 9:00 y a las 16:00 horas, por ejemplo, para poder tener los resultados con la mayor celeridad posible, disminuyendo la incertidumbre y aislamiento de los casos sospechosos de COVID-19.

✔ Valorar el abono de horas extras a los profesionales para incrementar la dotación de personal del circuito respiratorio fuera de sus horarios asistenciales.

> Documento: Propuesta de abordaje y organización de las consultas de Pediatría de Atención Primaria en la pandemia por SARS-CoV-1 (otoño-invierno 2020-2021)

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.