Castilla y León será la primera comunidad autónoma española en crear comisiones de seguridad para abordar de forma conjunta, entre el profesional de referencia, la Policía, los profesionales del sistema de atención social, sanitario, judicial y todos aquellos que puedan aportar información, los casos de especial riesgo de violencia de género, con independencia de que exista o no denuncia de la víctima. El hecho de que solo un tercio de las víctimas mortales en España hubiera interpuesto denuncia obliga a mejorar los mecanismos de protección, incluso aunque la víctima no haya dado el paso de denunciar a su agresor o haya retirado la denuncia posteriormente.

Publicado en Servicios Sociales
Página 5 de 5