Hospital Por S. A. D. Jueves, 01 Junio 2017 17:47
800 EXPERTOS EN EL XIV CONGRESO DE LA SED

Hasta el 50% de los pacientes pueden cronificar el dolor tras una operación

La reunión aborda la medición objetiva del dolor como un reto indispensable para mejorar el diagnóstico

Vote este artículo
(0 votos)
Presentación del Congreso de la Sociedad Española del Dolor, esta mañana en Murcia. Presentación del Congreso de la Sociedad Española del Dolor, esta mañana en Murcia.

Si el abordaje del Dolor Agudo Postoperatorio (DAP) tras una intervención quirúrgica no se realiza de manera adecuada, hasta el 50% de los pacientes pueden llegar a cronificarlo. Así lo ha destacado el doctor Josep Luis Aguilar, jefe de Servicio de Anestesiología, Reanimación y Unidad del Dolor del Hospital Son Llàtzer de Mallorca, durante el XIV Congreso Sociedad Española del Dolor (SED) que se celebra hasta el sábado en Murcia.

“Es imprescindible impedir que la algesia alcance una intensidad alta inmediatamente después de la operación, para ello es necesario emplear analgesia multimodal (que incluye analgesia loco-regional), meticulosidad quirúrgica y prevención de la lesión nerviosa que pueda desencadenar en dolor neuropático agudo, entre otras cosas”, ha añadido.

Hasta el 40% de los pacientes sometidos a una intervención sufre dolor intenso en algún momento tras la operación e influye de manera directa en el retraso de la recuperación, en una estancia hospitalaria prolongada y en un incremento de las complicaciones y limitaciones funcionales, así como en la insatisfacción del paciente. En este sentido, el doctor Aguilar, alerta de que la prevalencia puede ser variable, “pero hasta un 26% de pacientes ingresados presentan DAP de intensidad elevada de entre 8 y 10 en una escala sobre 10".

Por todos estos motivos, los profesionales reunidos en este curso coordinado por el doctor Aguilar han hecho especial hincapié en que es clave reforzar la analgesia multimodal aprovechando las novedades farmacológicas existentes, facilitando la transición de la vía endovenosa a la oral (especialmente en casos de cirugía mayor ambulatoria) y aprovechar la vía sublingual. Este último tipo de administración facilita la autonomía, la comodidad y la movilidad del paciente.

Asimismo, otro de los aspectos que se ha abordado durante el curso es el DAP en los pacientes de edad avanzada. El doctor Aguilar explica que su manejo tiene unas características especiales porque “suelen coexistir con otras comorbilidades añadidas a la patología quirúrgica, con un funcionalismo renal y hepático afectados y con deterioro cognitivo postquirúrgico, además de las diferencias en farmacocinética y farmacodinámica”.

Teniendo todo esto en cuenta, el objetivo del curso ha sido presentar las novedades relativas al DAP y compartir y poner al día los conocimientos sobre este dolor y sus tratamientos. “Queremos tener una visión global de las actualizaciones sobre este tema y por eso se han abordado temas como los mecanismos fisiopatológicos de reciente conocimiento, ciencias básicas en DAP, logística, estrategias y prevención del DAP, novedades farmacológicas y dianas terapéuticas”, apunta el coordinador.

Medición objetiva del dolor

Por otro lado, la medición objetiva del dolor se ha postulado como un reto indispensable para avanzar en la optimización del diagnóstico durante el XIV Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED), que se celebra en Murcia desde hoy al 3 de junio bajo el lema Avanzando en el estudio y tratamiento del dolor y que reúne a más de 800 profesionales, entre ellos, anestesiólogos, psiquiatras, psicólogos, reumatólogos, neurólogos, neurocirujanos, traumatólogos, pediatras, enfermeros y fisioterapeutas.

“El dolor solo puede ser medido mediante el reporte del paciente. No tenemos medios objetivos. Podemos explorar al afectado y averiguar si existen lesiones internas o externas que justifiquen el dolor, pero en muchos casos no encontramos una relación directa entre la intensidad del dolor y las lesiones que pueden o no existir”, ha explicado el profesor Fernando Cerveró, catedrático Emérito de la Universidad McGill (Canadá); Catedrático Honorario de la Universidad de Bristol (Inglaterra) y expresidente de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), considerado como uno de los principales investigadores en dolor visceral y somático.

Según este experto, el dolor visceral proviene de los órganos internos (estómago, intestino, pulmones, órganos uro-genitales…), es más prevalente y causa habitual de la visita al médico. Por el contrario, el somático pertenece a estructuras más superficiales (piel, músculos, articulaciones) y suele ser consecuencia de un traumatismo o lesión: “El primero se localiza mal, es difuso, desagradable y parece estar localizado en áreas del cuerpo lejanas del órgano dañado, el segundo es menos difuso y se localiza siempre en el área dañada”.

La ponencia magistral del profesor Cerveró ha permitido a los clínicos presentes conocer mejor la fisiopatología del dolor visceral y sus diferencias o convergencias con el somático. “Nos ha explicado su mecanismo y cómo podemos combatir o prevenir el dolor”, ha señalado el presidente del Área Clínica del Comité Científico del XIV Congreso de la SED, Dr. Antonio Montero, quien ha hecho hincapié en la importancia de las nuevas dianas en investigación en el campo del dolor, así como de los estudios genéticos.

Mejorar la gestión de las Unidades de Dolor

Las Unidades de Dolor se crearon para el estudio y tratamiento del dolor de muy difícil control, que no se controla con los tratamientos habituales, tal y como ha explicado la doctora María Victoria Ribera Canudas, jefa de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, durante la sesión ¿Se pueden atender a los pacientes con dolor crónico con demoras razonables?. Para esta especialista, las demoras no estarían justificadas en los casos oncológicos y en algunas patologías específicas que provocan dolor crónico no controlado.

Estas demoras causan sufrimiento, empeoramiento de la calidad de vida, reducción de su nivel funcional y prolongación de bajas laborales. Por este motivo, la doctora Ribera propone conectar estas Unidades con las Áreas Básicas de Atención Primaria de referencia, crear agendas de Enfermería con estructura predeterminada y pactadas con el personal, establecer criterios de derivación, el empleo de la historia electrónica compartida, desarrollar la atención no presencial y la creación de circuitos de alta resolución en patologías determinadas.

La Enfermería tiene un papel crucial en la mejora de la gestión de estas unidades, en palabras del enfermero de la Unidad del Dolor del Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena, Javier Zájara, quien ha destacado que el rol de estos profesionales sanitarios ha evolucionado en los últimos años hacia la especialización en las técnicas específicas de los tratamientos y su labor es indispensable como mediador entre los profesionales y el paciente: “La Enfermería ahora maneja TENS, iontoforesis, aparatos de radiofrecuencia, parches de microcorrientes, parches de administración de medicamentos vía tópica… Creo que se ha ido adaptando muy bien a los cambios en los tratamientos para mejorar el manejo de las dolencias que padecen los pacientes”. Para Zájara, el enfermero de estas Unidades de Dolor está colaborando de forma activa en la evolución hacia los conocidos como “hospitales sin dolor”.

La Sociedad Española del Dolor (SED) presentó esta mañana el Congreso

Esta reunión científica multidisciplinar tiene un carácter práctico y el objetivo de actualizar todas aquellas realidades relevantes e informar y formar sobre los nuevos avances farmacológicos y tecnológicos, tanto en dolor agudo como crónico, que contribuyan a conseguir la máxima calidad en la atención a los pacientes. Para lograrlo, el consejero de Sanidad de Murcia, Manuel Villegas, ha hecho un llamamiento al “abordaje valiente del dolor para ganar eficacia y eficiencia en su manejo” y ha defendido la necesidad de facilitar el acceso a las Unidades del Dolor: “Los pacientes dan vueltas y vueltas por las consultas hasta que llegan a estas Unidades. Dar respuesta a este problema es un reto para el Sistema Nacional de Salud”.

El presidente del Comité Organizador del XIV Congreso de la SED, el doctor Juan Francisco Mulero, ha hecho hincapié en que el dolor supone una repercusión laboral y económica que asciende al 3% del Producto Interior Bruto (PIB).

En palabras del doctor Mulero, el dolor agudo “es la alerta de tu casa, un don que nos permite saber que hay un problema. Nuestra mayor defensa. El origen del dolor pasa a un segundo plano cuando éste se convierte en crónico, muchas veces habiendo desaparecido o reparado la causa inicial”.

Se estima que el 50% de las personas que acuden a una consulta de Atención Primaria refiere este trastorno. “En España se necesitan más y mejores Unidades del Dolor, mejor dotadas, con profesionales en dedicación plena, con adecuada formación e independencia administrativa de otros Servicios”, ha asegurado el presidente de la SED, el doctor Diego Contreras, que también ha denunciado las largas listas de espera que sufren estas Unidades que, en ocasiones, alcanzan hasta un año.

Novedades en esta edición

Con el objetivo de mejorar la calidad asistencial de estos pacientes y hacer visible la importante labor que realizan los profesionales sanitarios en esta línea, la SED ha diseñado un Congreso con más de 39 sesiones científicas, 3 conferencias magistrales, 10 talleres prácticos, 3 cursos y un total de 196 comunicaciones con la participación de especialistas de gran prestigio en el estudio y tratamiento del dolor en España y en el extranjero. En esta edición, destacan temas como los nuevos horizontes en el tratamiento del dolor, el intervencionismo y el avance en el abordaje del dolor oncológico, técnicas de imagen en el diagnóstico de patología del raquis y técnicas intervencionistas en dolor pélvico perineal, entre otros.

Según el doctor Mulero, los más de 800 inscritos demuestran el interés de los profesionales por el programa científico: “Hemos intentado abarcar todas las materias más relevantes de nuestra actividad clínica, dando especial importancia a los talleres prácticos que incluyen diferentes modalidades de intervencionismo, el uso de ecografía, gestión de unidades de dolor agudo así como aspectos psico-emocionales y la investigación”.

En esta línea, la doctora María Isabel Martín, presidenta del Área Ciencias Básica del Comité Científico del XIV Congreso de la SED, ha asegurado que se ha favorecido la relación entre las ciencias básicas y la clínica: “Hemos incrementado la presencia de investigadores básicos no en ámbitos cerrados y separados, sino participando dentro de mesas traslacionales en las que se mejora el conocimiento mutuo y se puede potenciar la interacción entre dos formas de aproximarse el estudio del dolor”. Según la doctora Martín, este es un buen camino “en el que debemos avanzar y el que puede dar mejores frutos de cara a mejorar tanto el conocimiento de los problemas que causan dolor, de los abordajes terapéuticos más eficaces y novedosos”.

Del dolor a la esperanza. Una gran historia

Durante la inauguración del Congreso, tendrá lugar el estreno mundial del documental "Del dolor a la esperanza. Una gran historia", dirigido por el doctor Rafael Gálvez, jefe de Servicio de la Unidad del Dolor del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, y que muestra la trayectoria del tratamiento del dolor a lo largo de la historia. Se trata de un documental único en su género, que provoca una reflexión sobre el sufrimiento causado por el dolor a la población y los avances analgésicos actuales tan relevantes, tanto en dolor agudo como en el crónico.

La Fundación Española del Dolor (FED) tiene entre sus objetivos potenciar el avance en el estudio y tratamiento del dolor. En este sentido, como novedad, esta institución presenta este año los Premios a Tesis Doctorales, dirigidos a socios de la SED. Se trata de iniciativa para promocionar la investigación de este trastorno, ya que irán a colaborar en la realización y difusión de las 4 mejores tesis doctorales presentadas por socios de la SED (con una antigüedad mínima de un año).

La FED ha establecido para ello la cuantía de 2.000 euros a repartir entre los mejores premios/comunicaciones seleccionados por el jurado, 3.000 euros a las cuatro mejores tesis doctorales presentadas y 6.000 euros al Premio José Luis Madrid Arias. Los premiados se harán públicos durante el Congreso de la SED.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.