Hospital Por S. A. D. Miércoles, 10 Febrero 2021 13:33
entrevista

La pandemia covid-19 tiene un triple impacto negativo en los pacientes con cáncer

Luis Paz-Ares, jefe de Oncología Médica del hospital 12 de Octubre y presidente de Aseica, asegura que se necesitan más medios para afrontar el tratamiento de la enfermedad

Vote este artículo
(0 votos)
Luis Paz-Ares, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre Madrid y presidente de Aseica. Luis Paz-Ares, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre Madrid y presidente de Aseica.

Cada vez es más evidente el impacto que la pandemia de la COVID-19 está teniendo en el Sistema Nacional de Salud y en el diagnóstico, tratamiento y atención de otras patologías. Un caso paradigmático es el del cáncer, donde según los expertos, la influencia del virus está teniendo un triple impacto negativo en los pacientes oncológicos cuyas consecuencias se notarán durante años y se reflejarán de forma muy dramática en la mortalidad en los próximos años.

Según el doctor Luis Paz-Ares, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre Madrid y presidente de la Asociación Española de Investigación contra el Cáncer (ASEICA), el primer impacto del coronavirus en los pacientes con cáncer se da de forma directa, por la propia infección: “Sabemos que los pacientes oncológicos son especialmente vulnerables al virus de la Covid-19. Son personas con más posibilidades de desarrollar formas más graves de la enfermedad, de precisar ingresos e, incluso, de tener un desenlace fatal”.

El segundo impacto viene derivado de las restricciones a la movilidad y al contacto social que ha impuesto la pandemia y que ha obligado a los hospitales a adaptarse a las nuevas circunstancias, lo que inevitablemente ha tenido sus consecuencias. “La pandemia nos ha obligado a diseñar nuestras estrategias de consulta de forma que el paciente viniera lo menos posible, con mucha telemedicina, optando siempre que es posible por un tratamiento cada tres semanas que por otros semanales”, asegura Paz-Ares, que reconoce que en las épocas más duras de la crisis incluso se llegaron a suspender o a diferir algunos tratamientos de quimioterapia “cuando el beneficio no era tan obvio”.

El tercer impacto, por último, tiene que ver con esas mismas restricciones, que en muchos casos han retrasado la primera consulta que haría un paciente ante una molestia o un síntoma. Según un estudio reciente realizado con el liderazgo de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), se estima que uno de cada cinco pacientes que tenía que haber sido diagnosticado de cáncer durante la primera ola no fue diagnosticado o lo fue tarde.

“En nuestros servicios de oncología hemos visto a entre un 10% y un 15% de pacientes menos que otros años. Ha habido meses en los que el número de biopsias de cáncer comparado con el año 2019 ha sido la mitad. Aún no tenemos datos del efecto que esto va a tener, pero uno entiende que si hemos visto a menos pacientes también hemos diagnosticado a menos y, por tanto, con toda seguridad algunos van a sufrir el impacto de ese retraso”, reconoce el presidente de ASEICA, que destaca la necesidad de poner “medidas correctoras” para que el efecto de estos retrasos en las tasas de curación, supervivencia y calidad de vida sea el menor posible.

Mejorar el tratamiento del cáncer en España

Este triple impacto de la COVID-19 en los pacientes oncológicos es uno de los motivos que se esconden detrás del surgimiento de RED-C, una alianza formada por 14 sociedades científicas y organizaciones sanitarias vinculadas por la lucha contra el cáncer que tiene como objetivo la mejora de los resultados de la asistencia a los pacientes oncológicos en España.

Según Luis Paz-Ares, los problemas y retos en cuanto al diagnóstico, la prevención, la profilaxis, el tratamiento o la gestión de los pacientes oncológicos están muy bien diagnosticados en las diferentes estrategias nacionales y autonómicas contra el cáncer, pero el objetivo de RED-C  “es que existan los medios para ser capaces de resolverlos”.

Entre esos retos, el presidente de ASEICA señala las diferencias entre regiones y pone el ejemplo del cáncer de colon o el acceso a la medicina personalizada: “Sabemos que el screening de cáncer de colon evita muchas muertes, pero sin embargo tenemos una distribución muy desigual del acceso a las colonoscopias en las diferentes regiones del país. Y lo mismo ocurre con la medicina personalizada: ya hay hospitales que la han implantado, pero nos falta la tecnología y el expertise en otros centros para llevarla a cabo, lo que da lugar a cierto grado de desigualdad en el acceso que tenemos que arreglar”, razona.

Otros puntos muy importantes en los que centrará su trabajo la nueva RED-C serán los de la promoción de investigación clínica (“Esta es una gran preocupación porque la tasa de inversión en nuestro país en I+D es baja, sobre todo si lo comparamos con otros países avanzados de Europa, ya que estamos entre la mitad y un tercio de su inversión”); y la inversión en prevención y educación en salud, teniendo en cuenta que el cáncer es la segunda causa de muerte en España y que uno de cada tres españoles morirá por esta enfermedad: “Es muy importante que la gente lo sepa. Y que sepa también que, si dejamos de fumar, si comemos más frutas y verduras, si hacemos más ejercicio o si controlamos la obesidad podemos aniquilar el 50% de esos cánceres o, al menos, retrasar mucho su aparición en el tiempo”.

Pese a todos estos retos pendientes, para el jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre Madrid España tiene un sistema sanitario “bastante razonable”, por lo que deja un mensaje para el optimismo: “En general la asistencia oncológica es bastante buena y el sistema Nacional de Salud es un buen sitio para tratarse un tumor. Así lo demuestran nuestros datos si los comparamos con los de otros países europeos. Dicho esto, en RED-C queremos que la asistencia sea cada vez mejor y que si hoy la supervivencia a los cinco años está en un rango del 55-60% (dependiendo del sexo, de la edad y del tipo de cáncer), podamos hablar de cifras de entorno al 70% en diez años”, concluye.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.