Hospital Por S. A. D. Jueves, 02 Noviembre 2017 19:08
consejo de gobierno

Nuevo secuenciador masivo de ADN para la Unidad de Enfermedades Raras del hospital de Salamanca

Este servicio de referencia regional recibirá 2,1 millones de euros para equipamiento, analíticas y refuerzo de personal

Vote este artículo
(0 votos)
La consejera portavoz explica en rueda de prensa los acuerdos del Consejo de Gobierno. La consejera portavoz explica en rueda de prensa los acuerdos del Consejo de Gobierno.

El Consejo de Gobierno de Castilla y León ha autorizado el suministro, instalación y puesta en funcionamiento de un secuenciador masivo, presupuestado en 260.150 euros, en el Servicio de Bioquímica del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y, más concretamente, para su uso por parte de la Unidad de referencia autonómica en Enfermedades Raras que ha iniciado su actividad en el hospital salmantino.

Los secuenciadores masivos son equipos de alta tecnología que permiten la realización de métodos y técnicas bioquímicas con el fin de obtener la secuenciación del ADN correspondiente a la muestra estudiada. Esta secuencia constituye la información genética heredable que conforma la base del desarrollo de los seres vivos, por lo que la determinación de esa estructura del ADN es de enorme utilidad para conocer, entre otros procesos biológicos, posibles anomalías de los genes productoras de enfermedades congénitas o para el estudio y determinación de patología raras.

Los equipos ahora adquiridos facilitan el análisis bio informático completo de todos los datos para su evaluación, comparación y anotación, lo que permite realizar la correcta interpretación y asignación de la patogenicidad de la situación génica detectada.

La Junta ha previsto una inversión de casi 2,1 millones de euros para la puesta en marcha de esta unidad de diagnóstico avanzado, repartidos entre la dotación de equipamiento por valor de 634.783 euros (entre la cantidad prevista para este secuenciador); 1.373.446 euros en reactivos necesarios para la realización de la actividad analítica; y 77.560 euros de refuerzo de personal.

Asimismo, la Consejería de Sanidad y en este mismo ámbito del diagnóstico de enfermedades raras, participa, a través del Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León, en el convenio de colaboración científica para la coordinación y gestión de la red nacional y autonómica de enfermedades raras del Instituto de Salud Carlos III, habiendo aportado 340.000 euros al mismo en el período 2015-2017.

En este sentido, el registro de enfermedades raras de Castilla y León tiene como fin mejorar el conocimiento de la frecuencia, distribución, características y número de pacientes afectados por estas patologías en la Comunidad.

Los últimos datos del registro autonómico reflejan que, en Castilla y León, hay 215.016 personas afectadas por enfermedades raras, siendo su reparto por provincias éste: Ávila 13.864; Burgos, 29.945; León, 44.166; Palencia, 15.306; Salamanca, 25.064; Segovia, 14.504; Soria, 7.939; Valladolid, 48.032; y Zamora, 16.196.

Mantenimiento de aceleradores lineales en radioterapia

La Junta también ha aprobado el servicio de mantenimiento de dos aceleradores lineales y un planificador en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca. A este fin, la Consejería de Sanidad destina 369.170 euros a la asistencia técnica durante un año para este equipamiento de radioterapia.

También en el ámbito de la alta tecnología, se han aprobado expedientes por valor de 3.746.837 euros. En el caso del Complejo Asistencial Universitario de León, se van a contratar dos nuevos tomógrafos computarizados helicoidales, de dieciséis y 64 cortes respectivamente, para la renovación de otros tantos TAC del Servicio de Radiodiagnóstico leonés.

Los nuevos equipos de alta tecnología para el diagnóstico por imagen sustituirán a los existentes en los hospitales Monte San Isidro y de León, que han completado sus períodos de mantenimiento y, a este fin, la Administración castellana y leonesa destina 1.408.377 euros.

También la Junta ha autorizado el suministro e instalación de un arco quirúrgico, valorado en 236.000 euros, para el Servicio de Angiología y Cirugía vascular del Complejo Asistencial Universitario de León; de un microscopio quirúrgico de Neurología, presupuestado en 322.720 euros; y de una sala de radiografía digital de doble panel, dará atención al Servicio de Radiología del centro hospitalario leonés y cuyo coste se ha cifrado en 252.873 euros.

La inversión total prevista para estos equipamientos de alta tecnología diagnóstica en el Complejo Asistencial Universitario de León suma 2.219.937 euros.

Además, la Junta ha aprobado la compra y puesta en funcionamiento, por 450.000 euros, de una gamma cámara para el Servicio de Medicina Nuclear del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

La sustitución del TAC de dieciséis cortes actualmente disponible en el Complejo Asistencial de Segovia por otros dos nuevos equipos de tomografía, de dieciséis y 64 cortes respectivamente, ampliará la capacidad del Servicio de Radiodiagnóstico segoviano y para ello, Sacyl prevé invertir 695.750 euros.

Y el último expediente para la adquisición de alta tecnología diagnóstica aprobado por el Consejo de Gobierno se refiere al Hospital Clínico Universitario, al que se destina la adquisición de un neuronavegador óptico y magnético. Este equipo, adscrito al Servicio de Neurología del centro vallisoletano, está presupuestado en 381.150 euros.

Vacuna hexavalente

En el ámbito sanitario, la Junta también ha autorizado la adquisición, presupuestada en 1.681.992 euros, de 54.000 dosis de la vacuna hexavalente, suministro que se realiza a través de la compra centralizada en la que participan el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y varias comunidades autónomas, entre ellas Castilla y León, con consecuente contención de gasto. La dosis se destinan a la vacunación de personas mayores de cinco años pertenecientes a determinados grupos de riesgo.

La hexavalente combina en un único inyectable seis componentes distintos para la generación de inmunidad, respectivamente, frente a la hepatitis B, el tétanos, la difteria, tosferina, poliomielitis e infecciones provocadas por haemophilus influenzae tipo B.

Las dosis aprobadas por el Consejo de Gobierno tienen como fin atender las necesidades de vacunación en Castilla y León, durante un período de un año, de personas mayores de cinco años correspondientes a determinados grupos de riesgo.

La vacunación con esta vacuna también forma parte del calendario de vacunaciones sistemáticas de la Infancia de la Junta de Castilla y León, habiéndose, precisamente, modificado la pauta vacunal en 2017, de manera que la primo vacunación de los bebés se realiza ahora en tres pautas, a los dos, cuatro y once meses.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.