Un ensayo clínico colaborativo internacional, en el que participa Vall d'Hebron y coordinado por el Hospital Universitario de Tours (Francia), demuestra que la posición de decúbito prono, es decir, colocar al paciente boca abajo, mejora la evolución de los pacientes con covid-19 grave y que necesitarían tratamiento de oxigenoterapia de alto flujo.

Publicado en Hospital