Investigación Por Viernes, 24 Agosto 2018 11:27
PREOCUPANTE ESTUDIO mundial en 'THE LANCET'

El alcohol provoca 2,8 millones de muertes al año y es el principal riesgo de muerte prematura y discapacidad de 15 a 49 años

Los resultados recomiendan revisar las políticas de control y los programas de salud para lograr la abstención, ya que el único "nivel seguro de consumo es cero"

Vote este artículo
(0 votos)
El único nivel si riesgo para la salud es el consumo cero. El único nivel si riesgo para la salud es el consumo cero.

En 2016, el consumo de alcohol provocó 2,8 millones de muertes y fue el principal factor de riesgo de muerte prematura y discapacidad entre las personas de 15 a 49 años, tal y como recoge un ambicioso estudio mundial publicado en The Lancet.

El informe Consumo de alcohol y carga para 195 países y territorios, 1990-2016: un análisis sistemático para el Estudio sobre la carga mundial de la enfermedad 2016, recoge también que uno de cada tres habitantes del planeta beben, por lo que este consumo ocupa el séptimo lugar en la lista de principales factores de riesgo de muerte prematura y enfermedad; un puesto que escala hasta el número uno si sólo se tienen en cuenta a las personas con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años.

Con todo, los firmantes asegura que "nuestros resultados apuntan a la necesidad de revisar las políticas de control del alcohol y los programas de salud, y considerar recomendaciones para la abstención".

Así, aconsejan a los gobiernos políticas dirigidas a incrementar los impuestos indirectos sobre el alcohol, el control de la disponibilidad física del alcohol y las horas de venta, y el control de la publicidad del alcohol. "Cualquiera de estas medidas de política contribuiría a la reducción del consumo a nivel de la población, un paso importante para disminuir la pérdida de salud asociada con el consumo de alcohol", añade el esgtudio.

El consumo de alcohol tiene una asociación compleja con la salud. Los investigadores han reconocido el consumo de alcohol como un factor de riesgo líder para la carga de la enfermedad, y los estudios vinculan su consumo a 60 enfermedades agudas y crónicas.

El consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de muerte y discapacidad, pero su asociación general con la salud sigue siendo compleja dados los posibles efectos protectores del consumo moderado de alcohol en algunas condiciones. Con el enfoque integral de la contabilidad de la salud en el Estudio de Carga Global de Enfermedades, Lesiones y Factores de Riesgo 2016, el estudio ha recogido lass estimaciones mejoradas del uso de alcohol y las muertes atribuibles al alcohol y años de vida ajustados por discapacidad (AVISA) para 195 lugares desde 1990 hasta 2016, para ambos sexos y para grupos de edad de 5 años entre las edades de 15 años y 95 años y mayores.

El consumo seguro es "cero"

Así, en 2016, 2,8 millones de muertes se atribuyeron al consumo de alcohol, lo que corresponde al 2% del total de muertes y al 7% de los hombres. Las tres causas principales de muertes atribuibles al grupo de edad con el mayor riesgo fueron tuberculosis, lesiones en el camino y autolesionarse, mientras que para poblaciones de 50 años o más, los cánceres representaron una gran proporción del total de muertes atribuibles al alcohol en 2016. El nivel de consumo de alcohol que minimizó el daño en los resultados de salud fue cero bebidas estándar por semana.

Así, los efectos perjudiciales sobre la salud de esta bebida se producen a partir de dosis mínimas, por lo que los autores remarcan que no existe un consumo seguro, por pequeño que sea, y llaman a revisar las recomendaciones y políticas de prevención a nivel mundial para reducirlo. 

"El consumo de alcohol es un factor de riesgo principal para la carga global de la enfermedad y causa una pérdida sustancial de salud. Encontramos que el riesgo de mortalidad por todas las causas, y de cánceres específicamente, aumenta con niveles crecientes de consumo, y el nivel de consumo que minimiza la pérdida de salud es cero. Estos resultados sugieren que las políticas de control del alcohol podrían necesitar ser revisadas en todo el mundo, reenfocándose en los esfuerzos para reducir el consumo general a nivel de la población", tal y como se recoge en The Lancet.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.