Investigación Por S. A. D. Lunes, 19 Febrero 2018 13:24
estudio multicéntrico en ‘Archivos de Bronconeumología’

Fumar marihuana produce patologías respiratorias y riesgo de cáncer de pulmón

Hay entre 120 y 150 millones de consumidores de cánnabis en el mundo, fumadores que retienen alquitrán y monóxido de carbono entre 3 y 5 veces más que con el tabaco

Vote este artículo
(2 votos)
Al fumarse sin filtro, la concentración de partículas en las vías aéreas es cuatro veces mayor que al fumar tabaco. Al fumarse sin filtro, la concentración de partículas en las vías aéreas es cuatro veces mayor que al fumar tabaco. pixabay.com

El consumo de marihuana a dosis altas y moderadas produce diversos síntomas respiratorios y es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de pulmón. Además, se han descrito casos de otras patologías respiratorias como la enfermedad bullosa, el enfisema, el neumotórax o el neumomediastino relacionados con el consumo en pacientes jóvenes, según una revisión de la literatura médica disponible y recogida en un artículo especial publicado en Archivos de Bronconeumología, la revista científica oficial de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

La inhalación de marihuana se ha asociado además a un aumento de síntomas respiratorios como tos, disnea y esputo, así como a un empeoramiento del asma en los fumadores habituales de marihuana, con o sin el uso de tabaco concomitante, en comparación con no fumadores. También se ha relacionado con ronquera y faringitis y se ha visto que los usuarios de marihuana acuden con mayor frecuencia a los servicios de urgencias, al presentar alguno de estos síntomas respiratorios. Esta mayor frecuentación a los servicios de urgencias se ha observado especialmente en el caso de los pacientes asmáticos.

“El daño que puede ocasionar el consumo de marihuana sobre el aparato respiratorio merece un profundo análisis, no solo por las implicaciones sanitarias derivadas de la elevada prevalencia de consumo ilegal, sino porque se propone actualmente su uso medicinal y recreativo en varios países”, destaca el doctor Carlos A. Jiménez Ruiz, presidente electo de SEPAR y uno de los firmantes de este artículo especial.

Prevalencia y modo de consumo

La marihuana es la droga ilícita más consumida en el mundo. La consumen entre 120 y 150 millones de usuarios y la prevalencia de su consumo se sitúa entre el 2,6 y el 5% de la población mundial adulta, destacan los autores del estudio respecto a la magnitud del problema.

Los componentes del humo por la combustión de esta sustancia son similares a los producidos por la combustión del tabaco, pero difieren en la sustancia psicoactiva y en la práctica de fumar. Esta droga se puede consumir en diferentes formas y vías, siendo la más popular el fumarla como hierba marihuana o resina de cannabis hachís. También se puede inhalar como vaporizadores, ingerirla y aplicarla sobre la piel o las mucosas.

A diferencia del tabaco, se fuma mediante bocanadas más largas y de mayor volumen de inhalación, conteniendo la inspiración por varios segundos. Por lo tanto, los fumadores de marihuana retienen cantidades de alquitrán y monóxido de carbono (CO) entre 3 y 5 veces mayores respectivamente que al fumar tabaco.

Puesto que la marihuana generalmente se fuma sin filtro, la concentración de partículas en las vías aéreas es cuatro veces mayor que al fumar tabaco y la forma de fumar genera temperaturas más altas modificando procesos bioquímicos y la producción de numerosas sustancias. Además, se mezclan cánnabis y tabaco, no solo por la coexistencia de adicciones, sino porque aumenta la oferta de THC (molécula lipofílica con una rápida absorción en el pulmón, rápida llegada a la sangre y responsable de los efectos psicotrópicos de la marihuana), con mayores efectos psicoactivos si se compara a fumar solo cánnabis, señalan los autores del estudio.

Revisión de estudios

Los primeros estudios que describen sustancias cancerígenas y cambios mutagénicos debido al consumo asiduo de marihuana datan de la década de los setenta. Tanto en el humo de combustión de marihuana como en el del tabaco se producen hidrocarburos aromáticospoliciclícos (HAP), entre los que figuran benzopirenos y fenoles, que sugieren que el consumo de marihuana pueda ser, asimismo, un factor de riesgo de cáncer, en especial de pulmón.

En cambio, los estudios que se han efectuado sobre la repercusión de la marihuana sobre la función pulmonar y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica no aportan evidencias contundentes. “En conclusión, los resultados de los estudios que analizan la asociación entre la exposición o uso de marihuana y las alteraciones de la función pulmonar no son concluyentes. Es posible que las diferencias estén relacionadas con el hecho de que la mayoría de los estudios han incluido participantes relativamente jóvenes, de menos de 45 años de edad, y por lo tanto con una probabilidad menor de haber encontrado modificaciones en los valores de las espirometrías”, señala el doctor Jiménez Ruiz.

 

2 comentarios

  • Jueves, 11 Abril 2019 02:04 Escrito por: Carlos

    Pero no mencionan el estudio que se hizo por 20 años en la Universidad de California, donde concluyen que fumar marihuana no afecta la capacidad pulmonar
    https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/1104848

  • Lunes, 19 Febrero 2018 16:07 Escrito por: Pepe

    Muy buena noticia. Seguir Asi



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.