Imprimir esta página
Investigación Por S. A. D. Viernes, 31 Julio 2020 06:35
COMPLUTENSE

La resistencia a los antibióticos se disemina hasta 10.000 veces más rápido de lo que se pensaba

Un equipo de investigadores desvela un sofisticado mecanismo que permite a los fagos transportar genes que convierten en resistentes a bacterias que eran sensibles a los antimicrobianos

Vote este artículo
(0 votos)
Microfotografías de fagos como los usados en el artículo del Dr. González Zorn realizadas por la Dra. Muniesa, coautora del trabajo / UCM Microfotografías de fagos como los usados en el artículo del Dr. González Zorn realizadas por la Dra. Muniesa, coautora del trabajo / UCM

Aun sumidos en plena pandemia de COVID-19, la resistencia a los antibióticos continúa siendo uno de los mayores problemas sanitarios de la humanidad. De hecho, el problema se está agravando con el SARS-CoV-2, debido al uso masivo de antibióticos. Uno de los mayores retos para luchar contra la diseminación mundial de bacterias resistentes a los antibióticos en todos los ecosistemas, el ser humano, los animales y el medio ambiente, es saber cómo se diseminan esos genes que confieren a las bacterias resistencia a los antibióticos.

Bruno González Zorn, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y director de la Unidad de Resistencia a Antibióticos de la UCM, junto a un grupo de investigadores de la Universidad de Barcelona, acaban de desvelar en la revista británica Journal of Antimicrobial Chemotherapy que las bacterias pueden diseminar a distancia genes de resistencia a antibióticos con una eficiencia hasta 10.000 veces mayor de lo que se conocía hasta ahora.

La clave está en la cooperación de los virus de bacterias, los fagos, y los genes de resistencia a los antibióticos. Cuando éstos se encuentran en unos fragmentos de ADN llamados plásmidos multicopia, los fagos capturan de forma hipereficiente estos genes de resistencia, y son capaces de transportarlos a distancia hasta otras bacterias, inyectárselos y convertirlas en resistentes.

Los autores han detectado que estos plásmidos multicopia son portadores de los genes de resistencia a antibióticos más peligrosos hasta el momento, como la resistencia a carbapenemas o colistina, entre otros. Gracias a esta investigación ahora se empieza a comprender por qué las resistencias se diseminan tan eficientemente, lo que permitirá desarrollar estrategias para poder luchar contra ellas.

Artículo completo: https://doi.org/10.1093/jac/dkaa311

fagos antibioticos resistencias UCM 2

 

Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Para encontrar más información, sigue el siguiente enlace Política de cookies.