Investigación Por S. A. D. Martes, 05 Marzo 2019 15:54
REUNIÓN CIENTÍFICA

La terapia génica, esperanza en el tratamiento de ciertas patologías hematológicas singulares

Los estudios desarrollados en hemofilia y en las enfermedades de Gaucher y de Fabry arrojan resultados "muy prometedores"

Vote este artículo
(0 votos)
La doctora Pilar Giraldo, durante la reunión científica. La doctora Pilar Giraldo, durante la reunión científica. SEHH

El Grupo Español de Enfermedades de Depósito Lisosomal (GEEDL) de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) ha celebrado estos días su II Reunión del GEEDL y otras enfermedades hematológicas singulares, durante la que se ha puesto de manifiesto que, aunque lentamente, "se está avanzando en el conocimiento y desarrollo de nuevos tratamientos para las numerosas enfermedades que se clasifican como enfermedades raras por la diversidad de sus manifestaciones clínicas, biológicas y moleculares".

Así lo ha afirmado Pilar Giraldo, presidenta del GEEDL, antes de añadir: "Afortunadamente, en los últimos años se ha creado una conciencia social y proporcionado una visibilidad cada vez mayor de las enfermedades raras, por lo que queremos recordar a las familias que no están solas ni aislados, ya que existen grupos de investigación trabajando y avanzando en el conocimiento de las patologías poco frecuentes de muy diversos orígenes".

En este contexto, la terapia génica abre un horizonte de esperanza para el tratamiento de ciertas patologías hematológicas singulares, como sucede en el caso de la hemofilia o las enfermedades de Gaucher y de Fabri, campos en los que los estudios desarrollados arrojan resultados "muy prometedores"

En el caso de las patologías hematológicas, la mayoría de ellas se consideran raras, por afectar a menos de 1 persona por cada 2.000 habitantes. Dentro de ellas, se sitúan las enfermedades de depósito lisosomal, causadas por alteraciones en los genes que regulan la fabricación de enzimas o proteínas que se encuentran en los lisosomas de las células y que intervienen en la correcta degradación de complejos glucolipídicos procedentes de las células de la sangre. 

Avances en el diagnóstico

La formación y el estudio de las enfermedades de depósito lisosomal es fundamental para mejorar su diagnóstico. En este sentido, Pilar Giraldo ha explicado que, en el área de la Hematología, "síntomas como hemorragias, astenia o dolor óseo, presentes en patologías más frecuentes, también se pueden manifestar en enfermedades minoritarias, por lo que se vuelve improbable el diagnóstico de las mismas a través de ellos".

Por otra parte, ha recordado que herramientas que facilitan u orientan el diagnóstico de las enfermedades de depósito lisosomal, "como los paneles de biomarcadores y las plataformas de secuenciación masiva, resultan útiles, pero no se deben utilizar de forma indiscriminada, sino orientados por el conocimiento y la selección de los casos susceptibles de padecer una enfermedad rara".

Enfermedades de Gaucher, de Fabry y de Niemann-Pick

A lo largo de la reunión, se ha tratado el abordaje concreto de algunas enfermedades de depósito lisosomal, como la enfermedad de Gaucher, de Fabry y de Niemann-Pick. Para la primera, hoy en día se dispone de varias modalidades de tratamiento. "Recientemente se ha aprobado una terapia oral, que actúa bloqueando la producción de substrato acumulado y que ha demostrado una eficacia similar al tratamiento enzimático sustitutivo, administrado de forma intravenosa y utilizado para tratar la enfermedad de Gaucher desde hace más de 20 años. También debemos destacar la investigación que se está desarrollando en el área de la terapia génica, en fase de ensayo clínico, y que podría ofrecer un tratamiento curativo para la enfermedad", ha comentado Pilar Giraldo.

En cuanto a la enfermedad de Fabry, en el último Congreso Mundial de Enfermedades de Depósito Lisosomal, celebrado recientemente en Orlando (Estados Unidos), se han presentado los últimos resultados a largo plazo del estudio FACETS, en el que se evalúa el tratamiento con chaperonas farmacológicas, mostrando una estabilidad de la función renal tras nueve años de tratamiento en pacientes con variantes genéticas susceptibles de recibir esta terapia. Asimismo, los datos farmacocinéticos y de seguridad y eficacia en relación al tratamiento con una nueva enzima de origen vegetal pegilada, aunque preliminares, son muy prometedores. "También se está progresando en la investigación en terapia génica en hombres con enfermedad de Fabry clásica, habiendo sido tratados con éxito más de cinco pacientes en el marco de un ensayo clínico", ha afirmado la especialista.

La enfermedad de Niemann-Pick, actualmente denominada como déficit de la enzima esfingomielinasa ácida (ASMD), se caracteriza por el depósito glucolipídico en el hígado y el bazo, y el riesgo aumentado de aterogénesis. “Se trata de una de las 40 enfermedades de depósito lisosomal para las que no existe tratamiento, aunque ya se empiezan a conocer los resultados positivos sobre la función hepática y el riesgo aterogénico de la enzima recombinante olipudasa alfa en un ensayo clínico iniciado hace más de tres años”, ha concluido la presidenta del GEEDL.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.