Investigación Por S. A. D. Miércoles, 07 Julio 2021 06:59
CSIC

Los microorganismos beneficiosos que la madre transmite al bebé durante el parto vaginal pueden restaurarse en los nacidos por cesárea

Un estudio muestra que es posible restaurarlos mediante la exposición posterior de estos recién nacidos a la microbiota materna

Vote este artículo
(0 votos)
La microbiota humana está formada por miles de millones de microorganismos que viven en nuestros cuerpos. / Pixabay La microbiota humana está formada por miles de millones de microorganismos que viven en nuestros cuerpos. / Pixabay

Los bebés nacidos por cesárea no están expuestos a los mismos microorganismos que los nacidos por parto vaginal, por lo que no presentan la misma microbiota. Sin embargo, un estudio liderado desde EEUU y en el que participan centros de investigación de otros países, entre ellos el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA), del CSIC, ha probado por primera vez que este conjunto de microorganismos beneficiosos puede restaurarse mediante la exposición a la microbiota materna justo después del parto.

La microbiota humana está formada por miles de millones de bacterias, virus, hongos y otros microorganismos que viven en nuestros cuerpos, algunos de los cuales son beneficiosos. Durante el parto, las mujeres transmiten estos microorganismos a sus bebés de forma natural, siendo los primeros colonizadores del intestino y ayudando a desarrollar su sistema inmune. Sin embargo, algunas prácticas, como el uso de antibióticos y el parto por cesárea, interrumpen este proceso, lo que se asocia a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles como obesidad, alergias, asma y diversas enfermedades metabólicas e inmunes.

La investigación, publicada en la revista científica Med, estudió a 177 bebés de cuatro países, entre ellos España, durante su primer año de vida. De ellos, 98 nacieron por parto vaginal y 79 por cesárea. En estos últimos, 30 fueron expuestos a la microbiota materna con una gasa impregnada con microbiota vaginal.

Los resultados muestran que la microbiota de los bebés nacidos por cesárea y expuestos a la microbiota materna fue similar a la de los nacidos por vía vaginal. Además, se observó que la microbiota vaginal de las madres en el momento del parto era similar a la de otras partes de su cuerpo (intestino, boca y piel).

Primer estudio para restaurar la microbiota materna

Este es el primer gran estudio observacional multicéntrico que prueba cómo restituir la exposición natural a los microorganismos vaginales maternos en los bebés nacidos por cesárea. Además, pone de manifiesto que esta exposición normaliza el desarrollo de la microbiota durante el primer año de vida. Los próximos pasos se centrarán en realizar ensayos clínicos aleatorios para determinar si la normalización de la microbiota se traduce en una protección frente al riesgo de enfermedades a corto y largo plazo.

"Necesitamos más investigaciones para determinar qué bacterias protegen contra la obesidad, el asma y las alergias, enfermedades que comparten una inflamación subyacente", asegura la autora principal del estudio, María Gloria Domínguez Bello, profesora del Departamento de Bioquímica y Microbiología en la Escuela de Ciencias Medioambientales y Biológicas de la Universidad Rutgers (EEUU). "Nuestros resultados apoyan la hipótesis de que la transferencia y adquisición de microbiota materna normaliza el desarrollo del microbioma de los bebés", agrega.

Participación española en el estudio

"Alteraciones en la microbiota intestinal en los neonatos durante el primer año de vida se han asociado a un mayor riesgo de desarrollo de enfermedad en el niño y el futuro adulto", revela María Carmen Collado, investigadora del CSIC que lidera el grupo español en el estudio, en el que han participado el IATA-CSIC y el Hospital de Manises (Valencia), con el seguimiento de un pequeño número de recién nacidos.

"El nacimiento por cesárea, la exposición a antibióticos y una baja lactancia materna están relacionadas con efectos perjudiciales en la microbiota. Así, es necesario desarrollar nuevas estrategias para modular la microbiota en los primeros momentos de la vida. Este estudio representa un ejemplo claro con una nueva intervención postnatal con efectos en la microbiota infantil durante el primer año de vida", resume Collado.

Según la Organización Mundial de la Salud, un 15 por ciento de los nacimientos requieren cesárea para evitar riesgos en la vida de la madre o el bebé, pero en países como Brasil, República Dominicana, Irán y China, el parto por cesárea se realiza en más del 70% de los nacimientos en ciudades. En España, los nacimientos por cesárea se sitúan entre el 25 y el 28%, es decir, uno de cada cuatro partos, casi el doble de lo recomendado por la OMS.

Referencia científica:

Se Jin Song, Jincheng Wang, Cameron Martino, Lingjing Jiang, Wesley K. Thompson, Liat Shenhav, Daniel McDonald, Clarisse Marotz, Paul R. Harris, Caroll D. Hernandez, Nora Henderson, Elizabeth Ackley, Deanna Nardella, Charles Gillihan, Valentina Montacuti, William Schweizer, Melanie Jay, Joan Combellick, Haipeng Sun, Izaskun Garcia-Mantrana, Fernando Gil Raga, Maria Carmen Collado, Juana I. Rivera-Viñas, Maribel Campos-Rivera, Jean F. Ruiz-Calderon, Rob Knight, Maria Gloria Dominguez-Bello, 'Naturalization of the microbiota developmental trajectory of Cesarean-born neonates after vaginal seeding', Med, 2021. https://doi.org/10.1016/j.medj.2021.05.003.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.