Algunas de las variantes del gen TBX5 se asocian a la aparición de nuevas formas de síndromes arritmogénicos hereditarios en pacientes con corazones “normales” desde el punto de vista de su estructura. Así lo ha demostrado un estudio liderado por investigadores del CIBERCV, del grupo de Eva Delpón en la Universidad Complutense de Madrid, en colaboración con el Hospital La Paz (Dr. López-Sendón) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) (Drs. Bernal y Jalife).

Publicado en Investigación