El último informe liderado por el organismo internacional World Cancer Research Fund/American Institute for Cancer Research (WCRF/AICR) ha concluido que el consumo de lácteos se asocia de forma robusta con una disminución del riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. No obstante, el riesgo de sufrir este tipo de cáncer en relación a los subtipos de lácteos (yogur, queso, leche fermentada...), así como diferentes versiones de productos lácteos teniendo en cuenta su contenido en grasa (lácteos desnatados, semidesnatados o enteros) no está del todo claro.

Publicado en Investigación