Llevar un estilo de vida saludable es importante a cualquier edad. Ahora, investigadores de la Harvard T.H. Chan School of Public Health (Universidad de Harvard, EE UU) han llegado a la conclusión de que tener buenos hábitos en la cincuentena –beber poco alcohol, no fumar, hacer ejercicio y comer sano– no solo alarga la vida, sino que evita en gran medida el desarrollo de enfermedades crónicas en la vejez. El trabajo se ha publicado en el último número de la revista BMJ, según recoge la agencia SINC.

Publicado en Investigación