El Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y el Hospital Universitario Son Espases (Mallorca) han utilizado una nueva metodología para medir la presencia del coronavirus SARS-CoV-2 en el aire de los hospitales que ha permitido comprobar que el aire de los pasillos pueden tener mayor concentración de virus que las propias habitaciones de los pacientes con covid-19.

Publicado en Investigación