KRAS es uno de los primeros oncogenes descubiertos y el que con más frecuencia se encuentra mutado en humanos: está implicado en la cuarta parte de los tumores. El desarrollo de fármacos que inhiban su acción es por tanto un área de investigación enormemente activa, pero en la que es muy complicado conseguir resultados. Hasta hace apenas un mes no había ningún fármaco contra KRAS −la FDA estadounidense acaba de aprobar el primero, sotorasib−.

Publicado en Investigación

El oncogén RAS está activado en el 30% de los cánceres humanos, dando lugar a la proliferación y transformación de células tumorales. Hasta el momento, no se ha encontrado ningún inhibidor efectivo para esta proteína. Marco Milán, jefe del Laboratorio de Desarrollo y Control del Crecimiento del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), ha liderado un estudio publicado en Cell Reports en el que han identificado el punto débil de las células donde el oncogén RAS está activo.

Publicado en Investigación

Investigadores del Centro de Investigación del Cáncer (CIC-IBMCC) y de la Universidad de Salamanca logran aumentar la eficiencia para destruir genes y oncogenes en células de ratón y humanas utilizando las herrramientas CRISPR, que se confirman así como un importancia potencial terapéutico contra el cáncer.

Publicado en Investigación

El investigador Miguel Gallardo, coordinador de la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Hematológicos H12O-CNIO que dirige Joaquín Martínez en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha participado en el descubrimiento de que la sobreexpresión del gen hnRNP K contribuye al desarrollo de linfomas de linfocitos B, los tumores de la sangre más frecuentes.

Publicado en Investigación

Peptomyc S.L., spin-off nacida del VHIO, ha producido Omomyc, la miniproteína inhibidora de Myc, que demostrado su actividad antitumoral tras administrarla por vía sanguínea por primera vez. El estudio demuestra la eficacia de esta miniproteína en modelos preclínicos de cáncer de pulmón no microcítico. La administración sistémica por vía sanguínea sitúa a Omomyc más cerca de la práctica clínica, como un potencial fármaco contra tumores en diferentes órganos y sus metástasis.

Publicado en Hospital