La malaria azotó la mayor parte de Europa hasta hace solo unos 80 años, cuando fue erradicada gracias a la colaboración internacional, pero se ignoraba cómo había llegado al continente. Ahora, un estudio con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) muestra que la variante más mortífera de la malaria, causada por el patógeno Plasmodium falciparum, llegó a Europa procedente de la India probablemente hacia el siglo IV a. C. Los resultados se publican en la revista Microbial Genomics.

Publicado en Investigación