El raquitismo sigue existiendo en el siglo XXI, y la organización que representa a las personas afectadas en España ha querido llamar la atención sobre la necesidad de que desde el Sistema Nacional de Salud (SNS) se garantice la detección temprana de los raquitismos heredados para asegurar un tratamiento adecuado y una mejor calidad de vida a los pacientes.

Publicado en Investigación