Opinión Por Sección Sindical de CGT-SACYL en Salamanca* Domingo, 01 Marzo 2020 19:12
= EN ABIERTO =

Caos en el hospital de Salamanca

*Confederación General del Trabajo

Vote este artículo
(0 votos)

La Sección Sindical de CGT-SACYL en Salamanca, por medio del presente escrito, y harta de conversaciones infructuosas e intentos fallidos de contacto con todas las direcciones y subdirecciones del Complejo Asistencial de Salamanca, denuncia:

Hospital opinionPRIMERO. - La Dirección de Gestión del Complejo Asistencial, cada vez más centrada en el nuevo hospital, tiene abandonadas las funciones de su competencia en el actual hospital y del personal dependiente de esta Dirección, reflejándose este abandono en un pésimo mantenimiento en el Complejo, de lo que derivan complicaciones y accidentes laborales de cara a la labor a desempeñar por parte de los trabajadores, como por ejemplo, un accidente laboral ocurrido con un ascensor en fechas recientes o la caída de un techo sobre los usuarios en una de las consultas hace unos días.

SEGUNDO. - Esta Sección Sindical ha denunciado, entre muchos otros temas, el estado del asfaltado de los accesos de entrada al hospital, la podredumbre de los almacenes existentes a la entrada y salida del túnel de Urgencias Pediátricas, la temperatura alcanzada en muchos servicios en época estival, que hace que el trabajo sea muy duro, y la recuperación de los pacientes más aún, entre otras muchísimas cosas.

TERCERO. - Con respecto al plan de evacuación del hospital, dudamos mucho que sea efectivo cuando la única vía de salida del hospital está ocupada por unas casetas de obra que estrechan la calzada del recinto hospitalario, a lo que se suma que, a las horas punta de los colegios cercanos al hospital, aumenta muchísimo la afluencia de vehículos aparcados en doble fila, que impiden la fluidez necesaria para la salida del recinto.

CUARTO. - Con la excusa de la planificación de la plantilla para el nuevo hospital (la cual está llevando más tiempo que la construcción del propio hospital en manos de este director de Gestión), entre operarios de oficios, operarios de servicios, oficiales de mantenimiento y otras muchas categorías hay alrededor de 80 vacantes cubiertas con contratos precarios. Algunos, renovados sin tener en cuenta la normativa que rige las bolsas de empleo, como es el caso de las dependientes de la Subdirección del Área Técnica, que renueva a su antojo contratos a quien ella considera, con excusas peregrinas, como la lentitud burocrática que hay en la Gerencia Regional de Salud, en Valladolid.

QUINTO. - La interpretación del pacto de vacaciones, permisos y licencias por parte de esta Dirección y sus Subdirecciones es un tema aparte que requiere mención especial, puesto que es una interpretación totalmente aleatoria y libre que muchas veces no cumple con dicho pacto, con el consiguiente enfado y malestar entre los colectivos afectados, que también se quejan del trato déspota y abusivo de esta Dirección y de algunos de los jefes intermedios, con mínima comunicación hacia los trabajadores.

SEXTO. - Esta Sección Sindical ha realizado muchas denuncias en diversos ámbitos acerca de la falta de transparencia en el funcionamiento de las numerosas empresas privadas que cada vez invaden más el espacio de la Sanidad pública, teniendo cada vez más arraigo y presencia que nunca, sin saber muy bien el coste final en varios aspectos que puede acarrear a la Sanidad pública, no solo económicamente, sino en calidad asistencial o incluso perjuicio en el empleo público. Esta Sección Sindical ha denunciado ante la Dirección Gerencia del Hospital que empresas como:

CGT concentraciones mantenimiento CAUSA- La encargada de la lencería, que no cumple debidamente con el servicio que presta a la Sanidad pública, trayendo menos kilos de ropa limpia de los que se llevan sucio, ropa en mal estado, mal lavada o con defectos de higiene, inadecuada para el uso hospitalario. Por otra parte, llega un momento en que desaparece tanta ropa que se tiene que sacar nueva cada poco tiempo para contrarrestar la pérdida. En dos meses se han puesto al uso: 2.400 sábanas, 600 pijamas abiertos, 1.100 toallas de lavabo y 300 camisetas de recién nacido, curiosamente, más que los niños que nacen en Salamanca en dos meses… Entendemos que la ropa se estropea con el uso y que hay que renovarla, faltaría más, pero nos parece una exageración renovar todo el stock del hospital cada dos meses.

- La que, aparte de estar apadrinada y mimada por parte de la Dirección y ser "el gran logro" del anterior subdirector de Gestión, cada vez se encarga de más tareas del complejo, como el mantenimiento preventivo y correctivo de las lámparas de quirófano, antes propias de un personal de mantenimiento que hoy día está quedando relegado a un segundo plano. La intrusión de esta empresa en la Sanidad pública pone en peligro tanto el empleo público como la reglamentación que regula la manipulación de ciertas instalaciones hospitalarias. Por otro lado, consideramos que la ubicación dentro del Hospital Clínico de un taller de electromedicina no debería ser frente a la UVI, espacio que podría dedicarse a labores asistenciales.

- La encargada del mantenimiento y operatividad de los ascensores, ya de por sí viejos y deteriorados del complejo (por lo que necesitan mayor atención), es incapaz de cumplir con su cometido, pues hace más de un mes que uno de los ascensores principales del Hospital Clínico no funciona, lo cual ha derivado en demoras en los traslados de pacientes a sus pruebas correspondientes y enfrentamientos entre trabajadores y usuarios por el uso del ascensor, algo que consideramos inaceptable en un hospital de referencia como es el de Salamanca.

- Otras empresas privadas, como la que se lleva los residuos hospitalarios, la que se encarga del traslado y almacenamiento de las historias clínicas, entre muchas otras, que no hacen sino pegar bocados al jugoso pastel de la Sanidad pública y a su financiación a cambio de un servicio muchas veces deficiente o que no cumple con los pliegos de condiciones firmados por ambas partes en el momento de su contratación. Servicios que podrían estar perfectamente atendidos por recursos públicos si la gestión fuera la correcta, propiciando empleo público de calidad y abaratamiento de los costes.

SÉPTIMO. - Por otro lado, la prohibición expresa de fumar en recintos hospitalarios, que fue recogida por ley desde el año 2011 y que dice de forma clara y concisa que no se puede fumar "en centros, servicios o establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos comprendidos en sus recintos", en este Complejo Asistencial no solo no se cumple, sino que se ha visto a miembros de la dirección incumpliendo dicha ley.

Clinico generalOCTAVO. - En general, detectamos en todos los ámbitos falta de interés por parte de las direcciones en mantener contacto con esta Sección Sindical y poner solución a los problemas que les planteamos, como, por ejemplo: deficiencia de plantilla (personal bajo mínimos), mala organización de los recursos humanos, irregularidades en las contrataciones por bolsa, etc.

NOVENO. - Esta Dirección, inmersa de lleno en el nuevo hospital, del cual, dicho sea de paso, la información es escasa, por no decir nula, no solo no pone control a todas estas irregularidades, sino que es partícipe de las mismas por omisión ante las quejas y demandas expuestas por esta Sección Sindical, tanto escritas como verbales.

DÉCIMO. - La Dirección Gerencia, conocedora de esta problemática, ha hecho la vista gorda, dejando a sus subordinados hacer y deshacer a su antojo, siendo, de esta manera, partícipe de sus tropelías.

UNDÉCIMO. – Todo esto explicado anteriormente deriva en una calidad asistencial menor, unas condiciones laborales cada vez mas precarias y una Sanidad pública cada vez más debilitada y privatizada, malo para el trabajador, pero también para el usuario.

Por lo tanto, desde CGT exigimos:

PRIMERO. - La depuración de responsabilidades por parte de quien corresponda en la Consejería de Sanidad y que pongan, al fin, coto y orden en el Complejo Asistencial de Salamanca a tanta irregularidad.

SEGUNDO. - El respeto que los trabajadores merecen por parte de la Dirección cuando éstos elevan sus quejas ante ella a través de sus representantes. Cualquier caso omiso que se haga de estas quejas se considerará, por parte de los trabajadores y de sus representantes, como una ofensa ante sus derechos.

TERCERO. - Si los trabajadores cumplen con sus obligaciones laborales, desde CGT exigimos SIEMPRE que la Dirección cumpla con los derechos correspondientes a estos trabajadores, como no podría ser de otra manera. ¡Basta ya de abusos!

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.