Opinión Por Cristina de las Heras de Gracia* Lunes, 10 Octubre 2016 10:25
= SALUSPOT TE CUIDA =

Cómo elaborar tu propia loción hidratante casera

*Especialista en Medicina Estética y antienvejecimiento

Vote este artículo
(2 votos)
Nuestra piel es un órgano vivo y metabólicamente muy activo. Su capa más superficial, la epidermis, la protege de las agresiones externas que provocan su deshidratación. Cuando nos exponemos al sol o nos lavamos con demasiada frecuencia, las funciones de esta barrera se alteran y, como consecuencia, nuestra piel pierde agua.
 

De-las-Heras-de-Gracia-Cristina

Todos los cambios que se produzcan a nivel del estrato córneo (epidermis) repercutirán irremediablemente en la dermis, la capa de la piel donde se encuentran las fibras de colágeno y elastina, que a su vez son las responsables de la viscoelasticidad de la misma.

En ella, además, se realiza el intercambio metabólico. Son tres los elementos que impiden que la epidermis se deshidrate: los queratinocitos viejos de la superficie, los lípidos que los unen (cerámicas y colesterol) y un factor natural de protección. Si éstos fallan, la piel se vuelve seca y pierde su función protectora.

Para elaborar una crema hidratante contamos con sustancias que contribuyen a retener el agua, otras cuya función es liberar agua al estrato córneo y otras oleosas, cuya misión es oclusiva, y tienen como objetivo evitar la pérdida de agua. Entre los primeros se encuentran la glicerina, la urea, el ácido hialurónico, el ácido láctico procedente de las frutas... Entre las sustancias oclusivas que impiden la deshidratación encontramos lípidos como la parafina, ceras, aceites... Y los lípidos emolientes que reblandecen el estrato córneo favorecen la retención de agua son los aceites vegetales (oliva, sésamo, avellanas, coco, macadamia, argán, semillas de uva, onagra, aguacate...), los extractos vegetales de rosa mosqueta, bambú, arándanos...

Podemos elaborar nuestra propia crema hidratante con una parte de ingredientes acuosos, aproximadamente 200 cc de agua de manantial o agua de rosas, o de lavanda; otra parte compuesta de aceites sólidos, como aceite de coco o manteca de karité (70 cc), y 150 cc de aceites líquidos (germen de trigo, almendras, oliva, argán...). Como base, cera de abejas natural, unos 20 gramos. Opcionalmente, se pueden añadir unas 20 gotas de aceites esenciales por cada 100 gr. de crema: bergamota, geranio, incienso, rosa, salvia, etc.

La cera y los aceites se mezclan lentamente en un recipiente al baño maría y se dejan enfriar. En una batidora mezclamos el agua y los aceites esenciales y le añadimos lentamente la mezcla oleosa, hasta obtener una mezcla espesa. En el caso de haber utilizado elementos frescos, como el aloe vera de la planta, pepino etc, deberá conservarse en nevera. De otro modo, se conservará meses a temperatura ambiente. Es muy importante utilizar aceites de primera presión, poco elaborados. Del mismo modo, esterilizar el envase donde se vaya a conservar y no manipular con las manos la crema cada vez que se use para evitar la contaminación de la misma.

 

* La doctora Cristina de las Heras de Gracia es especialista en Medicina Estética y antienvejecimiento y miembro de Saluspot

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.