Opinión Por ADSP Madrid* Domingo, 03 Marzo 2019 13:42
= EN ABIERTO =

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, ante el 8 de marzo

*Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

Vote este artículo
(0 votos)

La lucha de las mujeres a lo largo de todo el año se hace más visible cuando se acerca el 8 de marzo. Son los días en que hacemos balance de nuestras reivindicaciones, de los retrocesos o avances, valoramos en qué situación estamos y lo mucho que queda por conseguir. Desde todos los frentes, las organizaciones sindicales, vecinales, políticas y organizaciones sociales de todo tipo levantamos nuestra voz para seguir reclamando igualdad de derechos, de oportunidades, de futuro para nosotras y para las mujeres que vienen detrás.

Mujer 8Marzo opinionComo personas que defendemos una salud integral de las personas, queremos hacer visibles las carencias que tiene nuestro sistema en materia de salud sexual y reproductiva. En primer lugar, falta de educación sexual de calidad en los centros escolares de la Comunidad de Madrid, ya que, a pesar de la Ley Orgánica contempla la educación afectivo-sexual, esta se realiza casi exclusivamente desde la reproducción. La escuela no cumple el papel de educar en la sexualidad desde los primeros años; así se entienden los datos que han aparecido recientemente que demuestran que la única educación sexual de una parte importante de jóvenes es a través de internet y la pornografía.

En segundo lugar, vemos que los únicos métodos anticonceptivos accesibles libremente son los de barrera. Los métodos anticonceptivos de larga duración (DIU, implantes) son los menos utilizados, ya que necesitan la intervención de especialista en Ginecología. Como desde la Atención Primaria se pueden prescribir los métodos anticonceptivos hormonales, son los más utilizados porque son los que tienen menos tiempo de demora para su acceso, aunque a veces no sean los más indicados.

La interrupción voluntaria del embarazo sigue siendo muy difícil para la población más joven, que necesita el consentimiento de los padres para realizarlo. Además, la objeción para practicar la IVE de gran número de profesionales de la Sanidad pública, lo hace muy poco accesible y lo deja en manos del sector privado.

Las mujeres que necesitan técnicas de reproducción asistida también tienen gran dificultad para acceder a ellas, porque la Sanidad pública dedica muy pocos recursos. Al final, también para la reproducción asistida, son las clínicas privadas las que disponen de medios para llevarlas a cabo, dejando fuera a todas aquellas mujeres que no puedan pagarlas.

Por otro lado, es evidente que la perspectiva de género generalmente no es abordada desde el sistema sanitario, lo que en ocasiones, puede provocar serios perjuicios para la salud de las mujeres.

Desde la Asociación de Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, exigimos una atención a la salud sexual de las mujeres desde los primeros años con formación para los niños y jóvenes de ambos sexos, una educación para la diversidad y una Sanidad pública con recursos suficientes para atender desde ella todas las necesidades de salud sexual y reproductiva sin tener que depender de recursos y medios privados.

Por eso entendemos que hay que participar activamente en todas las convocatorias, movilizaciones y paros planteados para el 8 de marzo, también porque vivimos un momento en que el auge de los planteamientos negacionistas pone en serio riesgo los avances que se han producido en el reconocimiento de los derechos de las mujeres.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.