Opinión Por Elia Martínez Moreno* Jueves, 19 Agosto 2021 09:00
= DE NUESTRO MUNDO, UN LUGAR MEJOR =

La felicidad en la sencillez

* Especialista en Oncología Médica

Vote este artículo
(0 votos)

El otro día hablaba con una paciente, Conchita, acerca de mis vacaciones. Le decía que iban a ser días de paseos, de hacer el deporte que pudiera, recuperar sueño y comer a mi hora... Y estar con mis hijos, devolviéndoles las horas que les han robado mis jornadas maratonianas de hospital.

Elia Martinez Moreno secpal opinion int

Eso nadie de mi entorno lo entiende. ¿Por qué no se sale a la hora?... porque no da tiempo a irse con la calma de haber hecho todo bien. Pero este tema es para otra columna.

Conchita me decía que así ve ella las vacaciones: sencillas, disfrutando de lo que se tiene; y me hablaba del empeño que tenemos ahora de tener "experiencias", de visitar cuantos mas sitios mejor, con FOTO, pero quizás SIN POSO.

Y desde ese pensamiento de la felicidad en lo sencillo estos días me transporto al 19 de agosto de hace décadas. El 19 de agosto es el cumpleaños de mi querido hermano (aprovecho para felicitarle en sus 40 y decirle que estoy muy orgullosa de él).

En los años 80 y 90 los cumpleaños no eran más que un gran día en el que venía a casa la familia y amigos y uno se sentía un poco importante. Mi madre hacía una tarta y no me acuerdo bien, pero cocinaría algo especial. La tarta era de las caseras, con su bizcocho y crema, y por encima chocolate y birutas.

Las velas no eran números, eran velas de colores, tantas como años cumplías. Mis padres tenían la costumbre de hacernos un regalo a los dos. Y lo mismo pasaba el dia de mi cumpleaños en enero. Nos educaban en ser iguales, todo para compartir. 

Por la tarde, a eso de las cinco, venían los amigos. Comíamos cortezas, gusanitos, patatas fritas, sandwiches de Nocilla y foie-gras, ponian bebidas de naranja o limón, y lo más era la Coca-cola sin cafeína. No había globos ni adornos. Era en el cuarto de estar de nuestra casa. Eran los años 80.

Luego la tarta, cantar y soplar, y después a jugar al exterior.

Muy felices nos dormíamos rendidos de haber corrido, saltado y jugado, siempre con las rodillas llenas de heridas de guerra tatuadas de Mercromina R. Y a por otro año.

Ahora los cumpleaños son así en raras ocasiones. Buscamos el cumpleaños temático, el rocódromo, viaje al teleférico, visita al Museo de Ciencias, pinball...y ya no sabemos cómo superarnos año tras año.

La búsqueda de dichas actividades y el desembolso económico son esfuerzo y tiempo. Pero quizá no haga falta más que llenarles de muchas horas de calidad con sus padres y amigos verdaderos para que los niños sean felices.

Esta claro que cuánto más deseamos las cosas, más las valoramos.

Cuanto mas cuesta conseguir algo, mas elevado es su valor.

Esta claro que nos deja de interesar lo que nos satura.

En nuestra mano está cuidar con mimo, no saturar la ilusión de un niño, consiguiendo -salvando las lógicas distancias- que puedan tener nuestros hijos los humildes y bellos recuerdos de los cumpleaños de los 80.

* La Dra. Elia Martínez Moreno es especialista en Oncología Médica en el Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid) 

 

 

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.