Opinión Por Jesús González* Sábado, 03 Noviembre 2018 08:28
= EN 400 PALABRAS =

La huelga de Enfermería, un síntoma

*Defensor de la Sanidad pública

Vote este artículo
(0 votos)
Algo va mal en el hospital de Salamanca cuando los profesionales, en este caso, las enfermeras/os que realizan guardias localizadas, plantean una huelga para el 20 de noviembre. Los responsables sanitarios no deben satisfacer, adecuadamente, las necesidades sanitarias de la población, si ésta va a tomar las calles en una marea blanca el 11 de noviembre. Sin duda, los gestores no lo están haciendo bien.
 

Jesus-Gonzalez

Uno de los parámetros para medir el buen funcionamiento de un hospital es el grado de satisfacción de los profesionales que trabajan en él y el de la población a la que atiende. En Salamanca, por lo que se ve, la satisfacción está por los suelos. En el caso de la población, son muy claras las causas de su descontento: listas de espera abrumadoras, el hospital que lleva años en construcción y no termina de ponerse en marcha, la Atención Primaria cada vez más desmantelada e insuficiente, sobre todo en verano, servicios que dejan de prestarse a la ciudadanía y un largo etcétera en el que no voy a profundizar.

¿Pero qué nos pasa a los/las profesionales?

En el último informe de la OMS, en el capítulo 7 sobre sistemas de salud, se afirma: "Aunque la calidad de la asistencia depende en parte de las características individuales de los trabajadores sanitarios, los niveles de desempeño están determinados en mucha mayor medida por la organización del sistema de atención sanitaria en el que trabajan", relacionando la insatisfacción de los profesionales con la calidad de la asistencia.

Es responsabilidad de los gestores buscar las mejoras que determinen el bienestar de los y las profesionales. Este mismo informe señala que la percepción del clima laboral se relaciona directamente con la motivación del trabajador, y aún más con su percepción del apoyo directivo. En Salamanca, ocurre todo lo contrario, el equipo directivo no pone el más mínimo interés en resolver los conflictos que se crean, dando lugar a posiciones extremas, como una huelga, último recurso que tienen los profesionales para negociar sus situaciones laborales.

Enfermeria huelga noviembreLa falta de diálogo y de comunicación terminan enquistando conflictos de fácil resolución por falta de interés y porque no se le exige una responsabilidad personal a los gestores que deterioran el clima laboral, a veces, de forma intencionada.

En el caso de las enfermeras/os que planteamos la huelga el día 20-N, es palpable esta desidia por parte de la dirección. Unas reclamaciones justas, donde se exige el cumplimiento de la ley a la dirección del hospital, contestadas con una falta de diálogo con los profesionales que pone al límite nuestro aguante, obligándonos a convocar una huelga legal.

Se forma un comité de huelga legitimado por ley para negociar el conflicto, con el deber de negociar para llegar a un acuerdo entre el preaviso de huelga y la fecha en la que ésta se va a producir para evitarla y evitar los perjuicios para el hospital, los trabajadores y los pacientes. Les importa muy poco. No quieren ni diálogo, ni negociaciones ni que el conflicto termine. A ellos no les afecta, ni se les van a exigir responsabilidades por la gestión de un conflicto sencillo de resolver. Buscan el deterioro del clima laboral y de la asistencia sanitaria. Así en todo el hospital.

Por todo esto, yo voy a estar el día 11 de noviembre con la marea blanca de Salamanca, y animo a todas y todos los profesionales del hospital a estar allí.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.