Opinión Por SATSE, CSIF, CESM, UGT, CCOO, SAE* Sábado, 14 Noviembre 2020 19:06
= EN ABIERTO =

La Junta de Castilla y León vuelve a 'disparar' contra los trabajadores de Sacyl

*Sindicatos representados en la Mesa Sectorial de Sanidad de Castilla y León

Vote este artículo
(0 votos)

Primero fue su promesa y posterior incumplimiento de las 35 horas, parte de su programa electoral. Y ahora ataca a los trabajadores de la Sanidad lanzando un decreto que recorta todos los derechos laborales de estos trabajadores, al mismo tiempo que en la Mesa Sectorial de Sanidad se está desarrollando un simulacro de negociación sobre una modificación mínima y temporal de estas condiciones.

Hospital OpinionY lo hace con un boletín oficial en sábado, de manera traicionera, demostrando una vez más cuál es su forma de actuar. La preceptiva negociación con las organizaciones sindicales ha quedado totalmente rota de manera inesperada, tras la publicación, con nocturnidad y alevosía, de un acuerdo que nunca se llegó a negociar.

Con la publicación hoy de este decreto, la Junta de Castilla y León se dispone a cometer el mayor abuso jamás realizado sobre las condiciones de trabajo de cualquier tipo de empleado público, y lo hace, además, sobre el colectivo que está soportando el envite de una pandemia mal gestionada, el de los sanitarios.

Han despreciado e ignorado la postura negociadora y las propuestas que durante los últimos 10 días les han presentado las organizaciones sindicales con la intención de garantizar la prestación de la asistencia sanitaria y la calidad asistencial, además de preservar los derechos de los trabajadores.

Todo sucede como resultado del incumplimiento del plan de respuesta contra la pandemia: no se ha reforzado la Atención Primaria, no se ha reforzado la Atención Hospitalaria, no se han contratado rastreadores. No se sabe dónde ha ido a parar el dinero destinado para este fin, pero, desde luego, no a la Sanidad.

La Sanidad vuelve a ser el escenario de la batalla, cada vez menos soterrada, entre los socios de gobierno de la Comunidad de Castilla y León. Y las consecuencias de esta pelea las pagan los sanitarios y la población. Una Sanidad agotada y agobiada por la situación, y que, al mismo tiempo, sufre el acoso despiadado del propio presidente de su comunidad autónoma nunca podrá dar la respuesta adecuada a una población también cansada de un tipo de atención que deja de lado cualquier patología diferente de la derivada de la COVID-19.

Fernández Mañueco no merece seguir siendo el presidente de Castilla y León ni un minuto más. No puede seguir denigrando de esta manera a un Gobierno ni a una comunidad autónoma. Castilla y León no merece tener un presidente que no cumple sus promesas, que miente y que se ríe y conspira contra sus empleados públicos y contra la población.

Es obligatorio exigir su dimisión, tanto del presidente de la Junta de Castilla y León como de la consejera de Sanidad y de su equipo.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.