Opinión Por Jesús González* Sábado, 24 Febrero 2018 08:41
= EN 400 PALABRAS =

La participación ciudadana en Sanidad: un derecho

*Defensor de la Sanidad pública

Vote este artículo
(0 votos)
Cuando se quiere tomar una decisión sobre política sanitaria, el político acude a los “agentes implicados” para asesorarse, es decir, a las asociaciones científicas, a los colegios profesionales y a los sindicatos corporativos, normalmente, cada uno intentando obtener un cierto beneficio para los que representa. Los profesionales son importantes, al igual que los políticos que al final toman las decisiones de política sanitaria, pero no son los únicos.
 

Jesus-Gonzalez

Los pacientes y la ciudadanía, en toda su amplitud, tienen que formar parte de esta toma de decisiones que debe ser compartida.

El papel del paciente tiene que ser activo. Cada vez más pacientes son expertos en su enfermedad, no sólo en conocimientos técnicos, sino en experiencia; conviviendo con la enfermedad, conocen sus preocupaciones, los beneficios de una actitud, lo que les perjudica, las dificultades en su vida diaria, las deficiencias del sistema sanitario respecto a las necesidades que tienen con su enfermedad, conocen los riesgos de las actitudes terapéuticas y la información que poseen sobre sus enfermedades es amplia. Ya no somos los pacientes y la ciudadanía agentes pasivos, sino gestores y generadores de nuestra salud.

Soy un defensor del empoderamiento de la ciudadanía en temas de salud y defiendo la toma de decisiones compartida entre los profesionales, que aportan su conocimiento técnico, su estudio, sus investigaciones, y los pacientes, que aportan su vivencia.

Esta toma de decisiones compartida se viene realizando desde hace varios años en un nivel básico, como es el momento de firmar el Consentimiento informado para una prueba diagnóstica o una intervención quirúrgica. Profesionales y pacientes conversan y deciden libremente. El profesional informa de las posibilidades terapéuticas desde su conocimiento, el paciente pregunta sus dudas, expone sus miedos, sus preocupaciones, valora los riesgos, mide beneficios y entre ambos deciden qué es lo mejor. Esta toma de decisiones hay que llevarla a una escala superior, a la toma de decisiones en las políticas sanitarias que afectan a la salud de todos y todas.

participacion JesusLas asociaciones de pacientes, asociaciones de vecinos o los movimientos sociales relacionados con la Sanidad deben formar parte de las iniciativas, de las acciones y de las evaluaciones en salud pública y servicios sanitarios conjuntamente con profesionales y políticos. Esta participación debe regirse por un código ético, donde se declare de forma explícita cualquier posible conflicto de intereses para que la toma de decisiones se realice exclusivamente en aras del bien común.

Empoderar a la ciudadanía en temas de salud es poner en valor su experiencia y sus conocimientos. Los ciudadanos y ciudadanas queremos participar en la política sanitaria. Es un derecho que nos asiste. Cuando seamos capaces de tomar las decisiones políticas en Sanidad entre profesionales, políticos y ciudadanía, éstas se realizarán en pro del bien común, cerrando la puerta a otros poderes que las toman en su propio beneficio.

 

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.