Opinión Por María García Gómez* Sábado, 07 Julio 2018 09:06
= EL BAÚL SANITARIO =

'Operación Verano'

*Secretaria de Sanidad del PSOE Salamanca

Vote este artículo
(0 votos)
En verano, la Sanidad salmantina afronta situaciones muy complicadas, tanto en Atención Primaria como en Atención Especializada, especialmente por falta de una planificación adecuada y por la escasez estructural de profesionales sanitarios.

Maria-Garcia-Gomez

En Atención Especializada, argumentado falsamente que hay que adaptar el servicio a la demanda asistencial y a los ingresos hospitalarios, la gerente del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca vuelve a cerrar camas en verano, cuando realmente el descenso se produce por la baja actividad programada.

Pero esta disminución no tiene en cuenta el incremento de otras enfermedades típicas del verano, las actividades o accidentes que se producen al aire libre, ni el movimiento en carreteras, que van a ocasionar un aumento importante de la carga asistencial y a dificultar más la atención sanitaria durante el periodo vacacional.

Además, al disminuir la actividad quirúrgica aumentan considerablemente las listas de espera, pretexto para seguir justificando la derivación de intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas a centros sanitarios privados concertados. Un año más, se colapsarán las Urgencias hospitalarias, llegando a provocar situaciones en las que se pudiera poner en riesgo la salud de las personas.

En Atención Primaria tampoco escapan a las dificultades del verano. El abandono es evidente tanto en zonas urbanas como rurales. En las zonas rurales se producen muchos problemas añadidos a los estructurales, como la falta de suministro, equipamiento médico, material y recursos humanos. Nuestros pueblos ven cómo aumenta su población en verano y la Administración no sólo no pone refuerzos, sino que los pocos efectivos existentes tienen que redoblar esfuerzos, debiendo asumir otros pueblos y mayor población, creando situaciones de inseguridad a los ciudadanos, que no saben a qué hora viene su médico o enfermera o que día, porque son cambiados constantemente sin previo aviso.

La escasez de pediatras en muchas zonas origina que los niños sean atendidos por médicos de Familia, y la falta de ambulancias medicalizadas en algunas zonas rurales está dejando indefensos a muchos ciudadanos a los que se les debería de proporcionar asistencia en un tiempo adecuado en caso de emergencia.

La Administración no puede seguir argumentando que no encuentra médicos y enfermeras para sustitución, porque este problema viene ocurriendo desde hace demasiado tiempo y es la propia Consejería de Sanidad la que ha provocando su enquistamiento.

No nos pilla por sorpresa. La falta de personal es estructural, y esto dificulta la captación de nuevos profesionales, y si encima ofrecemos contratos precarios, los profesionales que hemos preparado y formado en nuestra provincia se van a otras ciudades o comunidades donde se les ofrecen mejores condiciones de trabajo.

Está claro que para la Junta de Castilla y León la Sanidad pública no es una de sus prioridades. Seguimos enfrentándonos otro verano más a estas condiciones porque no interesa buscar soluciones, a pesar del grave y sistemático empeoramiento de la calidad asistencial.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.