Opinión Por Alberto López Herrero* Domingo, 12 Noviembre 2017 19:14
= GHANA CON NOMBRE PROPIO =

Peprah, un nigeriano rey de la chapa y pintura en Ghana

*Periodista. Misiones Salesianas

Vote este artículo
(0 votos)

Con sólo 18 años Peprah ya sabe lo que es trabajar en un hotel lavando sábanas, viajar solo desde Nigeria a Ghana y ver cómo la familia se rompe por el alcoholismo de su padre. Todo eso antes de cumplir la mayoría de edad y de encontrarse con los Salesianos.

Ghana dNació en Nigeria porque hasta allí viajó su padre desde Ghana para trabajar en lo que se conoce como pastos verdes (lo que surja). En Nigeria conoció a su madre y nació él, pero poco después el padre perdió el trabajo y comenzó a beber, perdiendo a su esposa, que se separó de él, y a su hijo, que fue, como ocurre siempre en Ghana, llevado con los abuelos.

En uno de los trabajos esporádicos que consiguió el padre conoció a los Salesianos. Iba a limpiar la casa y uno de los salesianos era de Ghana. Años después, cuando el salesiano fue enviado a Ghana, mantuvo el contacto para intentar que el padre y Peprah regresaran a Sunyani. El padre regresó primero y el hijo se quedó solo en Nigeria.

Sin embargo, el joven Peprah tenía claro que quería ganarse la vida por su cuenta y que no quería estudiar. En Nigeria trabajó en un hotel lavando sábanas y cuando llegó a Ghana, sin saber nada de inglés, dijo que no quería ir a la escuela. Estuvo dos años viviendo en el Don Bosco Boys Home y destacó rápido por su inteligencia, aunque su sueño siempre fue otro: arreglar los golpes de los coches y pintarlos.

Desde hace un año trabaja en un taller que le ha enseñado el oficio y que reconoce que lo hace muy bien. Se ha fabricado su propia bicicleta para ir a trabajar y pasa horas y horas puliendo los detalles de los coches en el taller para dejarlos como nuevos. Vive junto a otro cuatro jóvenes que están aprendiendo un oficio en un Group Home (una casa pequeña) que le pagan los Salesianos.

Ghana eA pesar de los traumas, abandonos y explotación que han sufrido los menores del Boys Home, ninguno habla con rencor de su familia y hasta la visitan varias veces al año en vacaciones y quieren volver a sus aldeas cuando acaben de estudiar o aprendan un oficio. Peprah, por ejemplo, no culpa a sus padres de lo ocurrido en su infancia; sabe que su madre se casó y que es el mayor de otros cuatro hermanos del nuevo matrimonio….

 

 

ANTERIORES

Día 1. Los peluches, claves en el comienzo del programa de menores en situación de prostitución en Don Bosco Fambul

∞ Día 2. Veriattu y Victoria, dos infancias rotas por los abusos y la calle

∞ Día 3. Isathu y Marilyn, dos hermanas unidas en la desgracia y ahora en la felicidad

∞ Día 4. Adbul, otro héroe superviviente de la violencia cruel contra los menores

∞ Día 5. El gran campamento urbano de la esperanza para quienes lo perdieron todo en los deslizamientos de tierra

∞ Día 6. El sueño cumplido de una menor de salir de la prostitución gracias a Don Bosco Fambul

∞ Día 7. Pasado y presente de Angola Town gracias a Don Bosco Fambul: de suburbio a barrio modelo en Freetown

∞ Día 8. La lucha de los Salesianos contra la explotación y el tráfico de menores en Ghana

∞ Día 9. Daniel, el menor que creció en la calle y que destaca por su inteligencia en el Boys Home de Sunyani (Ghana)

∞ Día 10. El hermano John, el ejemplo de un salesiano joven de 89 años en Ghana

∞ Día 11. La historia de Edo, o cómo empezar de cero en la adolescencia hasta encontrar la vocación

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.