Opinión Por Viernes, 21 Marzo 2014 01:16
= Sanidad sana =

La Sanidad pública en el mercado

21 de marzo de 2014

Vote este artículo
(0 votos)





Miembro de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública
de Salamanca (ADSP)

La teoría económica neoliberal lleva varias décadas monopolizando los sistemas económicos mundiales, y parece que se ha quedado como modelo único. Los estudios y la investigación sobre economía, e incluso los premios Nobel de esta categoría, versan sobre este modelo de éxito basado en el libre mercado y en la ley de la oferta y la demanda. Se ha evolucionado hacia un mercado, no sólo de bienes, sino también de servicios que hasta ahora prestaban los Estados. Más Mercado y menos Estado, defiende la corriente ortoliberal alemana, a la que se atribuye el milagro alemán. El Estado se ha convertido en un factor provisor de fondos y amortiguador del sistema en caso de pérdidas.

Lo hemos visto en esta última crisis. Ha sido una crisis con burbujas especulativas, y financiera a la postre, que se ha resuelto con la intervención y el endeudamiento en rescates de los Estados para sanear los bancos quebrados; porque "si se hunde la banca, se hunde el sistema". Da sonrojo observar cómo los poderes económicos, desde sus paraísos fiscales, manejan como auténticos títeres no sólo a empresas solventes, especulando con su valor y financiación, sino incluso a Estados europeos soberanos e independientes. Vamos conociendo también el descarado e inmoral soborno cómplice a algunos personajes, partidos políticos y sindicatos.

Así se explica que, a pesar de que nuestro sistema público de salud sea eficiente (podría mejorarse) y muy bien valorado por propios y extraños, definitivamente haya entrado en el mercado de la privatización y especulación. En unos casos se externalizan los servicios de lavandería, mantenimiento, restauración, laboratorio, radiología, listas de espera quirúrgicas, o se recurre a la gestión privada de hospitales públicos, caso peleado recientemente en Madrid. En otros casos, como el de Burgos, el hospital lo construye, lo dota y lo gestiona un consorcio de empresas. Parece que hay otro intento encubierto en las Unidades de Gestión Clínica, cuyo decreto de momento sigue en borrador.

Ojo, pues, a las externalizaciones, que poco a poco van asfixiando por descapitalización al sistema sanitario público en favor del privado que, una vez situado como imprescindible, irá subiendo las cuotas de decisión y las ganancias del negocio empresarial, en detrimento de la calidad asistencial.

Externalizar la gestión no parece buena idea, y si hay que aprender, hágase un MIR de Gestión Sanitaria Pública. El sistema sanitario público tiene, además, muchos ejemplos de gestión brillante y eficiente donde aprender, como el caso de la Organización Nacional de Trasplantes. Servicio técnicamente complejo, socialmente accesible, transversal, solidario y democrático, aparentemente impropio en un país fragmentado por autonomías y sanidades transferidas, y que funciona porque en la Sanidad pública hay valores y personas que no tienen precio, ni todo se puede comprar con dinero.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.