El informe sobre la evolución de la epidemia de COVID-19 que este lunes ha facilitado el Ministerio de Sanidad pone de manifiesto unos datos "realmente buenos". Si ayer el número diario de fallecidos (87) se situaba por debajo del centenar por primera vez en más de dos meses, esa bajada se acentúa de forma significativa, y hoy son 59 las víctimas mortales notificadas en las últimas 24 horas por las comunidades autónomas. De ellas, 16 se han producido en Madrid y 12, en Cataluña.

A partir de este lunes, las comunidades autónomas comenzarán a llamar a las 36.000 familias seleccionadas para el Estudio Nacional Epidemiológico de la Infección por SARS-CoV-2 en España, bautizado como ENE-COVID, que no arrojará los primeros resultados preliminares al menos hasta dentro de dos semanas, el tiempo que durará el reclutamiento inicial de todos los participantes. Se invitará 90.000 personas a formar parte de este proyecto, aunque se calcula que la muestra final estará compuesta por un mínimo de 60.000.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado esta noche que la entrada en vigor de una nueva prórroga del estado de alarma coincidirá mañana con "pequeños alivios en las restricciones" establecidas para frenar la expansión de la pandemia de COVID-19, como la salida de los menores de 14 años para disfrutar de paseos controlados durante una hora diaria. No será el único. Una semana después, "si la evolución de la epidemia es favorable como hasta ahora, se podrá salir a hacer deporte de manera individual o a pasear con la persona con la que convivimos".

"La Organización Mundial de la Salud quiere que se levanten las restricciones tanto como cualquiera, pero hacerlo demasiado rápido podría conducir a un resurgimiento mortal de la pandemia de COVID-19. La bajada puede ser tan peligrosa como la subida si no se maneja adecuadamente".

El Gobierno de España recomienda a partir de ahora el uso de mascarilla, "especialmente en los trayectos al puesto de trabajo cuando se efectúan en medios de transporte donde puede haber aglomeraciones o donde sea más difícil guardar la distancia interpersonal". Así lo ha comunicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se ha aprobado una nueva prórroga del estado de alarma.

(Actualización) - Las cifras diarias de fallecimientos asociados a la epidemia de COVID-19 siguen creciendo de forma estremecedora, y es preciso no acostumbrarse a que números de tres cifras parezcan habituales, por mucho que se repitan. En las últimas horas, otras 757 personas. Que se suman a las 743 del martes, a las 637 del lunes... y así sucesivamente, desde hace ya demasiadas semanas. Cierto es que son menos que las que se han llegado a ver, rondando las nueve centenas, pero que un virus desconocido hasta hace poco más de tres meses haya causado en tan poco tiempo 14.555 muertes solo en nuestro país –más de 82.000 en el mundo– estremece por momentos.

El Foro de la Profesión Médica ha mostrado este martes su unánime rechazo a las últimas medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad respecto a la gestión de recursos humanos para hacer frente a la crisis sanitaria, especialmente a la decisión de prorrogar la residencia de los MIR de último año.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado este martes que la próxima semana, "lo antes posible", arrancará un estudio de seroprevalencia cuyo objetivo es estimar el grado de expansión del coronavirus SARS-CoV-2 en la población de nuestro país a partir de una muestra representativa de 60.000 personas.

Página 3 de 65