Pacientes de cerca Por S. A. D. Jueves, 07 Marzo 2019 18:18
semi-semfyc

Expertos demandan una atención específica según el sexo para una asistencia integral de las enfermedades crónicas

Muchos medicamentos no se metabolizan igual en mujeres y en hombres, y también hay diferencias en enfermedad cardiovascular

Vote este artículo
(0 votos)
Salvador Tranche, Juana Carretero, Ana Royo, tesorera de Semfyc, Ricardo Gómez Huelgas y Paula Salamanca, en la presentación. Salvador Tranche, Juana Carretero, Ana Royo, tesorera de Semfyc, Ricardo Gómez Huelgas y Paula Salamanca, en la presentación.

La XI edición del Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico reúne en Mérida a profesionales sanitarios y de servicios sociales, gestores sanitarios y pacientes. En la presentación, expertos han demandado una atención específica según el sexo del paciente para garantizar una asistencia integral de las enfermedades crónicas. Muchos medicamentos se metabolizan de forma diferente según el sexo del paciente, además de existir una tendencia a padecer ciertas enfermedades en uno y otro caso.

Los cambios demográficos y epidemiológicos que se están produciendo en nuestra sociedad en los últimos años, especialmente el envejecimiento poblacional, el aumento de la esperanza de vida y las mejoras en la atención sanitaria, han permitido que patologías tan prevalentes como la diabetes, la obesidad mórbida, la insuficiencia cardiaca, el VIH o el cáncer se hayan convertido en enfermedades crónicas.

De hecho, en España, el 80% de las consultas de Atención Primaria, el 60% de los ingresos hospitalarios y el 85% de los pacientes ingresados en Medicina Interna se deben a enfermedades crónicas, lo que supone la primera causa de gasto sanitario en nuestro país. Por ello, estos datos hacen necesario un Sistema Nacional de Salud adaptado a las nuevas necesidades que plantea la cronicidad.

Para abordar la utilidad de los modelos asistenciales en el abordaje de las enfermedades crónicas, el futuro de la atención a la cronicidad y a los pacientes con multimorbilidad y las diferencias de género en el abordaje de estas enfermedades, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) organizan este XI Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico, que se celebra en Mérida los días 7 y 8 de marzo, junto con la VI Conferencia Nacional del Paciente Activo.

Pacientes, profesionales médicos de distintas especialidades, enfermeros, farmacéuticos, trabajadores sociales y gestores sanitarios se reúnen en Mérida bajo el lema “Ampliando Horizontes”. Así, los expertos han señalado que para lograr un abordaje adecuado de estos pacientes crónicos de edad avanzada y con multicomorbilidad resulta imprescindible reforzar la asistencia primaria, pasar de una medicina especializada a una medicina más generalista, ampliar el papel de la enfermería y realizar un mayor esfuerzo en la promoción de la salud.

Pluripatología

“Actualmente, el 75% de los pacientes atendidos en los servicios de Medicina Interna presentan pluripatología, con una media de seis enfermedades crónicas. Suelen ser pacientes de edad avanzada, ya que la media es de 75 años y los mayores de 85 años se han duplicado en la última década. Y hay que tener en cuenta también que el 94% de esta población está polimedicada (consumiendo más de cinco medicamentos diferentes al día), lo que representa un alto riesgo de efectos adversos e interacciones medicamentosas”, señala el doctor Ricardo Gómez Huelgas, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Frente a las particulares necesidades de atención de estos pacientes, “la mejor opción es una atención longitudinal, coordinada y con visión generalista. Así ha sido subrayado en un reciente estudio publicado en la American Medical Association, que revela que un médico más por 10.000 habitantes destinado a la Atención Primaria se asocia a reducciones en mortalidad cardiovascular, por cáncer y por dolencias respiratorias”, ha avanzado el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, el Dr. Salvador Tranche, para quien “es indiscutible que la Medicina Familia y Comunitaria es uno de los ejes, pero no podemos perder de vista la existencia de momentos de agravamiento y la necesidad de una intervención hospitalaria eficiente y coordinada con esta visión en continuidad y generalista, que es la que aporta Medicina Interna, una especialidad que es imprescindible reforzar también para hacer frente al aumento de enfermedades crónicas no transmisibles, esta pandemia de patologías crónicas que se previsualiza”, concluye el doctor Tranche.

Precisamente, una de las mesas del congreso plantea, de la mano de expertos de reconocida trayectoria en el ámbito de la cronicidad, cómo se ha producido el cambio de la comorbilidad a la multimorbilidad en los pacientes y si el sistema sanitario está evolucionando de forma paralela en este sentido.

Así, dos terceras partes de los pacientes atendidos en Medicina Interna son comórbidos, o más bien, tienen multimorbilidad. Durante los últimos años, el termino comorbilidad para referirse a estos pacientes ha dado lugar a la multimorbilidad. Por comorbilidad se entiende “cualquier enfermedad o condición de salud adicional que ha existido o puede ocurrir durante el curso clínico de un paciente con una enfermedad guía”, lo cual no debe confundirse con multimorbilidad, definida como la “concurrencia de varias enfermedades o condiciones de salud en una persona, sin dominancia o relación entre ambas”.

Así, en Extremadura, según datos del INE entre 2013 y 2016 la principal causa de morbilidad y de altas hospitalarias han sido las enfermedades cardiovasculares. Además, en esta Comunidad hubo, a lo largo del año 2016, alrededor de 200.000 problemas de salud en Atención Primaria, de los cuales los relacionados con el sistema endocrino o metabólico (como diabetes y obesidad) y con el aparato circulatorio (como la hipertensión arterial) presentaban una prevalencia mayor en mujeres que en hombres.

Importancia del sexo y del género para la toma de decisiones

Durante la presentación del congreso, los expertos han destacado la importancia de tener en cuenta el sexo del paciente en la toma de decisiones clínicas, diagnósticas y terapéuticas en las enfermedades crónicas, ya que muchos medicamentos se metabolizan de forma diferente en las mujeres que en los hombres, debido a las variaciones en el tamaño corporal o los niveles de hormonas sexuales, y pueden presentar distintos efectos adversos en uno y otro caso.

“Cuando hablamos de mujer y cronicidad se abre la puerta a un gran debate global y otros paralelos en los que nos debemos preguntar sobre cómo se aborda la mujer como paciente de enfermedades crónicas o la mujer cuidadora principal de pacientes crónicos. Además, es especialmente remarcable en Extremadura un elemento añadido y es el papel de la mujer en el medio rural en un contexto de cronicidad”, señala la presidenta del Comité Organizador del Congreso y tesorera de la Junta de la semFYC, la Dra. Ana Arroyo.

Igualmente, esta médica de familia extremeña presente en la junta de la sociedad nacional aborda la importancia del género para el abordaje de estas enfermedades: “La relación entre la paulatina feminización de las profesionales sanitarias y la atención a la cronicidad es otro de los asuntos que se tienen que analizar, tanto en lo que se refiere a la mujer como profesional y al abordaje de pacientes crónicos”.

También existe una tendencia a padecer ciertas enfermedades teniendo en cuenta el sexo femenino y masculino. Por ejemplo, en el caso de la enfermedad cardiovascular, en las mujeres es más frecuente que se manifieste en forma de ictus y en los hombres en forma de infarto de miocardio. Además, en general, las mujeres suelen presentar una mayor prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular, tales como obesidad, diabetes, hipertensión o fibrilación auricular.

Todo ello, repercute, en muchas ocasiones, en una discriminación negativa en el abordaje en la mujer, como indican datos de estudio HERMEX, realizado en Extremadura, según el cual el 52% de los varones con riesgo cardiovascular alto o muy alto tomaban fármacos para bajar el colesterol frente a un 34% de las mujeres. Además, su presencia en los ensayos clínicos está infrarrepresentada, por lo que resulta más difícil extrapolar sus datos a la práctica clínica diaria.

En este sentido, la doctora Juana Carretero, presidenta Comité Científico del Congreso y vicepresidenta segunda de la SEMI, comenta que “para garantizar que las necesidades de salud integral de la mujer se satisfagan a lo largo de la vida, los sistemas de salud y las sociedades deben abordar de manera eficaz programas de salud reproductiva, de nutrición, de enfermedades infecciosas y crónicas. La medicina específica para cada sexo debe ser parte integral de todos los programas de educación y prevención de la salud, por lo que se debe acelerar la investigación y la educación clínica en esta área vital”.

 

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.