Pacientes de cerca Por O. P. Miércoles, 23 Septiembre 2020 22:12
SALAMANCA

Familias de escolares en 'cuarentena' muestran su malestar por la privatización de las PCR y el "caos" en la comunicación de los resultados

Afirman haber tenido "una sensación de desamparo total" y explican que en algunos casos los rastreadores han contactado con ellas ocho días después de conocerse el primer positivo

Vote este artículo
(0 votos)
Un aula sin alumnos, en una imagen de archivo. Un aula sin alumnos, en una imagen de archivo. Junta CyL

(Actualización) - La incertidumbre es la sensación generalizada entre las familias a las que se comunica que sus hijos deben permanecer aislados porque se ha detectado algún caso de coronavirus entre sus compañeros de clase y el grupo ha sido puesto en cuarentena. En ese momento llegan las dudas: ¿les harán las pruebas?, ¿cuándo se sabrán los resultados?, ¿qué debemos hacer hasta entonces?, ¿los padres podemos ir a trabajar mientras no se confirme que los niños son positivos?, ¿y si el resultado de la primera PCR es negativo?...

Las preguntas son tantas y tan diversas como las circunstancias particulares en las que se encuentra cada hogar, y la confusión aumenta si las respuestas no llegan y el proceso se alarga más de lo debido. Es lo que ha ocurrido con algunas familias de Salamanca afectadas por los primeros positivos declarados en el entorno educativo, que manifiestan haber sentido "un desamparo total" durante una semana en la que, según afirman, "no se han cumplido los plazos" establecidos por la empresa encargada de hacer las PCR ni han recibido una información adecuada sobre los pasos que debían seguir hasta conocerse el resultado de las analíticas.

"El día de la prueba nos dijeron que si los niños daban negativo podían salir a la calle, aunque sin relacionarse con otras personas, cuando en realidad hay que guardar cuarentena y aislamiento hasta el día que se establece que pueden volver al colegio", explica la madre de un alumo del CEIP San Mateo, en la capital salmantina, donde la Junta de Castilla y León puso en cuarentena dos aulas pocos días después del inicio del curso escolar.

La Administración autonómica sí recuerda a los padres de los niños que estén pendientes de resultados que no los lleven a su centro educativo hasta que no termine el periodo de cuarentena, pero los afectados no tienen demasiado claro qué hacer si el resultado llega y es negativo, teniendo en cuenta que la infección podría manifestarse días después de la PCR.

En el caso de este colegio, las pruebas se efectuaron con rapidez, tan solo un día después de conocerse el positivo que originó el cierre de las dos aulas. Las muestras se tomaron en el propio centro el martes, 15 de septiembre, a través de una de las dos empresas a las que la Consejería de Educación ha adjudicado la realización de las PCR en los casos sospechosos que se produzcan entre los miembros de la comunidad educativa. Según se ha explicado desde el Gobierno autonómico, esta decisión responde a la necesidad de evitar una mayor saturación de los centros de Atención Primaria y garantizar tiempos de espera más cortos. El servicio se ha adjudicado por un importe de 741.000 euros para los meses de septiembre a diciembre.

Críticas por la privatización de las pruebas en los colegios

Más allá de las críticas que ha generado la privatización de estas pruebas en la Comunidad –partidos de la oposición, sindicatos y hasta la Coordinadora de Estudiantes de Castilla y León han criticado la medida–, los padres denuncian el "caos" vivido en los últimos días por la gestión de los datos y la información relacionada con sus hijos, y se preguntan si hubiera ocurrido lo mismo si el procedimiento hubiera estado bajo la coordinación de Sacyl.

No tienen queja sobre la respuesta inicial, porque la toma de muestras se hizo al día siguiente del primer positivo, el martes, pero cuentan que una docena de familias seguía el viernes sin conocer los resultados de las PCR, a pesar de que el profesional responsable de los análisis les aseguró en el propio centro educativo que estarían disponibles "en 48 horas como máximo, y probablemente antes".

"Nos dijo que nos llegaría un mensaje al móvil con un enlace para acceder a ellos y que, en caso de ser positivo, nos llamarían por teléfono. Solo lo recibieron algunas familias, y todos sin enlace, simplemente con la comunicación de que los resultados estaban disponibles. Para que dejáramos de hacer ruido, a las seis de la tarde del viernes nos avisaron de que podíamos pasar por la clínica a buscarlos, pero en realidad ya estaba cerrada", explica una de las madres afectadas.

Según su testimonio, varias familias continuaban el sábado sin saber nada, hasta que a la una de la madrugada recibieron "un correo electrónico" con los resultados. "En nuestro caso eran negativos, pero sabemos que alguna familia también recibió por esta vía la comunicación de un positivo, a pesar de que nos habían dicho que estos casos se confirmarían por teléfono", explica una de las madres afectadas.

Para "rematar lo ocurrido", continúa, hasta el pasado lunes, ocho días después de que se conociera la primera infección en este centro, no han recibido la llamada de los rastreadores que se encargan de hacer el seguimiento de los contactos –ahora ya de Sacyl–, porque la clínica encargada de las PCR "no ha dado el aviso hasta esta semana", según el relato de estos padres.

"La rastreadora nos aseguró que la clínica no tenía autoridad para explicarnos el protocolo de actuación, y mucho menos para decir a las familias que podíamos sacar a los niños de casa, e incluso que podían ir al parque, aunque sin relacionarse con otros niños", indican.

Pero aun sabiendo que los escolares afectados no pueden volver a clase hasta que se cumple el periodo de cuarentena, estas familias manifiestan algunas de las numerosas dudas que invaden los hogares que se encuentran en estas circunstancias: "¿Qué debemos hacer los padres, por ejemplo? ¿No vamos a trabajar durante el tiempo que esperamos los resultados –en este caso, cinco días desde que tuvieron que recoger a sus hijos–? ¿Y si son negativos en la primera PCR?".

"Hablamos con la dirección del centro, con el inspector y con el equipo COVID-Colegio de la Junta, pero nadie se hace responsable de lo sucedido. Nos hemos sentido totalmente abandonados, con la responsabilidad de que algo pase a nuestras espaldas", lamenta una de las madres.

Su preocupación no es aislada, teniendo en cuenta que la detección de contagios en miembros de la comunidad educativa está obligando a cerrar varias aulas cada día en Castilla y León desde el inicio del curso escolar. Hoy mismo la Consejería de Educación ha puesto en cuarentena diez grupos más en la enseñanza no universitaria: cuatro de León, cuatro de Salamanca y uno en Burgos y Valladolid. Desde que comenzó el año académico, se han confirmado 55 positivos en alumnos y nueve en trabajadores, según los datos facilitados hoy por la Administración autonómica.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.