Pacientes de cerca Por S. A. D. Miércoles, 03 Marzo 2021 20:10
SEHH

La mortalidad por COVID-19 en pacientes con cáncer de la sangre y receptores de trasplante de médula llega hasta el 30%

Los hematólogos ponen en marcha un estudio para analizar la respuesta inmunológica a las vacunas de personas con estos cánceres, unos 64.000 en España, además de 20.000 trasplantados

Vote este artículo
(0 votos)

La mortalidad global por COVID-19 en los pacientes hematológicos es muy elevada, especialmente en los que tienen cáncer de la sangre y receptores de trasplante de médula ósea, situándose entre el 20% y el 30%. Esta mortalidad es llamativamente más elevada que la de la población general (<2%) y que la de los pacientes con tumores sólidos (entre el 11% y el 23%).

Los pacientes hematológicos más vulnerables son aquellos con edad avanzada (>60-70 años), estado general debilitado, neutropenia (número anormalmente bajo de neutrófilos en la sangre), enfermedad activa, tratamiento con anticuerpos monoclonales y leucemia mieloblástica aguda o neoplasias linfoproliferativas. Por todo esto, los pacientes con cáncer de la sangre y/o receptores de trasplante de médula ósea deberían ser grupo prioritario en la vacunación frente al SARS-CoV-2, al igual que sus convivientes y/o cuidadores adultos.

Para analizar estos datos y las expectativas de vacunación y seguimiento en este grupo de pacientes, el Grupo Español de Trasplante Hematopoyético, de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), ha incluido en su programa científico de su XXVI Reunión Anual un simposio monográfico sobre COVID-19.

“El desarrollo y potencial uso de vacunas en los pacientes con cáncer de la sangre y/o receptores de trasplante de médula ósea es especialmente relevante, pero han sido excluidos de todos los ensayos clínicos que las han probado”, explica Anna Sureda Balari, presidenta del GETH y jefa del Servicio de Hematología Clínica en el Instituto Catalán de Oncología L’Hospitalet. Estos pacientes “deberían tener la relación beneficio-riesgo más favorable de la vacunación, aunque el grado de inmunización y protección pueda ser inferior al de la población general, habida cuenta de la seguridad de las vacunas inactivadas”, añade.

Recomendaciones de vacuna

El GETH fue uno de los primeros grupos cooperativos que elaboró recomendaciones con medidas preventivas y terapéuticas frente al SARS-CoV-2 en pacientes trasplantados de médula ósea y ha coordinado el documento de Recomendaciones Vacuna COVID-19 en Paciente Hematológico.

También “está en fase de desarrollo un estudio prospectivo que pretende analizar la respuesta inmunológica de nuestros pacientes a las vacunas”, afirma la experta. Precisamente, una de las primeras publicaciones científicas que demuestra cómo el paciente con cáncer de la sangre es de los más vulnerables frente a la COVID-19 se desarrolló en el seno del GETH: el estudio Risk factors and outcome of COVID-19 in patients with hematological malignancies, publicado en Experimental Hematology & Oncology.

Según Rafael de la Cámara de Llanza, coordinador del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Europea de Trasplante Hematopyético (EBMT en sus siglas inglesas) y jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela, “en cada caso y para cada enfermedad, se debe sopesar el beneficio de una protección inmediata frente a un retraso de la vacunación para mejorar la probabilidad de respuesta”. Los pacientes “pueden ser vacunados con cualquiera de las vacunas disponibles, a excepción de las atenuadas y de las vectorizadas por agentes virales replicantes, dado que estas presentan riesgo de enfermedad inducida por la vacuna, que puede ser potencialmente peligrosa para los pacientes inmunodeprimidos”.

Se desconoce la duración de la protección, pero “es posible que esta sea más corta en pacientes inmunodeprimidos que en individuos sanos, como se ha demostrado con otras vacunas”, apunta el experto. Por tanto, “las dosis de refuerzo serán probablemente necesarias, aunque no está claro cuándo deben administrarse”, añade. “Se recomiendan estudios de seguridad, eficacia e inmunogenicidad de las vacunas frente a SARS-CoV-2 en esta población de pacientes”. Dado que los pacientes con cáncer de la sangre podrían tener una menor tasa de respuesta a la vacunación, “es importante que los cuidadores y/o convivientes reciban la vacuna”, señala. “Aunque la vacuna sea efectiva, se recomienda seguir utilizando mascarilla, mantener la distancia física y el lavado frecuente de manos o el uso de geles hidroalcohólicos”.

64.000 afectados

Se estima que en España podría haber cerca de 64.000 pacientes con los cánceres de la sangre más frecuentes (mielomas, linfomas y leucemias) y cerca de 20.000 trasplantados de médula ósea, todos ellos susceptibles de recibir la vacuna.

En la XXVI Reunión Anual del GETH también se abordan otros asuntos destacados, como las lecciones aprendidas en terapia CAR-T, el acondicionamiento para trasplante de médula ósea en niños o los avances y mejoras en el régimen de acondicionamiento (tratamiento que se le administra al paciente antes del trasplante).

También “hemos querido dar relevancia a la producción científica del GETH, tanto por parte de médicos como de enfermería, con una parte dedicada a la presentación oral de los mejores trabajos de investigación desarrollados dentro de las diferentes áreas de conocimiento y, por supuesto, a las actividades realizadas por los grupos de trabajo en el último año”, apunta la presidenta del GETH.

Candidatura española a la Sociedad Europea de Trasplante de Médula Ósea

Sureda Balari ha presentado su candidatura a la presidencia del EBMT. Sus propuestas se centran en “la optimización del registro de pacientes trasplantados como herramienta fundamental para la realización de estudios retrospectivos, pero también como herramienta de benchmarking; la mejora de las plataformas digitales para continuar con las estrategias de formación continuada y con las inspecciones de centros de trasplante enmarcadas dentro del programa de acreditación JACIE; y la optimización de todos los procesos relacionados con el registro y análisis de los datos derivados de los tratamientos con células CART”.

En definitiva, se pretende “mejorar los resultados del tratamiento y la supervivencia de nuestros pacientes”, explica. Por supuesto, “el análisis de los pacientes trasplantados e infectados por SARS-CoV-2 también está también es un objetivo clave”, concluye.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.