Pacientes de cerca Por S. A. D. Sábado, 02 Marzo 2019 13:20
BARÓMETRO SANITARIO

Menos del 30% de los ciudadanos reciben cita para Atención Primaria en 48 horas

Las asociaciones en defensa de la Sanidad pública advierten sobre la preocupación de la población por las listas de espera, la masificación de las Urgencias y los copagos

Vote este artículo
(0 votos)

Un día después de que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social hiciera públicos los resultados del Barómetro Sanitario 2018, elaborado con el Centro de Investigaciones Sociológicas, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha realizado un análisis en el que destaca la preocupación de los ciudadanos por las excesivas demoras existentes para acceder a las prestaciones del Sistema Nacional de Salud (SNS), un problema que, según advierte, "se ha trasladado a la Atención Primaria".

De hecho, desde la organización se recuerda que solo el 29,4% de la población recibe cita en 48 horas para una consulta de Atención Primaria, y el 24% lo hace en seis días o más. Para la FADSP, en este apartado Cataluña presenta "una situación extrema": sólo el 10,4% de los ciudadanos son citados antes de dos días y prácticamente la mitad (el 48,3%) debe aguardar seis días o más para acudir a su centro de salud.

"Las demoras siguen siendo el gran problema del sistema sanitario público, y así lo considera el 86,8% de las personas encuestadas", destaca la federación, que resalta algunos datos concretos: solo el 20,10% de la población recibe cita del especialista en menos de 15 días y el 25,3% lo hace en más de tres meses; además, 24 de cada 100 encuestados consideraron en el periodo de estudio que las listas de espera han empeorado. Lo mismo sucede con los ingresos hospitalarios programados, ya que solo el 39,6% espera menos de 16 días y el 13,8% debe aguardar seis meses o más. 

Pese a que la principal preocupación de los usuarios del SNS son las demoras, la FASPU indica que también son relevantes para la población problemas como la masificación de las Urgencias (67,7%), el escaso tiempo que les dedican los profesionales sanitarios (38,8%) y los copagos (36,4%).

En este sentido, el análisis de la organización sobre el último Barómetro Sanitario, elaborado por el Ministerio en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas, advierte de que "continúa existiendo un porcentaje importante de pacientes que no retiran los medicamentos prescritos por motivos económicos, concretamente el 3%, lo que equivale a 1,4 millones de personas en todo el país, de nuevo con diferencias autonómicas injustificables (desde el 4,8% en Canarias al 0,3% en Asturias)".

Las asociaciones para la defensa de la Sanidad pública valoran que la mayoría de los encuestados opinen que el sistema sanitario funciona bien o bastante bien (68,3%), si bien lo hacen con grandes diferencias según las comunidades autónomas (desde el 54% en Canarias al 82,2% en Asturias y País Vasco). No obstante, apuntan que la valoración "es peor que la alcanzada en 2010 (73,88% de media), aunque mejor que la comparación internacional con los países desarrollados realizada en 2016; es decir, aunque no se han vuelto a alcanzar la valoración de 2010, esta es globalmente favorable".

Crece el interés por la Medicina privada en Atención Primaria

sala espera centro saludAlgo parecido sucede respecto a la puntuación de la satisfacción con el sistema sanitario público, que fue de 6,57 (7,28 en Aragón y 6,15 en La Rioja), que tampoco alcanzó los valores más altos de los años anteriores (6,59 en 2011 y 6,68 en 2017).

En este contexto, "la mayoría de la población sigue optando, si pudiera elegir, por la Sanidad pública, tanto en Atención Primaria (68,2%), como en consultas del especialista (56%), en hospitalización (67%) y en Urgencias (64,4%), sin alcanzar tampoco en este caso los porcentajes de años anteriores, y de nuevo con grandes diferencias entre CCAA".

Con todo, la FADSP considera "llamativo" el incremento del porcentaje de población "que acude a la Medicina privada para Atención Primaria (el mayor valor de la serie histórica desde 2008), aunque continúe en un porcentaje muy bajo, del 0,43%".

En su evaluación, la organización aclara que como este Barómetro se inició con el Gobierno anterior (la encuesta se realizó entre marzo y octubre de 2018), "no se incluyen algunas preguntas relevantes, como la mejora/empeoramiento de los servicios sanitarios en los últimos cinco años (pregunta que ya desapareció el pasado año) y la opinión sobre quién gestiona mejora la Sanidad".

Una Atención Primaria "intencionadamente deteriorada"

Como conclusión, desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública se destaca que la opinión de la población sobre el sistema público de salud "sigue siendo positiva, especialmente en el caso de quienes han utilizado los servicios, pero siguen detectándose los efectos negativos de los recortes, todavía no superados, y las excesivas demoras aparecen como el principal problema que tiene la ciudadanía a la hora de acceder a los servicios sanitarios, con unas demoras claramente intolerables".

Aparece también como un problema relevante "la masificación de Urgencias, resultado de la disminución de las camas hospitalarias (7.000 menos desde 2010), de las elevadas demoras y de los problemas de funcionamiento de una Atención Primaria intencionadamente deteriorada".

Por ello, desde la FADSP se insiste "en la necesidad de adoptar medidas urgentes para abordar esta situación y de apostar por la Sanidad pública contra los recortes y las privatizaciones".



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.