Pacientes de cerca Por S. A. D. Lunes, 08 Febrero 2021 11:39
RECOMENDACIONES

Nueva guía para familias de niños prematuros con displasia broncopulmonar

Cada año nacen en España unos 1.000 niños antes de la semana 28 de gestación, el grupo de prematuros con mayor riesgo de sufrir esta patología pulmonar crónica

Vote este artículo
(0 votos)

La displasia broncopulmonar es una enfermedad crónica que puede condicionar alteraciones en la función pulmonar a largo plazo. Se puede originar por muchos factores, pero su desencadenante principal es el parto muy prematuro. Su incidencia ha ido aumentando en los últimos años de forma paralela al incremento en la supervivencia de los niños que nacen de forma prematura, aunque cada vez los casos son menos graves.

Con el objetivo de ayudar a los padres y madres de niños con displasia broncopulmonar (DBP), el Grupo Español de Investigación en Displasia Broncopulmonar (GEIDIS) y la Fundación IMAS han elaborado un manual práctico que pretende ayudarles a entender este proceso y facilitar su labor como cuidadores y que está ya disponible en las páginas web de ambas entidades.

La publicación ha sido elaborada por especialistas en Neonatología y Neumología Pediátrica de toda España, y cuenta con información práctica sobre la patología, así como con consejos útiles para los cuidados tras el alta hospitalaria, la vacunación en estos menores, la oxigenoterapia y otros avances terapéuticos.

"El objetivo de este documento es ofrecer a las familias de niños prematuros con esta patología una completa guía de la mano de los mejores especialistas en displasia broncopulmonar que les ayudará a tener un mejor conocimiento y las herramientas adecuadas para hacer frente al diagnóstico de sus hijos una vez que reciben el alta del hospital", señala el Dr. Manuel Sánchez-Luna, presidente de GEIDIS y de la Sociedad Española de Neonatología y jefe de servicio de esta especialidad en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

prematuros displasia pulmonar manual padres imageComo destacan los autores del manual, en la mayoría de los casos, la función pulmonar de estos prematuros va mejorando progresivamente con el tiempo, hasta poder ir retirándose, al cabo de los meses, algunos de los tratamientos que requieren, como el oxígeno. Para muchas de estas familias, la llegada a casa con su bebé supone una situación de mucho estrés y grandes dudas sobre sus cuidados, después de muchas semanas o meses en las unidades de neonatos.

Según datos del propio GEIDIS extraídos del primer Registro Nacional de Displasia Broncopulmonar, se calcula que cada año nacen en España unos 1.000 niños antes de la semana 28 de gestación. Como muestra este registro, el 96% de los casos de displasia broncopulmonar se producen precisamente en este grupo de prematuros (con una edad gestacional media de 27 semanas). La estancia media hospitalaria es de casi tres meses (88 días), y la mortalidad en el ingreso del 2,5%; además, la incidencia de DBP es más severa cuanto más prematuro es el recién nacido.

Por eso, como destaca el Dr. Sánchez-Luna, la nueva guía pone énfasis en los cuidados básicos que deben recibir estos niños, con especial atención a sus pulmones, manteniendo, siempre que sea posible la lactancia materna, evitando la exposición al humo del tabaco o la contaminación ambiental y previniendo al máximo las infecciones respiratorias.

Los especialistas se refieren a que un bebé tiene displasia broncopulmonar cuando requiere algún tipo de ayuda para respirar durante más de 28 días después de su nacimiento, lo que indica que su desarrollo no ha sido el adecuado para realizar su función respiratoria sin este soporte. Según el grado de ayuda respiratoria necesaria, se puede clasificar la displasia broncopulmonar en grado 1, 2 o 3, de menor a mayor gravedad. Una clasificación que suele ir evolucionando con el tiempo, debido a la mejoría que experimentan estos bebés a medida que van alcanzando mayor grado de madurez pulmonar; aunque, como destacan los especialistas, es clave mantener hábitos saludables y evitar cualquier exposición nociva que pueda empeorar la función pulmonar o empeorar su desarrollo.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.