Pacientes de cerca Por S. A. D. Sábado, 31 Julio 2021 06:48
RECOMENDACIONES

Ocho claves para asegurar una adecuada protección cardiovascular este verano

La Fundación Española del Corazón recuerda que las altas temperaturas y los posibles cambios en las rutinas pueden afectar a la salud de nuestro corazón

Vote este artículo
(0 votos)

Muchos ciudadanos están disfrutando ya de las deseadas vacaciones estivales, y otros están a punto de comenzarlas. La relajación de las restricciones frente a la pandemia de la covid-19 y el avance de la campaña de vacunación animan a retomar parte de los hábitos veraniegos previos a la crisis sanitaria.

No obstante, la Fundación Española del Corazón (FEC) pide a los pacientes con enfermedad cardiovascular prudencia para evitar el contagio por coronavirus, y recuerda que se puede disfrutar de las vacaciones con responsabilidad sin olvidar el cuidado del corazón.

"Las altas temperaturas son uno de los principales enemigos de nuestro corazón en verano", indica el Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la FEC, quien añade que los cambios en los hábitos y rutinas "también pueden acabar afectando a la salud cardiovascular".

Es por ello, que la Fundación recuerda una serie de recomendaciones que pueden convertirse en grandes aliadas de nuestro corazón en esta época del año:

1. Mantenerse hidratado. Hay que beber entre dos y tres litros de agua al día, aunque no se tenga sed. "En verano perdemos más líquidos y hay que recuperarlos, porque, si llegamos a deshidratarnos, algunos órganos, como el corazón, pueden dejar de funcionar adecuadamente. Por ejemplo, una situación prolongada de deshidratación puede provocar la aparición de arritmias", asegura el Dr. Palma.

2. Adherencia al tratamiento. Los cambios en las rutinas y hábitos durante el verano pueden llevar a algunas personas a tener despistes con las tomas de su tratamiento farmacológico. Para evitarlos, se puede recurrir al uso de alarmas en el teléfono móvil, de forma que recuerden la hora a la que corresponde la medicación. Del mismo modo, es imprescindible que lleven consigo un informe médico actualizado.

3. Alimentación variada y equilibrada. En verano es más habitual comer fuera de casa. Aunque la FEC recomienda elaborar nuestra propia comida siempre que sea posible, también recuerda que es posible comer de forma saludable en bares y restaurantes. ¿Cómo? Lo explica el Dr. Palma: "Debemos decantarnos por el pescado frente a la carne, evitar los fritos como guarnición y elegir mejor verduras. Otra opción saludable en verano son las ensaladas. Y para el postre, fruta, en lugar de dulces o helados". Siempre hay que tener en cuenta la dieta mediterránea como base de una alimentación saludable.

4. Evitar el consumo de alcohol y bebidas azucaradas. El consumo de alcohol en verano puede hacer que nos deshidratemos más fácilmente, por lo que, si se desaconseja su consumo en cualquier época del año, más aún durante estos meses. También hay que huir de las bebidas azucaradas, porque aumentan el riesgo de padecer obesidad y diabetes mellitus tipo 2, dos importantes factores de riesgo cardiovascular.

5. Hacer ejercicio. El vicepresidente de la FEC recuerda que "el ejercicio físico de intensidad moderada practicado de forma regular es uno de los principales aliados de la salud cardiovascular". Por eso, es importante no descuidar nuestras rutinas de ejercicio durante las vacaciones, aunque hay que elegir bien la hora a la que lo practicamos, especialmente si es en el exterior. En ese caso, hay que evitar las horas centrales del día, cuando las temperaturas son más altas.

6. Tomar el sol con protección y evitando horas centrales. Para sintetizar vitamina D exponiéndose al sol hay que hacerlo evitando las horas centrales del día (12:00-17:00), durante unos 20 o 30 minutos sin protección solar, de modo que los rayos ultravioleta atraviesen fácilmente la piel. Posteriormente, una vez pasado este periodo, hay que recurrir a protectores solares con factor de 30 a 50.

7. Descansar adecuadamente. Durante las vacaciones conviene mantener las rutinas de sueño durmiendo siete u ocho horas diarias. Un estudio publicado en European Journal of Preventive Cardiology concluyó que aquellas personas que duermen un mínimo de siete horas al día reducen hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

8. Evitar lugares concurridos y de interior. Para minimizar el riesgo de contagio por coronavirus, es fundamental evitar lugares concurridos y elegir espacios en exteriores para llevar a cabo las diferentes actividades veraniegas.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.