El Gobierno ha aprobado hoy en Consejo de Ministros el Real Decreto por el que se traspone la directiva europea que establece los requisitos para la protección sanitaria de la población con respecto a las sustancias radioactivas presentes en el agua destinada al consumo humano, tanto la suministrada por el grifo como la embotellada.

Publicado en Pacientes de cerca