El número de nacimientos se redujo un 4,2% en el primer semestre de 2020, mientras que el de defunciones aumentó un 19,6%. El crecimiento vegetativo de la población presentó así un saldo negativo de 94.326 personas durante la primera mitad del año, una tendencia que se viene repitiendo los últimos años pero que se ha visto especialmente afectada por la pandemia por covid-19.

Publicado en Pacientes de cerca