Pacientes de cerca Por Dicyt Lunes, 02 Febrero 2015 16:08
CONCLUSIONES

Un estudio revela que el 40% de los enfermos de alzheimer tiene problemas con su medicación

El objetivo final es conocer cuáles son los problemas cotidianos a los que se enfrenta un colectivo especialmente polimedicado y con un grado de dependencia elevado.

Vote este artículo
(0 votos)

El 40% de los enfermos de alzheimer tiene dificultades de distinta índole con su medicación. Es uno de los datos que arroja el estudio emprendido el pasado mes de abril por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de León y dirigido por el vocal de Pacientes, Joaquín Carrasco. El objetivo final es conocer cuáles son los problemas cotidianos a los que se enfrenta un colectivo especialmente polimedicado y con un grado de dependencia elevado.

El estudio ha sido realizado en colaboración con las ocho Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer de la provincia de León y un total de seis geriátricos. Se ha reclutado a un total de 387 pacientes para indagar en su adherencia a los tratamientos a través del testimonio de sus cuidadores. En todos los casos, los cuidadores se han sometido a un amplio cuestionario en el que se abordaban asuntos como los olvidos en las tomas, el abandono de los tratamientos, el impacto del copago o el nivel de consumo de medicamentos.

Así, se ha puesto de manifiesto que el 40% de los cuidadores tiene algún tipo de problema en la administración de los fármacos. En muchos de estos casos (un 26’3%) se debe a que el paciente rechaza directamente los fármacos. El motivo, según familias y cuidadores, es la propia presentación de los medicamentos. De hecho, tienen problemas con su ingesta puesto que se trata de pastillas de gran tamaño y son enfermos con dificultades para tragar. La sobrecarga de trabajo de los cuidadores es otro de los motivos que alega el 11% de los entrevistados para explicar sus problemas en la administración de los tratamientos a sus enfermos. El ajuste de las dosis en función de las necesidades del paciente (un 6% alega problemas) y la propia dosificación del fármaco (5%) son las otras dos cuestiones que generan dificultades al entorno de los enfermos de alzheimer.

La edad avanzada (una media de 83 años) y el elevado grado de dependencia que tiene el colectivo estudiado lo convierte en un paciente polimedicado que depende de su entorno para cumplir con su tratamiento. A este respecto, el estudio revela que el 52% de los enfermos de alzheimer encuestados tiene pautados más de cinco medicamentos y el 92% depende de alguien para tomar sus fármacos. Su nivel de consciencia, de hecho, es escaso en lo que se refiere a su medicación: el 85% no conoce para qué es cada medicamento que está tomando, el 81% no sabe a qué hora debe tomarlo y cerca del 78% no sabe cómo debe tomarlo.

estudio-alzheimer-leonPrecisamente, el exceso de responsabilidades que recaen en el cuidador es una de las cuestiones que queda en evidencia en el estudio. No sólo refieren en algunos casos tener dificultades de administración de los fármacos, sino que además un porcentaje no muy elevado pero suficientemente representativo reconoce que olvida algunas tomas o las administra fuera del horario pautado.

En concreto, según la investigación realizada, el 27’7% de los pacientes olvidan alguna toma o reciben alguna vez la medicación fuera del horario pautado, incurriendo en un incumplimiento terapéutico, según la información del Colegio de Farmacéuticos recogida por Dicyt.

Abandono del tratamiento

El estudio también refleja los abandonos del tratamiento y sus causas. Cerca del 49% de los cuidadores de enfermos de alzheimer reconoce haber dejado de administrar la medicación en alguna ocasión, un porcentaje “alarmante”, según el Colegio. Un 15% del total de encuestados lo ha hecho por olvido, el 8% por sufrir efectos secundarios adversos, el 3% alega haber abandonado los fármacos por no notar mejoría, y otro 10% los ha dejado en alguna ocasión pero no refiere el motivo.

Por otro lado, el 5% de los enfermos de alzheimer analizados a través de sus cuidadores reconoce que ha abandonado alguna vez la medicación porque le resulta excesivo el aporte económico extra que debe realizar desde que entró en vigor el copago farmacéutico.

Del estudio se desprende además que hay una amplia satisfacción en el asesoramiento recibido tanto de los profesionales sanitarios de los centros de salud como de los profesionales farmacéuticos. Con respecto a los boticarios, 9 de cada 10 pacientes afirman estar satisfechos con el asesoramiento de su farmacéutico cuando lo han requerido. Sí refieren, no obstante, algunas dificultades en los servicios médicos a la hora de sustituir un medicamento cuando se han producido efectos adversos (el 33% dice no haberlo tenido fácil).

Este análisis impulsado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de León tiene una doble función: por un lado, facilitar la toma de decisiones por parte de la Administración sanitaria en materia de ordenación de los tratamientos a este colectivo de pacientes. Y por otro lado, guiar las acciones de los laboratorios farmacéuticos para mejorar la administración de los medicamentos a los enfermos de alzheimer.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.