Profesionales Por S. A. D. Martes, 12 Junio 2018 10:43
ANÁLISIS

El 90% de los podólogos de León rechazan la implantación del Grado de Podología en Ponferrada

El Consejo General cree una "incongruencia" que se amplíe la oferta de estos estudios con escasa salida profesional cuando no se apuesta por incluir esta asistencia en la Sanidad pública

Vote este artículo
(0 votos)

El Colegio Oficial de Podólogos de Castilla y León ha realizado una consulta a sus 59 colegiados en León para conocer el nivel de apoyo a la implantación del Grado de Podología en Ponferrada. De los 40 que respondieron a la encuesta, 36 rechazan la propuesta de la Universidad de León y solo cuatro la apoyan. 

Este porcentaje es llamativo, ya que la idea de la Universidad es que los estudiantes puedan hacer sus prácticas en clínicas podológicas privadas, ya que el campus no cuenta con clínica podológica propia.

El colegio profesional castellano y leonés y el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España han transmitido y argumentado hace tiempo a las autoridades administrativas y académicas la no idoneidad de los estudios de Grado en Podología en el Campus de Ponferrada, impartiéndose dicha formación en comunidades colindantes, como Extremadura, Galicia y Madrid.

Las instituciones colegiales entienden que no hay demanda real de estos profesionales por parte la sociedad. Así, el presidente del Colegio de Castilla y León, José Luis Muñoz, recuerda que la única salida profesional "es abrir una clínica propia". En este sentido, subraya que en la Comunidad hay 280 colegiados, "y un 15% ni siquiera tienen clínica propia".

La realidad es que muchos jóvenes podólogos han tenido que emigrar, otros están estudiando una segunda carrera o trabajando en otras profesiones y un alto número de profesionales que directamente están en el paro, habiéndose dado de baja colegial 90 de ellos en los últimos años ante la falta de perspectivas profesionales.

Según un análisis de la Facultad de Estudios Estadísticos de la Universidad Complutense entre graduados de Podología de tres promociones, cuatro de cada cinco estudiantes han rechazado alguna oferta de empleo y el principal motivo para hacerlo han sido "las malas condiciones laborales". Según el mismo estudio, entre los colegiados ocupados, un 34,3% tiene empleo temporal.

Sin podólogos en la Sanidad pública

Mientras, en la oferta asistencial pública no se reconoce el derecho de los ciudadanos al diagnóstico y tratamiento de las patologías y deformaciones de los pies por los profesionales legalmente habilitados mediante la capacitación que otorga el Grado Universitario en Podología. Así, la Podología se limita exclusivamente al sector privado.

Según el presidente del Consejo de Colegios de Podólogos, José García Mostazo, es una incongruencia que las administraciones no apuesten decididamente por la inclusión de la Podología en la Sanidad pública, y la Junta de Castilla y León es un buen ejemplo, y que, sin embargo, se promueva desde las universidades públicas la implantación de titulaciones de Podología".

Los ciudadanos demandan una atención primaria de la salud de los pies, así como una atención especializada para aminorar los tristes resultados derivados de la actual atención, con gran número de amputaciones, en especial entre la población diabética, estancias hospitalarias periódicas y de larga duración. A esto hay que añadir las consecuencias del tratamiento paliativo de las secuelas que soportan los pacientes en el sistema público de salud. Los responsables de la atención sanitaria pública aún no han tomado conciencia de ello ni de la eficiencia que reportaría al sistema la inclusión de los graduados en Podología en la oferta asistencial pública, ya que supondría también una reducción de costes.

En este marco, los colegios recalcan que sin un compromiso político "para la generación de empleo público y oferta asistencial podológica en la Sanidad pública a los usuarios del sistema no existe proyección de futuro para los egresados y, en consecuencia, no existe demanda del Grado en Podología".

Asimismo, destacan que la Podología exige una formación continuada y altamente costosa, la creación de infraestructuras y contar con un profesorado que garanticen una formación de calidad y competitiva. En relación a esto, el Colegio de Podólogos recyerda que no exite una clínica Universitaria para garantizar una formación de calidad, al tiempo que los colegiados leoneses, en general, "no están dispuestos a que se utilicen sus clínicas para las prácticas de los alumnos". 

Necesidad de demanda laboral previa

De este análisis se desprende la necesidad de crear una demanda laboral previa para cubrir las necesidades de la sociedad en la atención sanitaria especializada en Podología. Esto justificaría la necesidad de formar a los profesionales en un número tal que se cubriese la oferta asistencial pública, así como la asistencia privada, la única que hoy existe.

Según el Consejo General de Colegios, "es notorio respecto a los países de nuestro entorno comunitario que España es uno de los que mantiene mayor número de universidades que ofrecen estudios de Podología, tanto de carácter público como privado". En el Reino Unido, por ejemplo, con una población de casi 65 millones de personas, existen sólo ocho instituciones que ofrecen esta formación, frente a los 13 que existen en España para una población de 46 millones. En España hay 15,6 podólogos por cada 100.000 habitantes, mientras que en Estados Unidos hay cuatro podólogos por cada 100.000 habitantes.

Recientemente, el Consejo General de Colegios Oficiales se opuso también a otro Grado en la Universidad de Castilla-La Mancha para el campus de Talavera.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.