Profesionales Por Martes, 26 Noviembre 2013 01:48
PROCEDIMIENTO EXCEPCIONAL

Un examen más "asequible" resuelve la polémica del acceso al título de Enfermería Geriátrica

Miles de profesionales habían quedado fuera del reconocimiento oficial de la especialidad tras una prueba que no se ajustaba a sus competencias

Vote este artículo
(0 votos)
Un examen más "asequible" resuelve la polémica del acceso al título de Enfermería Geriátrica

El pasado sábado, miles de enfermeros y enfermeras de todo el país, muchos de ellos procedentes de Salamanca, se dieron cita en Madrid para participar en la tercera y última convocatoria excepcional de examen para obtener el título de especialistas en Geriatría. Para la mayoría no era la primera vez, puesto que ya se habían presentado a las pruebas programadas los días 19 y 20 de octubre.

Aquellas dos jornadas habían finalizado con la indignación generalizada de los profesionales, que consideraron "un despropósito" el conjunto de preguntas elegidas en un proceso previsto por el Ministerio de Educación para regular la situación de miles de enfermeros que llevan años ejerciendo de facto una especialidad hasta ahora no reconocida, y a la que los nuevos diplomados ya pueden acceder a través de la vía EIR (enfermero interno residente).

Tras los dos primeros exámenes, los afectados emprendieron varias medidas de protesta dirigidas a impugnar un examen "de extraordinaria dificultad", con cuestiones médico-quirúrgicas que no se ajustaban a los conocimientos propios de la asistencia que prestan estos enfermeros a los pacientes de edad avanzada. También los colegios profesionales y el Sindicato de Enfermería (SATSE) expusieron su malestar por el contenido de las pruebas e impulsaron el envío de escritos de queja a los Ministerios de Educación y Sanidad por los resultados de una convocatoria que, por sus características y una "irregular baremación", impedía el acceso al título de enfermero geriátrico a buena parte de los profesionales que ya ejercen la especialidad desde hace años, incluso décadas.

Finalmente, y como confirma el colectivo, la Administración ha resuelto el conflicto con un tercer examen "mucho más asequible" y centrado en las competencias propias de la Enfermería Geriátrica, lo que permitirá que la mayoría de los participantes en la prueba la superen con éxito, logrando así el ansiado reconocimiento oficial de la especialidad. Previamente el Ministerio había anulado una veintena de las preguntas formuladas en las dos primeras citas de la convocatoria extraordinaria, ampliando el número de aprobados en esos exámenes, de los que inicialmente sólo había salido victorioso el 1 o el 2% de los participantes.

"En el primero contesté bien a 99 preguntas y ahora, a 190. No podía ser que antes estuviera tan mal preparada y ahora, con solo un mes de diferencia, tan bien. Es que la primera prueba fue una chapuza; por las preguntas y también por la forma de baremar", explica una afectada, que ahora solo lamenta que muchas compañeras se hayan quedado fuera del reconocimiento, "porque después de la decepción del primer examen no quisieron volver a presentarse al del sábado".

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.