Profesionales Por S. A. D. Jueves, 14 Octubre 2021 18:08
congreso sed

Expertos advierten que los pacientes con dolor crónico necesitan ya una normativa para acceder legalmente al cannabis medicinal

Las personas que lo utilizan lo hacen al margen del sistema sanitario y se ven obligadas a recurrir al mercado negro, clubes o autocultivo / Según el CIS, más del 90% de la ciudadanía se muestra a favor de esta alternativa terapéutica

Vote este artículo
(0 votos)
Jesús de Santiago Moraga ha explicado la experiencia con el cannabis en Israel. Jesús de Santiago Moraga ha explicado la experiencia con el cannabis en Israel.

Los expertos en dolor crónico han advertido, en el marco del XVII Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED), que los pacientes con dolor crónico en España necesitan una normativa que les permita acceder con normalidad a su tratamiento con cannabis medicinal.

Tal y como han señalado los especialistas, “en España ya hay pacientes tratados satisfactoriamente con cannabis medicinal, pero que, debido a la ausencia de una regulación al respecto, se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y sanitaria. Esta ausencia regulatoria supone un problema, puesto que todas las personas que utilizan el cannabis con fines médicos lo realizan al margen del sistema sanitario y se ven obligados a recurrir al mercado negro, clubes o autocultivo”.

El uso terapéutico del cannabis cuenta con un amplio apoyo social en España, ya que, según una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), más del 90% de la ciudadanía se muestra a favor de la regulación. Sin embargo, España y Bélgica son los únicos países de su entorno que no han iniciado ningún proceso regulatorio sobre el uso de este producto. Ahora bien, en el caso español, ya se están dando pasos importantes. De hecho, este mismo jueves, 14 de octubre, se celebra la primera sesión en el Congreso de los Diputados de la subcomisión al objeto de analizar experiencias de regulación del cannabis para uso medicinal que durante seis meses estudiará, a partir de los ya más de 40 países donde está regularizado el uso terapéutico de los cannabinoides, las fortalezas y debilidades de sus modelos regulatorios y, a su vez, consultará la opinión de médicos expertos.

Varios especialistas en dolor crónico han ahondado en esta compleja situación en la sesión A vueltas con el cannabis, que se ha celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao durante el XVII Congreso de la Sociedad Española del Dolor. Pedro Grandes Moreno, catedrático de Anatomía y Embriología Humana de la UPV/EHU y presidente de la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides (SEIC), ha inaugurado la reunión médica con la exposición El sistema endocannabinoide; Jesús de Santiago Moraga, coordinador del grupo de trabajo de cannabinoides de la SED y especialista de la Unidad del Dolor de Quirónsalud Tenerife, ha ahondado en la Experiencia israelita con el uso terapéutico de los cannabinoides y Carola Pérez Gómez, presidenta del Observatorio Español del Cannabis Medicinal, ha presentado los destalles de la actual situación en España.

Cannabis medicinal y dolor crónico

Respecto al funcionamiento y eficacia del cannabis medicinal, el Dr. Grandes Moreno ha indicado que “entre las principales indicaciones del tratamiento con cannabinoides se encuentra el dolor oncológico (los síntomas activos secundarios al cáncer y el alivio de los efectos producidos por la quimioterapia) y el neuropático. De hecho, diversos estudios reflejan que, en estos casos concretos, el uso de cannabinoides aumenta el número de pacientes que alcanzan el 30% de reducción del dolor".

Ahora bien, pese a estos resultados, el especialista ha querido ser claro a la hora de señalar que los cannabinoides no han demostrado ser eficaces a la hora de paliar cualquier tipo de dolor. “Se está investigando su aplicación en la fibromialgia y el dolor inflamatorio, pero todavía no se cuenta con resultados concluyentes al respecto”. Acerca de cuándo recurrir a estos productos, el catedrático de la UPV/EHU ha explicado que, en la actualidad, "los cannabinoides no constituyen un tratamiento de primera elección y se recurre a ellos como opción adyuvante junto a otras medicaciones, o cuando otros fármacos ya no son eficaces, por ejemplo, en el manejo de la rigidez muscular asociada con la esclerosis múltiple”.

SED cannabis medicinal

Por otra parte, los efectos adversos o indeseados del uso de cannabinoides son numerosos y no deben pasarse por alto. Así, Grandes Moreno ha explicado que, “como cabe de esperar, la mayoría de los problemas están relacionados con la afectación del sistema nervioso central. Además de la euforia propia del cannabis, se ha observado que estos productos pueden provocar sedación, alteración del habla, mareos, trastornos musculares y del movimiento, somnolencia, déficits de memoria y atención, hipotensión e, incluso, trastornos psiquiátricos”.

En base a todas estas evidencias, el especialista ha destacado la importancia de esperar a la regulación del uso del cannabis con fines médicos. “El cannabidiol es el protagonista de la mayoría de trabajos orientados a la utilización terapéutica de los cannabinoides por carecer de psicoactividad (capacidad para provocar cambios en el estado de ánimo, la percepción, los pensamientos, los sentimientos o el comportamiento). Sin embargo, hacen falta estudios sólidos (todavía no se cuenta con ellos) para conocer sus efectos a largo plazo en los diferentes grupos de población, así como sus efectos adversos”, ha concluido.

El punto de vista del paciente

Carola Pérez Gómez ha repasado el trabajo que desde el Observatorio Español del Cannabis Medicinal han realizado y realizan, tanto a nivel europeo como nacional, para diferenciar el uso recreativo y médico del cannabis. Además, Pérez Gómez ha resaltado que “desde las asociaciones de pacientes como Dosemociones se asesora e informa sobre el uso de los cannabinoides para el abordaje del dolor desde un punto de vista científico y médico. De hecho, el 90% de las personas a las que asesoramos son mujeres mayores de 40 años con dolor persistente a todos los tratamientos”.

El ejemplo de Israel

A continuación, el Dr. De Santiago Moraga ha expuesto la experiencia israelita con el uso del cannabis medicinal. Israel es uno de los pioneros y líderes mundiales en el estudio y aplicación del cannabis para uso médico. “Hace 31 años que este país comenzó a utilizar oficialmente el cannabis medicinal para el tratamiento del dolor y, desde 1991, han ido adaptando su legislación a las demandas cada vez más crecientes de la población”, ha explicado.

De hecho, Israel es el estado que más cannabis importa en el mundo y uno de los que mayor relación consumo de cannabis medicinal por población más alta presenta. Tal y como ha mostrado de Santiago Moraga, “el consumo mensual de este país es de 3,3 toneladas y cuenta con más de 91.000 licencias de consumo aprobadas, que aumentan en torno a las 3.000 cada mes”. Respecto al uso que llevan a cabo los israelíes de este producto, las indicaciones más frecuentes son para tratar dolor crónico neuropático y oncológico.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.