Profesionales Por S. A. D. Viernes, 26 Junio 2020 18:00
SEOM

Herramienta pionera 'on line' para ayudar al oncólogo en su toma de decisiones

La Plataforma Lázaro está en constante actualización con calculadoras web adaptadas al ámbito del cáncer y el paciente oncológico que ayudan al profesional a apoyar sus decisiones en el resultado objetivo, validado y estandarizado

Vote este artículo
(0 votos)

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) lanza su propio asistente virtual, la plataforma Lázaro, una herramienta digital que facilitará el día a día del oncólogo médico y apoyará su atención al paciente con cáncer. La plataforma Lázaro es un servicio online en constante actualización con calculadoras web adaptadas al ámbito del cáncer y el paciente oncológico que asistirán al oncólogo médico en la toma de decisiones aportando una información adicional y complementaria a la obtenida a través de la entrevista con el paciente y las pruebas complementarias.

“Lázaro refleja el afán de SEOM por poner al servicio del oncólogo médico herramientas que faciliten su práctica clínica y apoyen la atención al paciente con cáncer. Con este asistente virtual, SEOM se convierte en pionera en dotar al oncólogo médico de herramientas validadas para optimizar e individualizar la atención a sus pacientes con base en la mejor evidencia disponible. Además, se incluyen calculadoras útiles e innovadoras generadas dentro de los Grupos de Trabajo y Secciones SEOM, como CISNE en neutropenia febril, incluida en todas las guías internacionales, EPIPHANY en tromboembolismo pulmonar y AGAMENON en cáncer de estómago”, destaca el Dr. Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de SEOM.

La plataforma Lázaro, desarrollada con la colaboración sin restricciones de GSK, incluye calculadoras y algoritmos agrupadas en diferentes temáticas, entre ellas, cáncer, tratamiento oncológico, tratamiento de soporte –escalas de dolor, infección, trombosis, desnutrición, iones–, estado general y funcional, calidad de vida, metástasis y pronóstico, y un apartado específico para las escalas de cada subtipo tumoral.

Cada escala incluye los siguientes apartados: el título, con el nombre completo y abreviado de la herramienta; un link o acceso a la calculadora online; una etiqueta indicando en qué apartado de la plataforma Lázaro se ha añadido (cáncer, tratamiento oncológico, soporte, estado general…) y un listado de palabras clave. Además, Lázaro describe tanto el uso de la herramienta y su aplicabilidad definida como la población a la que se puede aplicar y las condiciones en las que debe usarse. Por último, para cada escala se recogen las fortalezas y debilidades, cuya finalidad fundamental es permitir al oncólogo médico seleccionar una u otra escala de las disponibles según la calidad de la herramienta.

“En la práctica clínica, los oncólogos médicos tomamos con frecuencia decisiones sobre el abordaje de pacientes con cáncer basadas en múltiples datos. Dicha decisión requiere de una anamnesis, una conversación con el paciente y una toma de decisiones compartidas que nunca podrán ser sustituidas por un dato numérico aislado. Sin embargo, las escalas o calculadoras son útiles para complementar la información clínica con un dato numérico objetivo y cuantitativo o con una clasificación en categorías que permiten agrupar al paciente”, explican los coordinadores de Lázaro, la Dra. Paula Jiménez Fonseca, oncóloga médico del Hospital Universitario Central de Asturias, y los Dres. Alberto Carmona Bayonas y Manuel Sánchez Cánovas, oncólogos médicos del Hospital Universitario Morales Meseguer de Murcia.

Escalas

“Las escalas ayudan a apoyar la toma de decisiones en un resultado objetivo, validado y estandarizado que no depende del observador ni se ve penalizado por la falta de destreza o conocimiento”, precisan los coordinadores de Lázaro, quienes destacan que “en un momento en el que la ciencia trata de realizar análisis masivos de datos, la recogida de la información clínica estandarizada, cuantificada y homogénea en las historias clínicas a través de modelos permite una explotación agrupada e interpretable”.

“En España –explican–, las historias o cursos clínicos se redactan de un modo habitualmente subjetivo, lo que dificulta la explotación masiva de datos. Una vez que el clínico toma una decisión sobre cualquier aspecto del cáncer, lo idóneo es que esa información cualitativa se pueda cuantificar para que sea comparable con lo que hace otro oncólogo y reproducible. La plataforma Lázaro de SEOM permitirá pasar de una intuición oncológica a una herramienta que te dará una medida, a un score que permitirá clasificar a los pacientes”.

Uso

Es importante insistir –subrayan los coordinadores del asistente virtual de SEOM– en que “las calculadoras nunca deben sustituir el ojo clínico y la decisión del oncólogo. Por ello, para sacarles partido es fundamental aplicarlas después de una revisión comprometida y detallada del paciente, la historia clínica y las pruebas complementarias. Esto es importante dado que la mayoría de escalas se nutren de estos datos que deben ser precisos y completos. Además, no se debe aplicar una escala para estimar el riesgo de complicación y la necesidad de ingreso si el paciente presenta datos clínicos o analíticos de inestabilidad hemodinámica. En este caso se debe ingresar y aportar soporte al paciente. Aplicar la escala no solo no ayudará en la toma de decisiones, sino que puede demorar una atención urgente”.

Antes de escoger una escala, el oncólogo debe acceder a la información que aporta la plataforma sobre el uso exacto y la población en la cual se debe de aplicar. Si el paciente no pertenece a la población en la que se ha validado una escala, esta no debería emplearse para la toma de decisiones. Si se dispone de diversas escalas para medir, por ejemplo el riesgo de desnutrición (Nutriscore ICO, MUST, MNA), en la plataforma Lázaro se pueden encontrar las fortalezas de cada calculadora para que el oncólogo médico pueda decidirse por una rápida y sencilla si se dispone de poco tiempo, o por una más compleja y precisa si el resultado va a ser determinante para la actuación.

Por último, destacar que estos modelos matemáticos desarrollados en grandes grupos de pacientes de todo el mundo nos permiten extraer información oculta adelantándonos a la aparición de complicaciones y a la evolución del tumor e ir por delante en el tratamiento o actuación.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.