Profesionales Por S. A. D. Viernes, 31 Enero 2020 10:47
coocyl

La innovación mejora los materiales y los diseños de las lentillas para el control de la miopía infantil

Los ópticos-optometristas de Castilla y León recuerdan que los avances en investigación en lentes de contacto ofrecen opciones personalizadas para controlar el avance de este problema visual, que afectará a la mitad de la población en 2050

Vote este artículo
(0 votos)
Hay lentes de contacto para todo tipo de problemas visuales. Hay lentes de contacto para todo tipo de problemas visuales. pixabay.com

Los grandes avances en investigación de nuevos materiales y diseños en lentes de contacto han dado lugar en los últimos años a un gran abanico de opciones para proporcionar una adaptación adecuada, segura y personalizada frente a los problemas visuales. Entre ellos, y de forma cada vez más acuciante, el de la miopía infantil. 

Diversos estudios apuntan que en el año 2050 la mitad de los niños de hoy serán miopes –en la sociedad oriental incluso el porcentaje llegará al 90-95%– debido, entre otras causas, a que cada vez realizamos las actividades de trabajo y de ocio a menor distancia visual, sobre todo por el uso de ordenadores, móviles o tabletas y, en paralelo, existe una disminución del tiempo que dedicamos a las tareas al aire libre, lo que conlleva una bajada de la dopamina que influye directamente en el alargamiento del ojo y genera un incremento de la miopía.

En este contexto, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León, que recuerda que un ojo por encima de las 6 dioptrías de miopía tiene más posibilidades de convertirse en un ojo patológico, quiere poner de manifiesto la investigación constante que se desarrolla en el terreno de la Óptica-Optometría para controlar este incremento. Para ello, en la actualidad existen dos grupos diferenciados de lentillas, blandas y rígidas de gas permeable (RGP), adecuadas para cada usuario y contrastadas por diversos organismos internacionales, como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).

En el primer grupo se pueden encontrar las blandas de uso diario o mensual, mientras que, en el caso de las RGP, su utilización es diaria, pero su renovación es generalmente anual. Dentro de este grupo se encuentran las lentes nocturnas de ortoK, cada vez con mayor protagonismo en el control de miopía, si bien su uso es también muy adecuado para evitar las gafas durante el día.

“Tras décadas de investigación, actualmente existe una gran variedad de tipos de lentillas, materiales, geometrías…, resolviendo casos que hasta ahora no tenían solución en cuanto a proporcionar una adecuada calidad de visión que permita acceder a una vida útil e independiente a personas con altas ametropías, irregularidades corneales o ectasias, por ejemplo”, explica la decana de COOCYL, Inmaculada Aparicio, quien insiste también en la importancia de tener en cuenta que una lente de contacto “siempre ha de ser adaptada de una forma personalizada por un profesional de la visión”.

Estos avances posibilitan que el uso de lentillas esté en continuo crecimiento, llegando ya al 9% de la población española, según el Libro Blanco de la Visión 2019, en parte también por el incremento de las opciones para la presbicia, ya que “los antiguos usuarios se hacen mayores y no están dispuestos a prescindir de la comodidad que suponen las lentes de contacto o los beneficios de una mejor calidad en la visión”, añade la decana de COOCYL.

Por su parte, la secretaria general de la institución colegial, Ana Belén Cisneros, explica que, “además de estar fabricadas con materiales biocompatibles y ser cada vez más eficientes para corregir la presbicia o lograr un mayor control de la miopía en niños”, antes de su indicación “el óptico-optometrista realiza un exhaustivo examen de la salud de cada ojo para elegir la mejor lente de contacto y también el mejor reemplazo”.

Con todo, las expertas insisten en que, ante estas mejoras continuas en “materiales, diseños o proceso de mantenimiento, los padres deberían tomar conciencia de que si tienen un hijo miope es el momento de consultar con su óptico-optometrista para evaluar qué probabilidades existen de que su miopía sea progresiva y qué pasos deberían dar para evitarlo, haciendo uso, por ejemplo, de nuevas lentes de contacto adaptadas y personalizadas”.

¿Qué son las lentes de contacto?

Las lentes de contacto son una excelente opción para corregir defectos refractivos en la población. Son productos ópticos sanitarios que actúan en íntima relación con la córnea, flotando sobre ella, insertadas en la capa lagrimal.

Hoy en día, ofrecen soluciones a prácticamente todos los pacientes con ametropías. Cubren un abanico de potencias hasta 20 o 25 dioptrías para miopías e hipermetropías u hasta 7 o 9 dioptrías de astigmatismo, y actualmente también corrigen la presbicia o vista cansada, por lo que pueden seguir usándose hasta edades muy avanzadas.

Además, ofrecen una serie de ventajas y beneficios respecto a las gafas:

• Proporcionan un campo visual total sin la interferencia de las monturas.

• No existen distorsiones laterales. La lente de contacto se desplaza junto con el ojo y la persona, permitiendo calcular mejor las distancias.

• Proporcionan visión e imágenes más naturales. La persona percibe los objetos con un tamaño más similar al real.

• Facilitan la práctica de deportes y actividades físicas y de ocio.

• No se producen empañamientos, reflejos o aberraciones causados por factores ambientales (lluvia, nieve, etc.), ya que las lentes de contacto mantienen la misma temperatura que el ojo.

• Son una buena alternativa para personas que no quieren o no pueden operarse (cirugía láser).

• En muchos casos, las lentes de contacto favorecen el proceso de retención de la miopía.

• Además, es posible elegir entre diversas alternativas de usos y reemplazos (para todos los estilos de vida de los pacientes), lo que hace que ofrece diversidad para corregir cualquier problema o ametropía visual (miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, etc.)

Pautas de uso

Al estar en contacto directo con el ojo, existe riesgo de infección y daños en la visión, por lo que es conveniente seguir una serie de pautas higiénicas y desinfectantes:

1. Ningún modelo de lente de contacto es igual a otro. Nunca cambie el modelo, los parámetros, marca o tipo prescrito por el profesional sin haberlo consultado con anterioridad.

2. Lávese siempre las manos con jabón, enjuáguelas y séquelas antes de manipular sus lentes.

3. Use siempre los productos y soluciones recomendados por su profesional y no los cambie sin su consentimiento.

4. Siga estrictamente las indicaciones de uso y horario recibidas y acuda siempre a sus citas periódicas de revisión y control profesional antes de reponer sus lentes de contacto.

5. Nunca utilice las lentes de contacto más horas o más días de los indicadas por su óptico-optometrista.

6. Limpie el estuche donde guarda la lentilla y deséchelo periódicamente (se recomienda 1 vez al mes). Existen microorganismos y bacterias que pueden crecer en su interior y provocar infecciones graves.

7. No se recomienda su uso en el agua de mar o en las piscinas, porque pueden producirse infecciones; aun así, si es indispensable, se recomienda utilizar gafas de natación protectoras y lentes desechables diarias.

8. Evite ducharse con las lentes puestas y nunca las enjuague con agua del grifo.

9. Nunca duerma con las lentes puestas, a no ser que sean específicas para ello y su óptico-optometrista le haya realizado las pruebas fisiológicas y de tolerancia oportunas.

10. No use las lentes de contacto si tiene síntomas oculares de infección, inflamación, alergia, daño, dolor, irritación, quemazón, sensación de cuerpo extraño o anormalidad que afecte a la córnea, conjuntiva y párpados. Si las tiene puestas y nota esos síntomas, retírelas y acuda inmediatamente a su profesional.

11. Evite utilizar las lentes de contacto si está en tratamiento con alguna medicación que esté contraindicada o pueda interferir con su uso y consulte a su profesional.

12. No use las lentes de contacto en ambientes con mucho polvo o vapores nocivos. Las lentes pueden incrementar el daño que ya de por sí produzcan estos elementos.

13. Coloque sus lentes de contacto antes de utilizar maquillaje. Al final del día, retire primero las lentillas y después el maquillaje.

14. Adquiera siempre sus lentes de contacto en establecimientos sanitarios de óptica.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.