Profesionales Por Jueves, 23 Julio 2020 19:00
Guía HEMODENT

La inteligencia artificial optimiza el manejo del paciente con riesgo hemorrágico en la consulta dental

Las personas con trastornos de la coagulación tienen un alto riesgo hemorrágico y algo tan común como ir al dentista puede acarrearles graves consecuencias

Vote este artículo
(0 votos)
Juan Manuel Ortiz Carranza, presidente de AMAC, en la presentación de la 'Guía HEMODENT'. Juan Manuel Ortiz Carranza, presidente de AMAC, en la presentación de la 'Guía HEMODENT'. @anticoagulados

El paciente con riesgo hemorrágico es aquel que, por causas adquiridas o heredadas, ve incrementada su probabilidad de sangrado mayor en una intervención quirúrgica o procedimiento invasivo. En este contexto, la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH) y la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC), con el apoyo de Sanitas, han desarrollado la Guía HEMODENT de Manejo del Paciente con Riesgo HEMOrrágico en la Consulta DENTal.

Se trata de una herramienta de inteligencia artificial que "nace para cubrir la necesidad de establecer unas pautas claras de manejo del paciente con riesgo hemorrágico en la consulta dental, frente a la diversidad de criterios clínicos disponibles, facilitando así la labor de los odontólogos, estomatólogos y cirujanos maxilofaciales con este grupo de pacientes", explica Cristina Pascual Izquierdo, portavoz de la SEHH en el grupo de trabajo que ha elaborado el algoritmo de la Guía HEMODENT.

En última instancia, esta herramienta predictiva en forma de chatbot (programa que simula mantener una conversación con una persona al proveer respuestas automáticas a cuestiones planteadas por el usuario) también "puede ser de gran utilidad para médicos de familia y hematólogos no especialistas en Hemostasia, a la hora de resolver dudas sobre asistencia dental a pacientes con riesgo hemorrágico que puedan plantearse en sus consultas”, afirma la experta. El algoritmo "plantea una serie de preguntas que finalizan con una clasificación del riesgo hemorrágico de un procedimiento entre mínimo, bajo, moderado y alto", añade.

Las personas con trastornos de la coagulación tienen un alto riesgo hemorrágico y algo tan común como ir al dentista puede acarrearles graves consecuencias. "Evitar esas complicaciones es un reto para médicos y odontólogos", apunta Clara Esteban Escobar, directora médica de Sanitas Dental, cuyas clínicas han servido de banco de pruebas para el perfeccionamiento de la Guía HEMODENT. Gracias a este proyecto piloto, "hemos capacitado a nuestros odontólogos en el manejo del paciente anticoagulado y/o antiagregado, permitiendo que estos pacientes puedan ser atendidos directamente por el dentista sin necesidad de acudir al médico de familia o al hematólogo", apunta. "La utilización del chatbot permite al odontólogo
individualizar cada caso. Conocer el riesgo hemorrágico, asociando la patología del paciente y el impacto del procedimiento quirúrgico bucal, resulta fundamental para poder tratar de forma segura y eficaz a este importante colectivo de pacientes".

Los nuevos anticoagulantes orales, cada vez más implantados, suponen un desafío ante procedimientos de cirugía ambulatoria en el ámbito no hospitalario. "La odontología actual, volcada en la regeneración de los tejidos perdidos tras las secuelas de una exodoncia o el mantenimiento de los dientes hasta el final de la vida, demanda cada vez más la necesaria interrelación con otras especialidades médicas. La relación entre salud oral y salud general es bidireccional y cualquier proyecto que ahonde en ella nos reportará beneficios en el desarrollo de una práctica segura y eficaz", concluye la experta.

Juan Manuel Ortiz Carranza, presidente de AMAC, ha explicado cómo "para un paciente anticoagulado acudir al dentista y someterse a un tratamiento odontológico puede tener grandes consecuencias. El riesgo hemorrágico al que estamos sometidos provoca que se deba suspender la terapia anticoagulante en los días previos a una intervención dental, generando temor a desarrollar episodios trombóticos. De hecho, el miedo no sólo recae en el paciente, sino que también supone todo un reto para el profesional sanitario y, en especial, para el odontólogo. Hasta la fecha no existía un protocolo único de actuación para el manejo de las personas con riesgo hemorrágico en la consulta dental, y los protocolos disponibles son distintos entre comunidades autónomas. Por ello, hemos aunado fuerzas para unificar criterios y recogerlos en este documento único y claro".

Ejemplo de colaboración multidisciplinar en favor de los pacientes

Ramón García Sanz, presidente de la SEHH, se ha mostrado "especialmente satisfecho" con la Guía HEMODENT  "por ser un ejemplo de colaboración multidisciplinar que ha cubierto una importante necesidad de los pacientes anticoagulados. Las sociedades científicas debemos escuchar y atender las demandas sociosanitarias de nuestros pacientes y poner nuestro conocimiento a disposición de otros profesionales (sanitarios o no) para generar herramientas y proyectos dirigidos a la mejora de su calidad de vida. Una vez reconocido el valor de la Guía HEMODENT, queremos hacer extensible su uso a todos los odontólogos, estomatólogos, cirujanos maxilofaciales, médicos de familia y hematólogos de España".

Según Pilar Llamas Sillero, portavoz de la SETH, "detrás de esta guía hay muchas horas de trabajo, en las que hemos valorado todas las opciones de tratamiento antitrombótico y las características individuales del paciente, de forma que el diálogo inicial y punto crítico iba enfocado a clasificar el riesgo hemorrágico del procedimiento y a identificar el riesgo trombótico y hemorrágico del paciente. Tras esta primera etapa, el usuario podía decidir la actitud a seguir con el tratamiento antitrombótico previo al procedimiento odontológico: por un lado, identificando al paciente de alto riesgo trombótico y/o hemorrágico que precisa de un manejo por parte del hematólogo responsable de este tratamiento; y en el caso contrario, facilitando la pauta de actuación y evitando retrasos innecesarios y complicaciones derivadas de un manejo erróneo de estos fármacos".

El director general de Sanitas Hospitales, José Francisco Tomás, está seguro de que la Guía HEMODENT "nos va a permitir estar más cerca de las necesidades de las personas. Al fin y al cabo, este es el motivo por el que Sanitas está impulsando la digitalización de sus servicios: para estar más cerca de las personas que necesitan nuestra ayuda. Quiero dar la enhorabuena a las sociedades españolas de Hematología y Hemoterapia, y de Trombosis y Hemostasia, por liderar esta vía de trabajo en común con los pacientes apoyándose en las herramientas digitales que ya están a nuestra disposición en el ejercicio de la medicina".

Jesús Bonilla, director general de Sanitas Dental, explica que "han sido dos años de intenso trabajo para aunar el profundo conocimiento de reputados expertos hematólogos y la experiencia del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela (Madrid) y de las clínicas dentales de Sanitas con un objetivo común: la mejora de la asistencia odontológica de pacientes con trastornos de coagulación. Estos pacientes tienen un alto riesgo hemorrágico y algo tan común como ir al dentista puede tener graves consecuencias para ellos. El asistente virtual que hemos desarrollado guía la práctica de los odontólogos en casos clínicos con riesgo hemorrágico en la consulta dental. Se trata de una herramienta digital y predictiva que permite que estos casos puedan ser atendidos directamente en la clínica dental, sin necesidad de ir al médico de familia o al hematólogo. Nos sentimos realmente orgullosos con el resultado, ya que de su uso se van a poder beneficiar miles de pacientes con patologías de la coagulación en nuestro país".

El grupo de trabajo responsable del algoritmo de la Guía HEMODENT ha estado formado por Cristina Pascual Izquierdo y Ana Rodríguez Huerta, ambas del Hospital Gregorio Marañón (Madrid); Pilar Llamas Sillero y Rosa Vidal Laso, del Hospital Fundación Jiménez Díaz (Madrid); Rafael de la Cámara de Llanza, del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela; Guillermo Schoendorff Rodríguez, de los hospitales universitarios Sanitas La Moraleja y Sanitas La Zarzuela y miembro de Sanitas Dental; y Juan Manuel Ortiz Carranza, presidente de AMAC.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.