Imprimir esta página
Profesionales Por S. A. D. Lunes, 13 Septiembre 2021 12:44
día mundial

La Sociedad Española de Quimioterapia presenta un documento de recomendaciones para pacientes con sepsis

En España se registran unos 50.000 casos al año, aunque podría ser una cifra 4 o 5 veces inferior a la real

Vote este artículo
(0 votos)
Rueda de prensa de presentación de la guía de actuación frente a la sepsis. Rueda de prensa de presentación de la guía de actuación frente a la sepsis.

La sepsis es una respuesta anormal del organismo ante una infección que desencadena una inflamación generalizada y daños multiorgánicos en los pacientes que la sufren. En los casos más graves, puede provocar fallos irreversibles en órganos como los pulmones, el hígado o los riñones y, en última instancia, el fallecimiento del paciente.

En España, se calcula que unas 17.000 personas mueren al año por este problema que supone un enorme desafío para la atención hospitalaria debido al envejecimiento de la población y el incremento de las resistencias antibacterianas.

Hoy, Día Mundial de la Sepsis, la Sociedad Española de Quimioterapia (SEQ) presenta el documento Recomendaciones para la elección del tratamiento antibiótico del paciente con sepsis, dirigido a profesionales sanitarios y que tiene como objetivo señalar los factores de riesgo, la importancia de un diagnóstico y tratamiento precoz y acelerar su detección en los hospitales para reducir las elevadas tasas de mortalidad por sepsis.

Como señala el Dr. José Barberán, presidente de la SEQ y jefe de Servicio de Medicina Interna Hospital Universitario HM Montepríncipe de Madrid, “la sepsis se define por la presencia en un paciente infectado del fracaso de al menos dos órganos, motivado por una respuesta inadecuada del organismo a la propia infección y que conlleva un aumento significativo de la mortalidad frente a los pacientes infectados sin sepsis”. Reconocer la sepsis rápidamente, identificar a los pacientes con mayor riesgo de desarrollarla y actuar rápida y adecuadamente, son los tres elementos clave para abordar este problema.

El Dr. Marcio Borges, coordinador de la Unidad Multidisciplinar Sepsis-UCI del Hospital Universitari Son Llatzer de Palma de Mallorca, calcula que en España se registran al año unos 50.000 casos de sepsis, “aunque sabemos que esta cifra está infraestimada, y podrían ser al menos 4-5 veces más”. Este infradiagnóstico se debe a que la codificación de los casos de sepsis y shock séptico es muy deficitaria en España y en todo el mundo; incluso en EEUU, señala, “el país que clásicamente mejor codifica la sepsis, se valora por estudios bien diseñados que no codifican bien más de la mitad real de casos”.

“Tampoco en toda Europa tenemos cifras fiables. Aunque en España estamos en el entorno de países similares al nuestro, con unos 1-5 casos por cada 100.000 habitantes/día (como Portugal, Italia, Grecia, Francia o Alemania, así como los de norte como Noruega, Suecia...). También sabemos que los países en desarrollo tienen cifras de sepsis mucho mayores, con tasas más elevadas de sepsis infantil y puerperales, que aquí son mucho menos frecuentes”.

Factores de riesgo y detección temprana

Factores como las comorbilidades previas del paciente, su edad, la gravedad de la infección o los microorganismos que la causan, pueden empeorar el pronóstico de la sepsis. Como explica el presidente de la SEQ, “ciertos agentes como estafilococos aureus, enterobacterias, pseudomonas aeruginosa y candidas tienen más probabilidades de desencadenar una sepsis”.

En este sentido, el Dr. Álex Soriano, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, recuerda que “especialmente en el ámbito de las infecciones hospitalarias se está observando un incremento de bacterias gramnegativas resistentes”. Y ha destacado la importancia de la guía que se acaba de presentar “para facilitar el uso de antibióticos de amplio espectro y garantizar el correcto tratamiento del paciente, sin correr el riesgo de abusar inadecuadamente de este recurso”.

El Dr. Soriano remarca que la guía, “además de los criterios bien establecidos de sepsis y shock séptico, hace hincapié en los pacientes frágiles con riesgo de desarrollar una sepsis en las próximas horas, si no se acierta con el antibiótico”.

Origen comunitario

Se calcula que en España, un 60-70% de los casos de sepsis son de origen comunitario, un 20-25% nosocomial y solamente un 2-3% son originados en las unidades de críticos. Y como señala el Dr. Borges, prácticamente todos los profesionales sanitarios, hospitalarios y extrahospitalarios, intervienen de una manera u otra en el manejo de la sepsis: médicos de urgencias, intensivistas, internistas, cirujanos y todo el personal de enfermería actuarán directamente con estos pacientes; junto con microbiólogos, farmacéuticos o radiólogos que también dan soporte diagnóstico y finalmente los gestores, cuyo papel es clave en la atención integral del enfermo séptico

Para tratar de poner coto a la sepsis, mejorar el manejo de estos pacientes y reducir el coste sanitario asociado, la Sociedad Española de Quimioterapia defiende la importancia de la puesta en marcha a nivel nacional del llamado código sepsis, similar a los protocolos de atención a ictus o infartos. Se trata de un procedimiento sistemático de atención integral: detección temprana, diagnóstico precoz de las causas, tratamiento adecuado y precoz, adecuación de recursos, cuantificación del problema, adecuación según los indicadores de calidad del manejo... “Para ello hay que desarrollar herramientas asistenciales, de gestión, difusión y un estricto sistema educacional para ponerlo en marcha”, destaca el especialista; “porque múltiples experiencias tanto a nivel de hospitales, regiones y países, han demostrado que estos programas o códigos sepsis disminuyen la mortalidad, la duración de la estancia hospitalaria y los costes asociados a la sepsis”.

Unos costes que según algunos estudios puede llegar a ser de unos 17.000-22.000 € por episodio en Europa (y hasta de 30.000 $ en el caso de EEUU). Los especialistas recuerdan que estamos ante un problema de salud pública, frente al que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y 170 países firmaron ya en 2017 una resolución con el objetivo de mejorar la atención y la creación de programas adaptados a cada región y país, para intentar paliar la elevada morbi-mortalidad por sepsis en el mundo.

 

Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Para encontrar más información, sigue el siguiente enlace Política de cookies.